Chispas | CARLOS MORALES: SE RETIRA INVICTO - Chispas

La asamblea del Partido Reformista Social Cristiano realizada el día de ayer, fue un ejemplo de la perseverancia y sapiencia de Carlos Morales, quien por razones personales decidió no presentarse a la reelección en esa organización política.
Recordamos perfectamente hace poco mas de cuatro años, cuando a Don Carlos le fue entregado, sin el quererlo, un regalo envenenado envuelto en un papel colorado.
Una presidencia sin poder ninguno, estatutos ¨truqueados¨ para poner en manos de ¨organismos¨ inflados las decisiones importantes del PRSC, cargos claves ocupados por analfabetos funcionales y todo un circo que impidió la realización del trabajo de organización que requería ese partido político para relanzarse y tener oportunidad de crecer.
Hay que recordar, que la entrega de la presidencia del partido fue precedida de la debacle electoral del año 2008, cuando obtuvo menos del 5% de los votos, y por lo tanto la pérdida del financiamiento privilegiado de parte de la Junta Central Electoral.
Todo estuvo friamente calculado para que el fracaso fuera el destino de un hombre, que como Carlos Morales, había sido un triunfador en todas las actividades que, hasta ese momento, había asumido en su vida.

LA OLLA DE GRILLOS

Recordamos perfectamente las primeras reuniones de Don Carlos al frente del partido, un grupo vociferante, agresivo, sin ningún tipo de disciplina ni educación, gritaba a voz en cuello ante cada propuesta o sugerencia del presidente.
En un momento, los que apoyamos militantemente el proceso de reunificación, tuvimos dudas de si habíamos tomado el camino correcto al convencer a Morales de la desintegración del Consejo Presidencial Reformista y el reingreso al PRSC.
Habíamos salido hacia ya 8 años, mejor dicho habíamos sido expulsados por nuestro apoyo a Leonel Fernández y el PLD en el 2004, parecía que solo serviríamos de puente para el acceso a cargos de gobierno derivados del triunfo del 2008.
Las reuniones de los llamados organismos del PRSC eran una comedia difícil de entender: por un lado los aliados al PLD éramos el enemigo a vencer, mientras por el otro, todos querían ser integrados al gobierno de Leonel.
Ese era el escenario que enfrentaba Carlos Morales como presidente del PRSC, un partido, donde las reuniones debían ser precedidas por medidas de seguridad parecidas a las que toman los capos para realizar las cumbres del crimen organizado.

DOS STRIKES SEGUIDOS

El pensamiento disperso caracteriza a los que viven y trabajan para lo inmediato, la incapacidad, por falta de visión de largo plazo, les impide mirar lo que algunos llaman el ¨mas allá de la curva¨, el hoy y el ahora es su consigna.
Los que poseen pensamiento estructurado; por estudios, sentido común o la suma de ambos, tienen la virtud de entender los temas en cascada hacia el futuro, pudiendo prever las consecuencias de sus actos.
Durante los 4 años de presidencia de Carlos Morales al frente del PRSC, las fuerzas internas y externas tuvieron que hacer frente al pensamiento estructurado de un hombre que ademas posee la virtud de la paciencia e inteligencia.´
Para lanzarle el primer strike a los adversarios les sirvió la curva de las aspiraciones personales, elecciones de medio término, juego personal y local, cero financiamiento; la necesidad de alianza con el PLD era de vida o muerte; los vimos a todos disfrazados de morado.
Unos ganaron, otros perdieron, y los que perdieron senadurías, diputaciones, alcaldías y regidurías en la alianza PLD-PRSC- Bloque Progresista,  corrieron despavoridos a reclamar que los nombraran en el gobierno.
El segundo strike fue una recta en la esquina de adentro; los hipócritas lloraron la consigna ¨camino propio¨ hasta el cansancio, en un esfuerzo por llevar al PRSC a una alianza con Hipólito y su PPH.
El movimiento de Don Carlos fue tan inteligente, que mantuvo a los ¨tigueres¨ tranquilos hasta el último momento, mientras consolidaba una mayoría en la asamblea del partido, único organismo que podía decidir la suerte del PRSC en las elecciones del 2012, que decidió la alianza.
Ante el chantaje del ¨vamos solos¨ y ¨camino propio¨; se impuso la lógica del ¨vamos juntos´, con 22 puntos porcentuales abajo en las encuestas, se logró el apoyo a Danilo y Margarita, saliendo victoriosa la alianza PLD-PRSC en la primera vuelta electoral.

AL CAÑÓN SE LE MOJÓ LA MECHA

El destino hizo coincidir la elección de las nuevas autoridades del PRSC con el diagnóstico sobre Carlos Morales, de una enfermedad que requiere cuidados y tranquilidad.
La actividad política consume las energías de quienes la asumen como su profesión y practica diaria, por lo que, es incompatible un tratamiento intensivo con el campo minado de traiciones y enemistades, que caracteriza esta actividad en la República Dominicana.
Sin embargo, en esta etapa, Don Carlos nunca perdió el control de lo que era su responsabilidad política: impedir que el Partido Reformista cayera en las manos de quienes lo quieren usar como plataforma de relanzamiento de Hipólito Mejía y su PPH.
Con la inteligencia y paciencia que lo caracterizan, Carlos Morales le echó un balde de agua a la mecha del ¨cañón higüeyano¨, que cuando intentaron encenderla en la asamblea del día de ayer, no salió ni humo por tener la pólvora mojada.
La nueva dirección del PRSC, mezcla de viejos y jóvenes, fue el camino que señaló el saliente presidente del partido.
Para que no hubiera dudas de quien tenía y tiene la mayoría de la asamblea, al grupo ¨rosado¨ se les contaron los votos en sus narices y ante sus ojos, la cuantía que tienen a lo interno de esa organización, y como dijo uno de ellos; ¨lo que esta a la vista no necesita espejuelos¨.
El ruido, la vocinglería, el analfabetismo político, el populismo vergonzante, los análisis políticos comprados y, sobretodo el payaso que hizo del PRSC su feudo personal, comprando conciencias y cualquierizando a esa organización política, recibió una derrota contundente.
Al ¨cañón¨, simplemente le cantaron el tercer strike.

Leave a Comment