Chispas | DANILO MEDINA, LOS VOCIFERANTES Y SU BASE DE APOYO POLÍTICO - Chispas

La excusa de Loma Miranda ha desenmascarado a los farsantes, que desde el inicio del actual periodo gubernamental, se declararon danilístas de ocasión, con el único objetivo de alejar al Presidente de la República de la base social y política que lo llevó al poder.
Era algo extraño escuchar y leer a los que combatieron duramente la opción electoral que encabezó nuestro actual presidente, rasgando sus vestiduras con acciones de constricción y juramentos de lealtad, cuando durante todo el periodo pre-electoral intentaron llevar al país por la senda de la locura que representaba Hipólito Mejía bailando alegremente el ¨Llegó Papá¨.
La meta a alcanzar por los estrategas de estos grupos, mirando mas allá de la curva y con muy buenos e inteligentes asesores, era provocar un cisma en la cúpula del Partido de la Liberación Dominicana, disminuir la potencialidad electoral de ese partido para las elecciones del 2016, construyendo entonces el escenario para provocar su derrota.
Para eso lo primero que intentaron en base a una campaña llena de perversidades, mentiras, calumnias, engaños, llena de todo tipo de maldades dignas de las mentes mas perversas, fue llenar de lodo al ex Presidente Leonel Fernández, quien es a su vez en presidente del PLD, para de algún modo impactar negativamente en las altas tasas de intención de voto que tiene ese partido.
El primer invento fue vender la idea de que un deficit fiscal es un delito, haciendo uso masivo de los medios de comunicación a su alcance, y ayudados por una que otra declaración dejada caer por la ambición sin limites de un funcionario del gobierno, se olvidaron que el tiempo pone cada cosa en su lugar y está harto demostrado que pocos gobiernos del mundo pueden en el día de hoy, mantener el crecimiento económico y vivir presupuestos equilibrados sin entrar en deficit pues significaría atar las manos a los gobernantes.
Cuando eso les fracasó, tuvieron la osadía, de usar a un ex fiscal del Distrito, que todavía se cree que es fiscal, Guillermo Moreno, para llevar una acusación por lavado de activos en contra de una organización educativa sin fines de lucro.
Porque eso es Funglode una fundación, como la que poseen dos los ex-presidentes de los Estados unidos, dedicada a la discusión, formación e investigación de temas sobre la gobernabilidad y la democracia, cuyo objetivo es construir la masa crítica de jóvenes profesionales que se harán cargo de esta nación en el futuro.
Fracasados en sus intenciones, se dedicaron entonces a resaltar la obra de gobierno de Danilo Medina, no sabemos porque no votaron por el en las elecciones del 2012, contrastándola con la de Leonel Fernández, olvidándose de que ambos pertenecen al mismo proyecto de nación que desde el PLD, ha dirigido al país por sendas de progreso y crecimiento económico en los últimos 10 años, y que el gobierno encabezado por Danilo es una continuidad, con sus características propias, del anterior.
Después les tocó tratar de poner a pelear al liderazgo del PLD, por los puestos vacantes en el comité central y el comité político de ese partido, contaban los fueron electos como si fueran elecciones nacionales para diputados o senadores, y calculaban lo que llamaban correlación de fuerzas a lo interno de esos organismos, olvidándose que como dice el profesor Euclides Gutierrez Feliz, en este país no caben dos PRD, la confrontación grupal no se dio y tema concluido.
También montaron una ofensiva en contra de los partidos aliados al PLD, comenzaron a salir informaciones de actos de corrupción, fríamente escogidos para señalar a los integrantes del Bloque Progresista como personas que debían ser sometidas a la justicia.
Algunos de los genios, funcionarios del gobierno, ensalzados por los periódicos digitales y prensa escrita que los alentaban a ser los paladines de la lucha contra la corrupción, muy selectiva por cierto, en contra de los presidentes de los partidos que pusieron su esfuerzo para ganar las elecciones, se llevaron del gusto, persiguiendo a dirigentes políticos aliados, que encabezan pequeñas instituciones publicas, solo con el objetivo de complacer a los verdaderos enemigos del gobierno.
Para que hablar de la campaña rastrera que llevaron a cabo contra la Fuerza Nacional Progresista y su presidente Marino Vinicio Castillo, el aliado mas antiguo del gobierno, a quien por todos los medios de comunicación puestos al servicio de los peores intereses nacionales, querían empujar a un enfrentamiento con el Presidente Danilo Medina.
Fueron meses de acusaciones infundadas sobre una finca heredada por su familia hace mas de un siglo, empujones desde despachos ubicados en el Palacio Nacional y muchos los señalamientos perversos para que, frente a su posición de principios en relación a la invasión haitiana y el intento de nacionalizar al vapor a mas de 500 mil extranjeros, llevara a su partido a una confrontación con el PLD y el gobierno de Danilo.
Este es un pequeño resumen de todo lo que se ha intentado para romper la base de sustentación política sobre la que se construyó el triunfo de Danilo Medina y el PLD en las elecciones del año 2012.
Desde el mismo 20 de mayo en horas de la noche, cuando ya sabían que habían perdido las elecciones, se inició este plan de moverle el piso político al presidente, para que cuando se presentaran situaciones como las de Loma Miranda, este estuviera totalmente solo políticamente y frente a esa debilidad, sucumbiera como presidente frente a la presión de esos grupos vociferantes.
Lo malo para esos grupos de sin oficio, es que ¨una cosa piensa el burro y otro quien lo apareja¨ (sin hacer alusiónes personales al candidato vencido en el 2012), Danilo ha sorteado de modo magistral todo este tipo de provocaciones y mantiene una relación fraternal y de respeto con los miembros de la cúpula de su partido, comenzando por el ex Presidente Leonel Fernández.
Es por esto, que pese a lo que se había anunciado como protestas masivas, roturas de vidrios de vehículos, desobediencia civil, es decir, casi una revolución por el uso del derecho constitucional que le asiste a nuestro presidente de observar cualquier ley que surja del Congreso Nacional, el país está tranquilo y en paz.
Y seguirá tranquilo, porque el PLD, encabezado por su Comité Político, sus estructuras locales del PLD y los partidos aliados, han respaldado totalmente la medida tomada por su presidente y se han mantenido vigilantes para mantener el orden en los barrios y plazas de la República Dominicana, nunca como en este tema esos grupúsculos han demostrado su verdadero tamaño y el gobierno por su parte el enorme apoyo que tiene en la población y en la base política que lo sustenta.

Humberto Salazar

Leave a Comment