Chispas | A DOS AÑOS DE LAS ELECCIONES (2 de 3) - Chispas

PLD: EL EJERCICIO POLÍTICO COLECTIVO

Las elecciones son para los partidos políticos, el examen a que se someten periódicamente para determinar si hicieron sus deberes en el espacio de tiempo ínter-electoral, y así cumplir con las funciones que les asigna la democracia como vehículos de expresión popular.
Esto quiere decir, que los periodos entre elecciones, deben ser aprovechados para realizar un balance del papel, exitoso o no, que realizaron en el proceso electoral pasado, adaptar sus propuestas a la realidad cambiante del país, renovar sus estructuras y proveer espacios a las nuevas generaciones, siendo creativos en la integración para la participación colectiva.
El único, de los grandes partidos del país, que ha aprovechado este periodo para agregar, no renovar, sus estructuras de dirección, ha sido el Partido de la Liberación Dominicana, que además se ha trazado una serie de metas, contenidas en los resultados del Congreso Norge Botello, hoja de ruta hacia su modernización.
El secreto del éxito del PLD en los torneos electorales que se han realizado desde 1996 hasta la fecha, ha sido la capacidad de construir una dirección colectiva donde se discutan los temas y se respetan las decisiones.
Para las próximas elecciones, a nuestro juicio, el PLD se enfrenta a una encrucijada que lo podría llevar por uno de tres caminos principales, aunque lo que se conozca en este momento es la existencia de varias propuestas secundarias.
Posibles candidatos del PLD para las elecciones del 2016:

Danilo Medina
A favor:
Camino a sus dos años de gobierno mantiene una alta tasa de aprobación de parte de la población dominicana, lo que tendría que plantear la posibilidad de una renovación de su mandato.
Ha establecido una forma horizontal de gobierno que es inédita, la cual ha sido muy efectiva para proyectar una cercanía personal con los electores.
La paciencia que caracteriza al político de experiencia, lo ha hecho librarse de los temas conflictivos de manera magistral, lo que, hasta ahora, lo hace inmune a las críticas destructivas que caracteriza el ejercicio político en el país.
Se mantiene fiel a sus promesas electorales de campaña, lo que ha hecho aumentar su credibilidad en amplios sectores de la población.
En contra:
La Constitución dominicana prohibe la reelección consecutiva, por lo que un proyecto de modificación tendría que partir de una decisión colectiva del PLD, y el apoyo de otras fuerzas dentro del Congreso.
Presentarse nueva vez, podría desencadenar tensiones a lo interno de su partido, lo que abriría las puertas a deserciones y una consecuente disminución de su capacidad de maniobra para las elecciones.
Una decisión personal de este tipo, sería contradecir posiciones mantenidas en el pasado, y esto equivaldría a romper la coherencia de pensamiento que ha caracterizado al actual Presidente en toda su carrera política.

Margarita Cedeño de Fernández
A favor:
Es la segunda figura de la nación y por lo tanto receptora de lo bueno y lo malo que haga el actual gobierno, hasta ahora, se mantiene con una muy alta aprobación pública.
Surge como figura política por su trabajo social, no desde las estructuras formales del PLD, por lo que representa la renovación generacional que pide la mayoría de los dominicanos.
Es el vinculo entre los líderes principales del PLD, Leonel y Danilo son quienes han patrocinado su ascenso vertiginoso en la actividad política;  Leonel sosteniéndose en ella y su intenso trabajo social para llegar a los grupos marginados, y Danilo escogiéndola como compañera de boleta y dándole la responsabilidad de encabezar el gabinete de políticas sociales del actual gobierno.
Tiene un ejercito propio de familias, especialmente mujeres, que ya votaron por ella en las pasadas elecciones.
En una elección interna sin la participación de Leonel y Danilo, sin dudas es la figura mas conocida, recuérdese que el padrón del PLD contiene mas de dos millones de militantes, por lo que la popularidad general sobrepasa a lo que sería la estructural.
En contra:
Es todavía resistida por una parte importante de la dirección histórica del PLD, que cuestiona su presencia como figura política de primer orden.
Sus fuerzas, al tener un origen social, no necesariamente pueden ser cuantificadas dentro de la estructura del PLD, y se suman y restan junto con las simpatías por Leonel y Danilo.
Su pre-candidatura es dependiente de la decisión de Leonel de presentarse o no, por lo que tendrá que esperar una decisión, que no es personal, para definir el camino a seguir.
El discurso que ha desarrollado en sus años de crecimiento no es en esencia político partidario, por lo que todavía necesita construir un perfil propio de propuestas generales para los diversos sectores de la nación.

Leonel Fernández
A favor:
Ha sido Presidente Constitucional en tres ocasiones diferentes, lo que lo hace la figura política mas conocida de parte del electorado.
Haber sido Presidente le otorga una ventaja comparativa frente a los demás aspirantes, en caso de que decida presentarse, no tiene competencia interna.
Se ha mantenido como el líder del PLD en esta etapa histórica, evitando entrar en confrontaciones y manteniéndose como el arbitro de las luchas internas.
Es poseedor del discurso politico mas terminado del país, de un indudable carisma y apoyos en amplios sectores de la población.
Tiene una obra de gobierno material que puede exhibir como logros de sus gobiernos, ademas de haber construido la plataforma institucional de modernización para funcionamiento del Estado.
En caso de que decida presentar su nombre como candidato del PLD, a nuestro juicio, se producirá un consenso intra-partidario, lo que garantiza la unidad electoral que ha caracterizado a ese partido.
Hasta ahora está invicto en todos los procesos electorales en que ha participado con su nombre en la boleta, demostrando su experiencia como candidato y capacidades para realizar campañas exitosas. 
En contra:
Su lado débil ha sido mantener dentro de su entorno a figuras que no han cuidado las formas necesarias en la actividad política, y proyectan una imagen que en nada se corresponde con el líder que dicen seguir.
Un candidato a la Presidencia vende un intangible que se denomina esperanza, la presencia en una campaña electoral de las mismas personas que han estado en el gobierno en varios periodos, disminuye la agregación de nuevos sectores, ya que se podría percibir la ocupación de los espacios políticos y administrativos antes de ganar las elecciones.
Ha sido objeto de una campaña feroz de parte de grupos mediáticos y de poder económico, que sin dudas, se renovarán en medio del proceso electoral.
Su interés por una diversidad de temas, sobretodo en debate en los países desarrollados,  lo hace parecer distante y desconectado de la realidad diaria del pueblo.
La fortaleza de su candidatura, podría provocar la unidad de la oposición en su contra, por lo que necesitaría garantizar el triunfo en la primera vuelta electoral, ya que una disgregación de los votos podría producir una segunda vuelta de resultados impredecibles.
A nuestro juicio el PLD se decantará por una de estas tres opciones electorales, porque son las únicas que garantizan la unidad, que es la divisa principal que ha caracterizado la participación electoral de ese partido.
Para Danilo presentarse nuevamente, necesita el apoyo de Leonel y las fuerzas que este representa dentro del PLD y en el Congreso Nacional.
Para Margarita ser la candidata, tendría que ser sobre la base de un acuerdo de Leonel y Danilo, para dar una salida de consenso y dar espacio al vinculo político que han construido sobre su persona.
Y para Leonel ser candidato, partiría de un acuerdo político con el actual Presidente de la República, el mismo que existió para las elecciones del año 2012, pero al revés.

Leave a Comment