Chispas | ALLÁ OBAMA SE RÍE, AQUÍ ESE CAÍA PRESO - Chispas

Los Estados Unidos tendrán que ponerse de acuerdo con los pobres países latinoamericanos en lo que deberá ser la política en contra del trafico de drogas, en cuya represión se gastan miles de millones de dólares de nuestros magros presupuestos.
En una visita del Presidente Barack Obama al estado de Colorado, lo que mas resaltó en la prensa internacional, fueron los ofrecimientos a compartir el uso de marihuana, legalizada hace unos meses para uso medicinal y ¨recreativo¨.
Es mas, cuando se presentó a compartir una pizza con unos comensales previamente seleccionados, en un bar de Denver, uno de los que departían en el local, se acercó a Obama y le preguntó si quería compartir un porro de la ¨yerba¨, lo que fue respondido con una carcajada por el mandatario norteamericano.
De todos es conocido que el actual Presidente de los Estados Unidos confesó haber sido parte de un grupo en la escuela secundaria que usaba drogas narcóticas, aunque admitió que fueron errores de juventud y no tenía conciencia del daño que podía estar cometiendo.
Ahora, lo que queremos resaltar de este hecho, es que hace unos días el Presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), anunció que desde el mes de septiembre, los Estados Unidos retiraron la colaboración que prestaban al país para la lucha contra el trafico de drogas.
Es decir, que ahora, es la República Dominicana, que tiene que cargar con sus humildes recursos económicos, a evitar que seamos usados como puente de todo tipo de sustancias narcóticas, que transitan hacia territorio norteamericano, y servirán para satisfacer las insaciables narices y los insatisfechos cerebros de millones de estadounidenses.
Solamente tendríamos que trasladar la situación que provocó esa risotada de Obama, si se hubiera producido en la República Dominicana.
Imaginémonos que en unas de las visitas sorpresa de nuestro Presidente, a algún tunante se le ocurriera ofrecerle algo así a Danilo, simplemente, y con toda razón, la seguridad le hubiera ¨volado arriba¨ en forma inmediata y estaría esperando juicio para ser condenado por posesión de drogas.
En los Estados Unidos por el contrario, Obama se ríe, pero al mismo tiempo nos exige que gastemos nuestro dinerito en evitar que la marihuana llegue a su territorio, y también quiere que compremos lanchas, aviones y helicópteros para protegerlos a ellos, pero ademas que tengamos en nuestras cárceles a los que participan del trafico de la misma marihuana que a el le ofrecieron en ese bar de Denver; eso es insólito o es un intento de tomarnos el pelo.
Definitivamente deberíamos cambiar la mirada y combatir duramente el trafico y micro-trafico  dentro de nuestro territorio, que es el motivo principal de la ola de delincuencia que azota nuestras ciudades y mantiene sobrepobladas nuestras cárceles; y dejar que los Estados Unidos combatan con sus propios medios el transporte de las drogas en las aguas y el espacio aéreo internacionales, puesto que esto es mas su problema que el nuestro.
La risotada de Obama, cuando le ofrecieron marihuana en ese bar de Colorado, es un insulto a los miles de muertos que ha causado la guerra de las drogas en Latinoamérica  lo menos que le hubiéramos pedido, para guardar las apariencias, era poner una cara de reproche y de seriedad, ante una hierba que esta contaminada con la sangre de tantas personas y que se consume tan alegremente, y ahora legalmente, en la sociedad que donde el, Obama, es el primer mandatario. 

Humberto Salazar

Leave a Comment