Chispas | EL AUTOBUS VERDE CHOCÓ EN CONTRA DE UNA PARED: LA INSTITUCIONALIDAD - Chispas

Lo bueno de un transporte colectivo es que en el caben todos los que tienen la necesidad de transportarse de un lugar a otro por una ruta predeterminada y, claro, tienen el importe del boleto que siempre tendrá un precio predeterminado.

Eso significa que personas de las opiniones mas diversas, tantas como tendencias existan en una sociedad determinada, pueden subir y bajar a lo largo del camino sin que su ingreso o salida provoquen en modo alguno situaciones que llamen la atención.

Las marchas que han sido convocadas de modo contínuo desde el pasado mes de enero en nuestro país, era lo mas parecido a un autobús donde cabían todos, desde faranduleros en busca de fama, pasando por megadivas pasadas meridiano, hasta políticos resentidos y comunicadores transnochados.

Es decir, la mas amplia gama de figuras en busca de reconocimiento público se engancharon a la guagua de la ¨lucha contra la impunidad¨, en la mayoría de los casos acicateadas por un masivo uso de las redes sociales.

No tenemos ninguna duda de que en una parte importante de la población dominicana, existe una clara tendencia a exigir, como esta ocurriendo en otras latitudes, a través de los medios no tradicionales de comunicación una mayor transparencia en el uso de los recursos del estado por parte de los políticos que detentan el poder.

Los escándalos de manejos oscuros o tráfico de influencias por parte de los poderosos, se suceden a diario a lo largo y ancho de un sistema político, que como la democracia liberal, busca adaptarse a un mundo donde es muy difícil esconderse de la luz que despiden las miles de millones de linternas del mundo mas conectado que haya existido jamas.

En el recién asumido gobierno de Francia, para poner uno de los ejemplos mas recientes, Emanuel Macron que no cumple sus primeros cien días, tuvo que reestructurar su gabinete y aceptar las renuncias de las ministras de defensa y asuntos europeos, Sylvie Goulart y Marielle de Sarnez, porque ambas están siendo investigadas por temas de corrupción.

En la República Dominicana entonces, como parte de esta ola de cuestionamientos que se viene haciendo en todas partes en contra de los políticos tradicionales, no podíamos escapar a esta tendencia mundial, y se produjo un movimiento ciudadano que, como en un transporte colectivo, acogía a todos los que cupieran.

Es mas, en un momento determinado hasta el mismo Presidente de la República Danilo Medina en su mensaje al Congreso Nacional el pasado 27 de febrero elogió las preocupaciones de los ciudadanos que marchaban pidiendo transparencia y hasta se subió en la misma guagua cuando dijo: ¨Oíganme bien. El primer abanderado de la lucha contra la impunidad soy yo. Lo afirmo con mis palabras y lo voy a seguir confirmando con mis acciones¨.

Hasta aquí todo iba bien, una parte de la ciudadanía marchaba, las acciones del ministerio público y los jueces comenzaban a dar frutos enviando a personas señaladas como partícipes en actos de corrupción a juicio, es decir, parecía que la movilización ciudadana había logrado presionar en forma suficiente para llevar a la cárcel a algunos nombres sonoros.

Solo que la ambición política siempre fue la gasolina que movió el autobús de los que a viva voz decían que luchaban en contra de la impunidad y por mayor transparencia en el uso de los recursos públicos mientras su intención verdadera era provocar un estado de inestabilidad social que produjera una sustitución por la puerta de atrás de un gobierno electo por la mayoría del pueblo dominicano.

Las verdaderas intenciones de los que manejaban el autobús pintado de verde, se transparentaron con el documento, que firmaron la mayoría de los que iban dentro, pidiendo la ruptura del orden constitucional que nos hemos dado como sistema político los dominicanos desde hace mas de 50 años, es decir, piden directamente que volvamos a la situación de provisionalidad que tenían los gobiernos de la República Dominicana de los comienzos de la década de los 60.

A un sistema político como el nuestro, uno de los mas estables de América Latina, que ha podido sortear todos los vendavales que caracterizan un sub-continente donde ha habido una variedad de gobiernos autoritarios de todo color y calibre, los inspirados conductores de las marchas mensuales quieren llevarnos a épocas que ya son parte de la historia y que no quisiéramos vivir nunca mas.

No es cierto, y así lo afirma el estado de cosas en que vivimos y la solidez de nuestras instituciones publicas y privadas, que el sistema democrático en la República Dominicana ha llegado a deteriorarse de un modo tal que tenemos que apostar a aventuras e inventos como un denominado ¨gobierno provisional¨ semejante al que nos dimos con el llamado Consejo de Estado después de la muerte de Trujillo.

Tampoco es verdad que necesitamos apolíticos, personas prestantes, figuras puras, hombres y mujeres ¨no contaminados¨, es decir, innominados, sin nombre, tal como lo pide el documento de los ¨intelectuales y notables¨, que imaginamos algunos de ellos se vieron mandado en el Palacio Nacional a partir de las ilusiones que les provocó la firma de algo que creían iba a remecer las bases de la institucionalidad de la república.

Solo que parece que el llamado a las ruptura del orden constitucional e institucional parece haber sido el choque frontal contra una pared del colectivo pintado de verde, porque la reacción de la sociedad como un todo ha sido el repudio a una acción como esta, que lo único que hizo fue quitar la careta de las intenciones mal sanas de un grupo de personas que no se adaptan a la idea de que perdieron las elecciones pasadas y hay que esperar las próximas ver si pueden ganarlas con las reglas que da la democracia.

A ver ahora el camino que seguirán los que soñaban con desestabilizar el país, nos imaginamos que después del choque trataran de llevar su guagua a desabollarla, lo que nos dará un poco de paz y ayudará a que reflexionemos sobre la impertinencia de consignas milagrosas y soluciones inmediatistas a un problema global que se denomina corrupción y que es motivo de preocupación por el gobierno dominicano.

Lo que debemos entre todos es exigir que el Presidente Medina cumpla con su palabra de que ¨No existen vacas sagradas en este gobierno. Ni existirán fuera de el mientras yo sea el Presidente de la República¨.

Si alguien tiene dudas de que esta cumpliendo, solo tiene que ver la lista de los que están en Najayo en prisión preventiva.

Artículos relacionados

LA OPOSICIÓN SE COCINÓ EN SU INVENTO DEPENDIENDO D...
views 796
Con la publicación en el día de ayer de las declaraciones bajo juramento de Joao Santana y su esposa y socia Monica Moura frente a los jueces del Trib...
EL MODELO DEL PRM Y LEONARDO FAÑA: CONTRABANDO Y T...
views 791
Para encontrar quien es y a que se dedica el señor Leonardo Faña, aparte claro de ser vocero de un llamado Frente Agropecuario del Partido Revoluciona...
EL PLD NO VA A DISCUTIR ESE TEMA EN ESTA MESA: REI...
views 73
Uno de los fundamentos de la democracia liberal, ese sistema político imperfecto pero mejor que cualquier dictadura, es el ejercicio de la soberanía p...
¿DIALOGO? PARECE QUE QUIQUE ANTUN ¨EL GALLERO¨ AND...
views 132
Parece que Quique ¨el gallero¨ Antún estaba fuera del país, nos imaginamos atendiendo sus asuntos personales, pues sus cartas públicas dadas a conocer...

Humberto Salazar

1 Comment

    • fontanero

      Yo no estoy en linea con lo aqui escrito, pienso sinceramente que hay muchos factores que no han podido ser tomados en cuenta. Pero valoro mucho vuestra opinion, es un buen articulo.
      Saludos

      reply

Leave a Comment