Chispas | BACHELET Y EL PROGRESISMO LATINOAMERICANO - Chispas

Al cumplirse los primeros cien días de su mandato, la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, resume lo que ha sido el cumplimiento de su programa de gobierno que podríamos denominar progresista y racional.
Decimos esto, porque el populismo irracional de los gobiernos de corte izquierdista en Latinoamérica, deberían escuchar atentamente a la Presidenta de la democracia mas exitosa de nuestro sub- continente.
La base política de Michelle Bachelet esta conformada siete organizaciones de distinta extracción ideológica, las cuáles asumieron el pragmatismo para construir un gran acuerdo político.
Fuerzas que van desde el falangismo de la Democracia Cristiana, pasando por el Partido Comunista, que llega al gobierno por primera vez desde la muerte de Salvador Allende, e incluye a diversas ramas de partidos socialistas.
En Chile, se realizó una campaña electoral inédita, donde la coalición de partidos que resultó ganadora en la primera vuelta electoral, fundamentó su campaña en una reforma fiscal, como salida a la desigualdad, que como en el resto de América Latina, es el principal problema de esa nación sudamericana.
Esta reforma, que ya está en su fase final de aprobación, en su esencia plantea: ¨que paguen mas los que mas tienen¨, y que los recursos que ingresen por estos impuestos que pagarán los de mayores ingresos, se invertirán en una reforma educativa, que garantice la calidad de la educación pública y la gratuidad de la docencia universitaria.
Es decir, la redistribución de los ingresos se realizará con el objetivo principal de mejorar la calidad y los contenidos de todo el sistema educativo, así como proveer a los mas pobres del acceso a la docencia universitaria de calidad, que todos sabemos que es de alto costo en todas partes del mundo.
Este novedoso planteamiento busca disminuir la desigualdad a través de un sistema educativo incluyente de altísima calidad para todos los chilenos, no importando el nivel de ingresos de sus familias.
Además de esto, Michelle, se plantea la despenalización del aborto para casos muy específicos: inviabilidad del feto, peligro de la vida de la madre y violación.
Este es uno de los temas mas controversiales con que se enfrenta la Presidenta, sin embargo, su condición de mujer y madre, la ayuda a  sustentar una posición que es parte de los programas de los partidos progresistas europeos y que merece ser discutida de una forma franca y abierta alejada de prejuicios religiosos.
El tema político en nuestros países esta mas que alejado del maniqueísmo de izquierdas y derechas, hay gobiernos que se llaman de izquierdas, que han sido un fracaso absoluto: Venezuela, Cuba, Argentina; mientras a otros que se tilda de derecha,  han llevado a sus pueblos a la estabilidad y el progreso, Colombia es un buen ejemplo.
El gobierno de Chile ni es de izquierdas ni es de derechas, lo podríamos definir como de una linea progresista que avanza en varios países de Latinoamérica, incluyendo a la República Dominicana.
Por eso, cuando le preguntan a Michelle si, como dicen algunos, se siente mas de izquierda que en su primer mandato, responde: ¨no he vuelto ni mas roja ni verde, pero talvez poniendo mucho mas en el centro, más que los colores, los temas de los ciudadanos. La desigualdad es nuestro gran enemigo. Y ese es mi norte fundamental¨.

P.D. Las citas de la entrevista de Michelle Bachelet fueron tomadas de su entrevista para el periódico El Pais de España.

Leave a Comment