Chispas | DEL AMOR Y OTROS DEMONIOS - Chispas

Sierva María de Todos los Angeles, jovencita retraída y arisca es mordida por un perro rabioso mientras acompañaba a su padre el marqués de Casaduero y Dueñas, al mercado de Cartagena de Indias.
Enfermedad mortal por necesidad, en esa época y ahora, parecía que la niña estaba condenada a morir, sin embargo se recupera, provocando la sorpresa de la familia quienes después de mucho cavilar llegan a la conclusión de que está poseída por un demonio.
Es internada en el Convento de Santa Clara para aislarla del mundo exterior y que se proceda a exorcisarla.
Víctima del odio de su madre y el trato humillante del convento, se enamora locamente de Cayetano Alcino del Espíritu Santo Delaura y Escudero, el sacerdote que fue designado para practicarle el exorcismo.
A su vez, el sacerdote le corresponde en su amor a pesar de estar impedido por los hábitos religiosos lo que, al enterarse los superiores del convento, causa su traslado a un hospital de leprosos y alejamiento de la iglesia.
Sierva María entonces, es sometida a una serie de torturas físicas inimaginables con el propósito de sacarle los demonios, que según los curas la atormentaban, los cuáles le causan la muerte.
No muere a causa del sufrimiento físico, el cual resiste estoicamente, sino a causa de la tristeza por la lejanía de su amado, ¨muere de amor¨.
Este es el resumen del libro de Gabriel García Marquez donde narra la historia de amor de Sierva María y Cayetano.

AMOR A PRIMERA VISTA

El enamoramiento no es mas que un proceso bioquímico que se produce en el cerebro, determinado por patrones construidos desde nuestra niñez, donde influyen experiencias familiares y algunas situaciones no recordadas, pero que forman estos mapas cerebrales que reaccionan ante estímulos, sobretodo visuales y olfatorios.
La serie de sensaciones que se producen al primer contacto, el llamado ¨amor a primera vista¨,  es realmente un fenómeno químico que desencadena descargas eléctricas en el hipotálamo (la parte mas primitiva del cerebro) y trasmite órdenes para que se produzcan algunos procesos bioquímicos que hacen que las ¨víctimas¨ padezcan de: palpitaciones, cosquilleo en la ¨boca del estómago¨, la llamada risa nerviosa y sudoración entre otros síntomas.
Estos son el resultado de complejos procesos bioquímicos, al secretarse de parte del cerebro la feniletilamina, una anfetamina natural, que como todos los  miembros de la familia de estas sustancias, provoca un estado de lucidez mental y aumento de la energía.
El cerebro reacciona a su presencia produciendo dopamina,  la que a su vez desencadena una sensación de placer que inhibe hasta el hambre, ademas de norepinefrina y oxitocina (estas producidas por las glándulas suprarrenales).
Esta mezcla de sustancias, una verdadera ¨bomba narcótica¨ natural,  produce el estado de bienestar y energía que impide el cansancio, y permite a los enamorados disfrutar de su amor en largas sesiones de embobamiento donde no existen ni el hambre ni el cansancio.

MALAS NOTICIAS

Pero así como las drogas narcóticas llevan a necesidades mayores de dosis para producir el efecto deseado, es lamentable decirles que los receptores cerebrales se acostumbran también a los estímulos de este tipo de sustancia.
Se ha demostrado que es sensible a estas descargas por un tiempo aproximado de 2 a 3 años, a partir de las cuáles las respuestas van disminuyendo por la resistencia del cerebro a la acción estimulante.
Para que exista entonces un apego a la persona amada, tendrán que intervenir otro tipo de sustancias que van a impedir la ruptura amorosa, son las llamadas endorfínas, cuya estructura química y efecto es similar a los derivados del opio, entre ellos la morfina, que son las responsables de la sensación de paz placentera que existe en una pareja de mediano o largo tiempo de relación.
Es la química también la responsable entonces de las infidelidades, ya que, el organismo requerirá de otros estímulos para volver a comenzar el primer ciclo, excepto, que los efectos de tranquilidad y bienestar de las endorfinas se tornen tan placenteros que provoquen la estabilidad y  madurez emocional que impida la búsqueda de nuevas emociones.
Se ha demostrado que el cerebro de los hombres es mas sensible a la actuación de todas estas sustancias, es decir, los hombres se enamoran mas fácilmente que las mujeres.

AMOR AL PRIMER OLOR

Las feromonas son sustancias químicas producidas por nuestra piel, estudiadas recientemente,  y parecieran ser las responsables de desencadenar, a partir del olor, todas las reacciones cerebrales que describimos anteriormente.
Estas investigaciones han arrojado que probablemente no exista el  ¨amor a primera vísta¨ , sino ¨amor al primer olor¨, porque se demostró, que en muchos animales, incluyendo los seres humanos, el olor producido por las feromonas provoca afinidad en unos casos  o alejamiento sexual en otros.
En el caso de los humanos se piensa que esto es un mecanismo de protección ya que, en general repele los olores parecidos, lo que impide la atracción entre los miembros de una misma familia y por lo tanto las enfermedades derivadas de relaciones sexuales de este tipo.
El efecto de las feromonas y lo que desencadenan a nivel cerebral, es parte de la memoria de uno de los sentidos mas sensibles, el del olfato, que es superior a la vista, el tacto, el oído y el gusto.
Muchos afirman que estas sustancias son como una brújula sexual, que nos dirige hacia las personas que son afines a través de olor y nos guía en la selva infinita de posibilidades a las que, a partir del olor, puedan comunicarnos que tienen nuestras mismas inclinaciones.

FINAL DE LA HISTORIA

Si los curas del Convento de Santa Clara hubieran tenido estos conocimientos científicos, quizás Servia María y Cayetano pudiesen haber desarrollado su historia de amor y tener el final feliz de los cuentos infantiles.
El, abandonando la iglesia y los hábitos religiosos, y ella encontrando en sus brazos la felicidad que nunca pudo disfrutar en su azarosa y corta vida.
Pero no pudo ser y ambos murieron alejados y derrotados.
Lo que si ocurrió es que al pasar los años el Convento de Santa Clara fue vendido para construir el Hotel Santa Clara, que hoy brinda servicios en la ciudad de Cartagena.
Gabriel García Marquez, en ese entonces un joven periodista presenció la apertura de la tumba de Sierva María, donde se encontró el esqueleto de una niña con el pelo largo.
El cabello le siguió creciendo a Sierva María después de muerta, llegando a medir al momento de su exhumación 22 metros y 12 centímetros.
Este descubrimiento inspiró al genial autor colombiano a escribir el libro que da título a la columna del dia de hoy.

Dedicado a todos los enamorados.

Leave a Comment