Chispas | ALIBABA Y LOS 40 LADRONES DEL PRD-PRM - Chispas

16_Opinión_16_1p01La semana pasada fue publicado el informe de la misión de monitoreo de la economía dominicana realizada por el Fondo Monetario Internacional en el tercer trimestre de este año 2014.

Los resultados son en su mayoría positivos a pesar de un entorno internacional complicado donde la Unión Europea está creciendo cero y la ralentización del crecimiento de la economía de China ha impactado negativamente en los grandes países latinoamericanos exportadores de materias primas.

Nosotros, un pequeño país del Caribe, seguimos creciendo a ritmo sostenido, inflación controlada, estabilidad cambiaria y un aumento de nuestras reservas internacionales, entre otras buenas noticias incluidas en el informe.

El FMI calcula un crecimiento del PIB de la economía dominicana de un 7% al tercer trimestre de este año, y proyecta que cerraremos el 2014 con un 6%, proyectando entre el 4.5 y 5% de crecimiento para el 2015.

Los sectores que han empujado el PIB hacia arriba nuestra economía han sido principalmente el sector construcción y el sector turismo, cuyos logros deben llenar se satisfacción a las actuales autoridades.

Ahora, también se hicieron varias advertencias sobre los peligros que acechan a nuestro país en materia económica, sobretodo el tema de la deuda total del sector público consolidado que podría colocarse alrededor del 50% del PIB para el próximo año.

Lo curioso de este tema, es que el FMI advierte que este aumento de la deuda está relacionado con dos problemas heredados por la administración del PLD en el 2004.

Es como si los genios de la economía que acompañaron a Hipolito en su gobierno hubieran dejado una bomba de tiempo para terminar el trabajo de destrucción que hicieron en sus cuatro años de ejercicio del ejecutivo.

¿De qué se tratan estos problemas?, pues del aumento del déficit cuasi fiscal del Banco Central y del aumento del déficit del sector eléctrico, lo que ha provocado el aumento de la deuda con los generadores privados.

Es decir, que el FMI no habla de déficit fiscal, ni de los mentirosos 200 mil millones que solo existieron en las cabezas huecas de políticos enganchados a ¨economistas¨ que siguen abusando de la ignorancia de este pueblo usando cifras sin ningún rigor científico. No, de lo único que habla el Fondo, es del aumento de la deuda porque todavía no hemos pagado el ¨hoyo bancario¨ del 2003 y tenemos el problema causado por los ¨acuerdos de Madrid¨, que malograron todo el esquema de capitalización del sector eléctrico dominicano.

En este país hay que dejar bien en claro, que las consecuencias del desgobierno ocioso y corrupto de Hipolito Mejía, llevó al país 20 años detrás en su desarrollo, y que las consecuencias de las locuras cometidas por un individuo incapacitado para gobernar, rodeado de una banda de energúmenos, todavía no nos permite ni siquiera llegar a la situación que teníamos en el año 2000.

Pues según el FMI, los problemas que tenemos con la deuda se derivan de las acciones de Hipolito Mejía y su grupo, que hizo que el Banco Central convirtiera en deuda, el dinero usado para el rescate de sus amigotes que tenían millones en Baninter y otros bancos.

Recuérdese que se dio el mismo trato a los pequeños ahorrantes, a los accionistas y funcionarios y a los multimillonarios, en franca violación de la ley bancaria, que solo garantizaba esos ahorros hasta los 500 mil pesos.

Adivinen ahora quienes están pagando el dinero que se fue en francachelas, el que sacaron en sacos de yute del Baninter para comprar los diputados que aprobaron la modificación que abrió las puertas a la reelección, los viajes y compras de la Pepecard y demás escándalos relacionados con la fiesta irresponsable que duro cuatro años.

Pues ellos bailaron su fiesta, se comieron sus manjares en los apartamentos de la Avenida Anacaona, viajaron por todo el mundo comprando perfumes y todo tipo de chucherías con una tarjeta sin límites, y somos nosotros los contribuyentes, que ni bailamos, ni bebimos, ni viajamos, los que tenemos que pagar los gastos de la fiesta.

Y ni hablar del sector eléctrico, cuando por orden de los mismos que hoy hablan de deuda y problemas económicos, se fueron a Madrid para amarrar los contratos del sector eléctrico por 15 años, una operación oscura apadrinada por el mismo Mejía y su banda, cuyo expediente debe reposar el sueño eterno en algún cajón de la Procuraduría General de la República.

Nunca sabremos si la ley de capitalización del sistema eléctrico nacional junto con la privatización de la distribución eran la solución al problema, porque a los genios del PRD-PRD (que para nosotros es lo mismo), se les ocurrió devolver hacia atrás todo lo que se había avanzado.

Volvieron a estatizar todo, se dice que se embolsillaron enormes sumas con el negocio de la ruptura compra de los contratos de las Edes y ahora, según el FMI, ese es el otro problema que provoca el aumento de la deuda total del gobierno central.

Por lo menos en este momento no tenemos que buscar dinero en el FMI para acuerdos stand-by, ni vivimos al ¨salto de la mata¨ por ¨el cubo¨que le echó el equipo económico prerremeista y perredeista al mismo FMI a principios del 2004.

¿Quién dijo que las equivocaciones de los pueblos no se pagan?, imagínense que nos hubiera pasado si esos genios hubieran vuelto a ganar las elecciones en el 2012, gracias a Dios y al deficit fiscal se les bloqueó el camino y el país pudo salirse del rumbo que lo llevaba debajo de las ruedas de un camión.

Humberto Salazar

Leave a Comment