Chispas | DANILO EN LA FAO: LA REVOLUCIÓN DEL CAMPO - Chispas

Si algo quedó claro en la comparecencia de nuestro Presidente Danilo Medina en la reunión de la Food and Agriculture Organization (FAO) en Roma, en el dia de ayer, es el compromiso que tiene el gobierno con la mejoría de la calidad de vida de la población campesina, y la implementación de políticas sociales que dejen atrás el asistencialísmo degradante, para convertirla en constructora de su propio destino.
Las cifras hablan por si mismas, reveló el Presidente dominicano, que en los primeros 18 meses de gobierno los niveles de pobreza disminuyeron un 6% dentro de la población en general y cuando se particulariza el campo la pobreza disminuyó un 9%, cifras impactantes y que explican en parte la altísima valoración que posee el actual gobierno.
No solamente eso, el discurso hizo hincapié en la diversificación del sector agrícola, donde de solo exportar azúcar, café, cacao y tabaco, la llamada ¨economía de postres¨como la bautizó el Padre José Luis Alemán, también nos hemos convertido en exportadores de productos o tradicionales, todo lo cual representa ya el 21% de las exportaciones totales de la República Dominicana, rompiendo la barrera de los 1,200 millones de dólares al año.
Varios conceptos han movido al Presidente Medina para realizar las visitas que hace cada fin de semana a los productores del campo, entre ellos, la antigua verdad de que el minifundio, es decir la agricultura de subsistencia, es la culpable del circulo de pobreza que se ha mantenido en la zona rural por décadas, lo que convierte a las ciudades en la única salida para los hombres y las mujeres del campo, que a su vez ha contribuido a agrandar los cordones de miseria que existen en nuestra zona urbana.
Para romper este circulo vicioso, el Presidente plantea la asociación de la fuerza laboral del campo, para convertir el esfuerzo individual en un trabajo colectivo, que sea capaz de producir con eficiencia con precios y calidad, que puedan ser competitivos en los mercados nacionales e internacionales.
No solamente esto, sino que garantiza a través de la Banca Solidaria, prestamos a una tasa del 5% anual, que sustituye el famoso 20% mensual que cobra la usura a los mas pobres, de modo que no falten los recursos necesarios para garantizar la producción y, según dijo el Presidente, la tasa de retorno del dinero adeudado es de un 98%, lo que confirma que los pobres son buena paga, cuando no se abusa de ellos.
Pero además, con las cifras manejadas por Danilo, vemos como la eficiencia en el gasto público, puede redituar en forma inmediata con la mejoría de la calidad de vida en cientos de miles de nuestros conciudadanos; hablamos de la creación de mas de 50,000 empleos directos y sobre 127,000 indirectos, con un impacto sobre mas de 500,000 dominicanos que vivían por debajo de la línea de pobreza.
Es decir, solo con el calor y la mano solidaria del gobierno, sin regalar nada, sólo enseñando a los campesinos dominicanos a organizarse y usar los instrumentos de crédito puestos en sus manos en forma eficiente y organizada, se esta produciendo ante nuestros ojos lo que el Presidente dominicano llamó ¨un verdadera revolución¨ en el campo de nuestro país.
Lo cierto es que al escuchar a Danilo hablar ante los embajadores y delegados acreditados en la reunión de la FAO, nos hemos sentido orgullosos del Presidente que tenemos y pensamos que valió la pena todo el esfuerzo hecho para llevarlo a la Presidencia de la República, porque ha demostrado, como dijo múltiples veces en la campaña electoral del año 2012, se había preparado para ser el primer mandatario de la nación y que conocía perfectamente cada cosa que tenía que hacer desde el primer día de gobierno si resultaba electo.
En el tema agrícola, el y su equipo de gobierno, especialmente José Ramón Peralta, Ministro Administrativo de la Presidencia y un productor tradicional del campo dominicano, merecen el reconocimiento que recibieron ayer en la FAO, porque ciertamente en el campo dominicano se está haciendo lo que nunca se ha hecho.

Humberto Salazar

Leave a Comment