Chispas | BALAGUER Y LOS DESAFÍOS AL PODER (LORA, FERNANDITO, PEYNADO) - Chispas

El exponente por excelencia del ejercicio del poder en la República Dominicana lo es sin dudas el Presidente Joaquín Balaguer, quien no solo ostenta el récord de haber gobernado 22 años con el favor del voto popular, sino que estuvo vinculado desde su juventud a espacios de poder que lo convirtieron en todo un maestro del tema.

Por eso, los que somos todavía sus seguidores y lo veneramos y recordamos con cariño y respeto, siempre pensamos cual sería su actitud y decisión ante cualquier situación en que el buen juicio y la sapiencia, que se racionalizan a través del pensamiento lógico, se deben imponer frente a la temeridad que muchas veces acompaña a los que se dejan dominar por la pasión y los sentimientos irracionales.

Tres historias vamos a recordar de Balaguer, de personajes históricos que violaron una máxima que debe ser recordada por todos los que de un modo u otro han asumido la actividad política, donde es natural la confrontación e interdicción, y es que el poder puede ser combatido, enfrentado y cuestionado de mil maneras, pero nunca se debe cruzar la barrera infranqueable del desafío.

El verbo desafiar, según reza el diccionario, significa, ¨incitar a una persona a medir la fuerza física o de otra índole con ella¨, lo que traducido significa ¨retar, provocar, enfrentar, amenazar y hasta chantajear¨, en este caso a quien tiene el poder, otorgado por el voto popular, y tratar de vencerlo usando todo tipo de medios, lícitos o no, lo que sin dudas provocará una reacción, de acuerdo a la tercera ley de Newton (a cada acción siempre se opone una reacción) de quien ostenta el poder.

Francisco Augusto Lora

Cuando Joaquín Balaguer se le impuso a las fuerzas oligárquicas y los invasores estadounidenses en 1965 y volvió al país, muchos no saben que vio a ver a su madre enferma con un permiso temporal y se negó a abandonar el territorio nacional cuando se le quiso obligar a marcharse, ya el Partido Reformista estaba construido y quien fue el responsable de su organización lo fue Francisco Augusto Lora.

Este era un prestante hombre de Santiago, reconocido por su seriedad y buen nombre, al presentarse el coyuntura de la candidatura de Balaguer en las elecciones de 1966, Lora fue su compañero de boleta y al ganar el reformismo este torneo electoral, se convirtió en vicepresidente de la República acompañando quien comenzaría un periodo ininterrumpido de 12 años de gobierno, aunque en ese momento nadie daba un centavo por la permanencia y estabilidad de ese gobierno.

Pues desde el primer momento de este convulso periodo de gobierno, donde incluso se celebraron elecciones municipales de medio termino en el año 1968, Lora comenzó una campaña de promoción y organización de equipos a su alrededor con el objetivo de desafiar a Balaguer, con el argumento de que este le había prometido retirarse de la presidencia al termino del periodo y apoyarlo como candidato en las elecciones de 1970.

Francisco Augusto Lora cometió el error de desafiar el poder que tenía Balaguer en los grandes bolsones de votos de la zona rural, donde su nombre era venerado casi como una deidad, y el entonces presidente ni corto ni perezoso, mando a fundar un movimiento de jóvenes encabezado por una estrella en ascenso llamado Victor Gomez Bergés, como partido paralelo al reformismo y seguro de vida política.

A pesar de que muchos nombres sonoros se fueron a apoyar a Lora, al final Balaguer aceptó el desafío, se quedó con el reformismo, fue su candidato hasta la hora de su muerte y el que fuera su vicepresidente fundó un partido antireeleccionista, el Movimiento de Integración Democrática, se presentó como candidato en cuatro ocasiones diferentes y terminó su vida y su carrera política en una oficina sin funciones del Palacio Nacional, nombrado por el mismo Balaguer como secretario de estado sin cartera.

Fernando Alvarez Bogaert

Otro que se atrevió a desafiar el poder y creyó que podría vencerlo, fue Fernando Alvarez Bogaert, uno de los jóvenes reformistas favorecidos por la decisión del líder del partido cuando con solo 25 años de edad fue designado como Secretario de Agricultura y posteriormente director de lo que se denominaba ¨columna vertebral de la economía dominicana¨ en la década de los 60 y 70, el emporio azucarero llamado Consejo Estatal del Azúcar.

Al salir del poder el reformismo en 1978, asumió el papel que había tenido Lora en la década anterior, y se dedicó en cuerpo y alma a reorganizar el Partido Reformista, que posteriormente sería convertido en Reformista Social Cristiano, con Balaguer ausente y evidentes signos de ceguera, no fueron pocos quienes vieron a Fernando Alvarez como la solución a lo que parecía una cercana desaparición física de quien fuera líder y fundador del reformismo.

Al volver Balaguer, Fernandito, como le llamaban sus amigos y adversarios, cometió el error de desafiar al poder, no ya de un presidente en ejercicio, sino del encanto y prevalencia que tenia el presidente del reformismo sobre las masas populares que seguían su figura a través de ese partido, mas que eso, en una accidentada asamblea en 1982, usó el poder que ya tenía en la estructura política del PRSC para imponerse como candidato a la vicepresidencia y así convertirse a la fuerza en el heredero político del ya anciano líder.

Los resultados estén escritos en la historia reciente de la política dominicana, Balaguer se negó incluso a hacer campaña con Alvarez Bogaert y el reformismo perdió las elecciones en 1982, el desafío continuó después de este proceso electoral y tampoco fue escogido como candidato en las elecciones de 1986, cuando intentó enfrentar a un anciano ciego y con debilidades físicas, pero que no perdonó el violación a la regla no escrita de la política de que el poder no se desafía.

El pulso entre los dos terminó en 1993, cuando Fernando Alvarez tuvo que renunciar a su membresía del PRSC, a pesar de que intentó de nuevo vencer a Balaguer, y tuvo que irse como presidente de un minúsculo partido llamado de la Unidad Democrática junto a sus seguidores, y terminó como candidato a la vicepresidencia de José Francisco Peña Gómez, decisión que probablemente le costó la llegada al poder del PRD y su líder de entonces, porque no era verdad que Balaguer se iba a dejar vencer por quien lo había desafiado por años.

Jacinto Peynado

El tercer ejemplo de alguien que desafió el poder de Balaguer es el de Jacinto Peynado, un empresario de enorme poder económico y miembro de una de las familias tradicionales de la oligarquía dominicana, quien llegó al Partido Reformista de las manos de los movimientos social cristianos que se adhirieron a esa organización entre 1993 al 1994, aunque en realidad su vinculo con esa organización y su líder Balaguer ya era estrecho, porque su padre Enrique Peynado era en esos años tesorero de ese partido.

Peynado, un triunfador en el mundo de los negocios, entró por la puerta grande a la política al vencer de forma inmediata en la principal plaza que dominaba el adversario tradicional del reformismo, la capital dominicana, y esto de forma casi inmediata lo catapultó a una proyección política nacional.

Una labor persistente y sistematica a nivel social en barrios donde todos los reformistas habían fracasado en su intento de socavar las bases del PRD, lo llevaron a convertirse en la segunda figura mas importante de ese partido y al mismo tiempo a llevar sus aspiraciones, después de ser reelecto, al nivel de compañero de boleta de Joaquín Balaguer para las elecciones de 1994, lo que logró al ser la figura que mas aportaba en términos reales en calidad de votos al anciano líder reformista.

Solo que su temperamento no era ser segundo de nadie, la vicepresidencia es uno de los cargos mas difíciles para cualquier político porque solo un pasillo de aproximadamente 300 metros lo separan de donde verdaderamente se toman las grandes decisiones de Estado, lo llevó casi de inmediato a una guerra de guerrillas con el circulo intimo de Balaguer, a quien bautizó y popularizó con el sobrenombre del ¨anillo palaciego¨.

La misma candidatura a la vicepresidencia fue un desafío al líder del PRSC, el que escribe fue testigo y actor de todos estos hechos, porque Balaguer lo que le ofreció fue la candidatura a sindico de la capital, la que rechazó porque el, Peynado, decía que su misión en la política no era ¨recoger basura¨, labor que parecía la única realizaban los que encabezaban los ayuntamientos del país.

De la vicepresidencia, ante el impedimento de la reelección impuesto por la reforma constitucional de 1994, Peynado disputó y ganó la candidatura presidencial para las elecciones de 1996, desafiando a Balaguer, quien en forma evidente buscó todo tipo de alternativas para impedir que accediera a la representación de su partido como candidato y posteriormente desafió nueva vez al líder reformista desoyendo su parecer de que debía escoger a Carlos Morales como su candidato a la vicepresidencia para unir al partido.

Los resultados son tan recientes que basta enumerarlos, Balaguer hizo un acuerdo tácito con los peledeistas, quitó toda ayuda financiera a la campaña de Peynado, no asistió a movilizaciones claves como la de San Cristobal, solo participó junto al candidato de su partido en tres actividades de campaña y no bastó jurar por la Virgen de la Altagracia en Higuey, pues ni siquiera fue a votar en la primera vuelta de las elecciones de 1996.

Es decir, el desafío terminó con Peynado, que era la esperanza de los mas jóvenes del partido derrotado y exiliado para siempre del circulo intimo de Balaguer, nunca mas se convirtió en un candidato con posibilidades reales de llegar al poder, con el PLD engrandecido e inflado por las masas que siguieron al viejo líder reformista y convertido en el partido hegemónico de principios de siglo XXI en la República Dominicana.

…el poder no se desafía…

Parece que a algunos hay que recordarles que el poder no se desafía, y esto es valido para todos los políticos dominicanos, por eso han fracasado grandes nombres de la política nacional, de esa casa donde vivía Balaguer, llamada por muchos ¨la casa de los trucos¨ porque fue sede del poder político del país por varias décadas, en mi caso aprendí que ¨al poder se le teme y se le respeta, se negocia con el salida a problemas y situaciones, pero es un terrible error desafiarlo¨.

Al que le sirva el sombrero que se lo ponga.

Artículos relacionados

Y SI SE CAE UNA VIGA Y DONALD TRUMP GANARA LAS ELE...
views 81
En la noche de ayer el mundo político de los Estados Unidos estuvo atento al primer debate entre los candidatos a la presidencia por el Partido Republ...
UN ABRAZO, UNAS PRIMARIAS Y EL CENTRALISMO DEMOCRA...
views 21
En esta República Dominicana de nuestros sueños y esperanzas no hay dudas de que los decires y rumores son parte de nuestra idiosincrasia, esto porque...
BIENVENIDO AL MUNDO REAL SEÑOR DONALD TRUMP
views 135
Nadie sabe lo que tiene hasta que no lo pierde y esto se va a pagar en las urnas si los miembros de la cámara de representantes republicanos se atreve...
LA NECESIDAD DE REPLANTEARNOS LA FORMA DE HACER ¨P...
views 100
Ademas de una ley de partidos políticos y una ley electoral, en la República Dominicana tendremos que replantearnos el porque y para que existen nue...

Humberto Salazar

Leave a Comment