Chispas | DAVID COLLADO LE APAGO LA NAVIDAD A LOS CAPITALEÑOS - Chispas

Las ciudades son como los seres humanos poseen identidad, fisonomía y una cantidad de símbolos que la identifican solo con una imagen, son lo que vemos y olemos, pero un poco mas que eso, son lugares vinculados emocionalmente a los que nacieron, crecieron y se criaron en ellas.

Facilmente podemos identificar a Nueva York por sus taxis amarillos, el Puente de Brooklyn y en este mes de diciembre por el árbol de navidad y la pista de hielo que se encuentran en la Quinta Avenida al pie de los edificios de del Centro Rockefeller.

También sabemos que estamos en Paris por la silueta de lo que llamaron en una ocasión un homenaje a la feo y de mal gusto, la Torre que diseño el arquitecto Gustave Eiffel para la Feria Mundial que se realizó en la capital francesa a finales del siglo XIX.

Pues la torre Eiffel, probablemente el monumento mas conocido en todo el planeta, luce para esta época millones de bombillas multicolores pues es el símbolo de la llamada Ciudad Luz, y es uno de los lugares emblemáticos que se presentan para la espera del año nuevo cada vez que las campanas anuncian una vuelta al calendario.

El que quiera saber si existen símbolos visuales característicos que identifican a las ciudades, solo tiene que visitar Las Vegas, el centro de entretenimiento y juego mas importante del mundo, y al caminar por su calle principal encontrará resumido muchos de los lugares mas emblemáticos de todo el mundo.

Ahí están las replicas de los canales de Venecia en el Veneto italiano, la Estatua de la Libertad de la ciudad de Nueva York, el misma Torre Eiffel que es símbolo de un hotel y así sucesivamente, lo que es una muestra importante de que la fisonomía de las ciudades es parte de su misma existencia.

En el caso de la República Dominicana, el monumento a los Héroes de la Restauración es característico de la ciudad de Santiago, la estatua de Cristobal Colón es lo que esta en todos los folletos que invitan a visitar Santo Domingo, y así nuestras ciudades a través de su historia han ido formando también su propia fisonomía.

Pero las ciudades no solo son para los visitantes, para los turistas, son los lugares donde todos habitamos, hacemos nuestras vidas, vemos crecer a nuestros hijos, transitamos, trabajamos, crecemos, nos enfermamos, morimos y hasta somos enterrados, es decir, un lugar adherido a nuestra piel en cada esquina o lugar preferido,.

Todo este preámbulo es para definir hasta donde puede llegar el grado de estupidez y mezquindad de los seres humanos por la actitud que asumida por el alcalde de la capital David Collado, cuya primera medida fue suspender lo que se había convertido en un símbolo de la ciudad de Santo Domingo, el denominado ¨Parque de las Luces¨.

Uno de los problemas que tenemos en estos países subdesarrollados desde el punto de vista de visión estratégica, es que no somos capaces de reconocer los méritos de los demás, sobretodo cuando son personas que se dedican a la actividad política y se quiere hacer creer que todo lo que hizo quien nos precedió en un cargo publico lo hizo tan mal que hay que borrarlo de la faz de la tierra.

El Parque de las Luces que ese encendió por varios años en el antiguo zoológico, como conocemos los que nacimos y nos criamos en la capital a lo que se denomina Parque Iberoamericano, era un lugar tan vistoso, atrayente y simbólico, que ya atraía a miles de familias que se paseaban por sus calles engalanadas por verdaderas obras de arte de iluminación visual cada mes de diciembre, lo que lo había convertido en un símbolo de la ciudad.

Da pena y vergüenza pasar por ese lugar en estos dos diciembres en que el señor David Collado, emprendedor de programas de televisión porque no le conocemos otra profesión, funge como alcalde de la ciudad capital, porque el parque es ahora una ¨boca de lobo¨ que al parecer se tragó la única zona de la capital donde los padres podían llevar a sus hijos a pasear en esta época del año.

A nadie se le ocurriría quitarle a Nueva York el arbolito del Rockefeller Center, cuyo encendido es un acontecimiento al llegar diciembre de cada año, pero estamos en República Dominicana , un lugar donde un individuo anuncia con bombos y platillos que suspende uno de nuestros símbolos, lo ejecuta y los citadinos no hacemos ni decimos absolutamente nada, ¨cosas veredes¨ de uno de los protegidos de los grupitos oligárquicos que pretenden dirigir este país desde las sombras.

Al desorden de esta ciudad donde vivimos, que gran parte de la culpa la tiene la alcaldía que vive del bulto y el allante; la suciedad de sus calles, se dice que solo se recoge la basura en los barrios de las clases medias, y esto solo ocurre a veces; el relajo del mal uso de los suelos que ha convertido la ciudad de Santo Domingo en un lugar casi invivible.

Ahora le agregamos que no tenemos el único teatro que teníamos al aire libre en las Cuevas de Santa Ana donde todos los capitaleños nos criamos buceando en sus pasillos oscuros, cerrado para complacer a tres o cuatro amiguitos del actual alcalde y el apagón del Parque de las Luces por porte de David Collado, vamos en muy buena dirección, pero para atrás en esta capital.

Artículos relacionados

EL MUNDO MODERNO BAJO LAS SOMBRAS DE LAS TORRES GE...
views 49
Los hechos extraordinarios de la humanidad nos marcan de tal manera, que cuando nos toca vivirlos en primera persona, siempre recordamos las circunsta...
¿USANDO A ESE DE VOCERO HABLAN DE IMPUNIDAD? SINVE...
views 638
Vergüenza ajena es lo que produce el ver al grupo de la ¨trulla¨ opositora, los mismos que se han vestido de verde y se llenan la boca hablando de imp...
TRUMP: EL POPULISMO Y EL CANCER DE LA DEMOCRACIA
views 96
Para los que no lo sepan el cáncer no es una enfermedad, mas bien es un grupo de enfermedades que se caracterizan por la aparición de células diferent...
LA PARAFRASIS DE REINALDO TRADUCIDA PARA LOS QUE N...
views 2.9k
En una visita que realizó en su condición de amigo, compañero y Secretario General del Partido de la Liberación Dominicana, a los miembros de esa agru...

Humberto Salazar

Leave a Comment