Chispas | DESMONTANDO UNA MENTIRA - Chispas


Las declaraciones del Ministro de Hacienda Simón Lizardo, donde da a conocer el deficit fiscal en que incurrió el gobierno dominicano el pasado año 2013, comienza a aclarar la ofensiva mediática, que sobre este tema, realizaron los que perdieron las pasadas elecciones en contra del ex presidente Leonel Fernández.
Dijo el Ministro, que el deficit en que incurrió el gobierno el año pasado fue del 2.77% del PIB, lo que en términos monetarios equivale a RD$70,000 millones de pesos.
El nivel de deficit en las cuentas del actual gobierno, se define como un logro de parte del Ministerio de Hacienda, y no escuchamos las expresiones de que se trata de un ¨hoyo físcal¨, ni que hubo un mal manejo de los ingresos gubernamentales de parte de las actuales autoridades.
Lo que ocurre es, que se está tratando un tema, eminentemente económico, dentro del contexto exacto de lo que significa: se produjo un deficit, que no es mas que la utilización de mas dinero que el recaudado. 
El gobierno dominicano gastó RD$70,000 millones de pesos mas que lo que se recaudó, para usar términos sencillos y entendibles.

MUNDO EN DEFICIT

Según las cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), el deficit fiscal fue alto en las economías nacionales durante el año 2012; Estados Unidos, la primera economía del mundo, tuvo un deficit de 7.3% del PIB, lo que equivale a 1.1 billones de dólares.
Toda la zona  euro, el area economica mas grande del mundo, incurrió en el mismo periodo en deficits en casi todos los países que la componen: España 10.6%, Grecia 9%, Irlanda 8%, Portugal y Chipre 6.4%, datos que pueden ser comprobados en la oficina de estadística de la Unión Europea (Eurostat).
De acuerdo a las cifras publicadas por Eurostat, en el 2012, de los 28 miembros de la UE, solo Alemania tuvo un ínfimo superávit de un 0.1% de su PIB y del resto de los países, diecisiete tuvieron un deficit de mas del 3%.
En promedio, los 28 estados de la zona euro gastaron el 49.9% de su PIB, mientras los ingresos fueron del 46.3%, lo que equivale a un deficit del 3.6% durante el año 2012.
En nuestra región, con excepción de Chile, los demás países se manejan con deficit, algunos ejemplos:  Venezuela del 12% , Brasil 3.77% , Costa Rica 5.6%, Colombia 2.7%, Mexico 6.5%, Perú 3.3% con relación al PIB.

LOS DEFICITS COMO ARMA CONTRA LAS CRISIS

Nadie habla de que estos gobiernos se robaron, distrajeron, desaparecieron o hicieron mal uso de estos recursos, simplemente se gastó mas que lo que ingresó, y como en cualquier familia que gasta mas que lo que ingresa, esta diferencia tuvo que ser financiada.
Es exactamente lo que ocurrió en el año 2012 durante el gobierno de Leonel, en un año electoral, era un ¨harakiri político¨ mantener la constricción del gasto y condenar a los candidatos de su partido a la segura pérdida en las elecciones.
Ahora, lo que aplicó el gobierno de Fernández no es un invento propio de irresponsables,  se basa en una escuela de pensamiento que plantea el déficit del sector público, como un arma para combatir el desempleo, y la disminución del crecimiento económico de las economías en crisis.

DE KEYNES A KRUGMAN

El uso del deficit público como forma de mantener el desarrollo y el crecimiento, ha sido defendida desde la trinchera de los llamados neokeynesianos por economistas tan importantes como Paul Krugman (Premio Nóbel 2008), Paul Samuelson y Joseph Stiglitz.
En su famoso libro ¨Acabad ya con esta crisis¨, Krugman sostiene un planteamiento anti ajuste, por las consecuencias derivadas de la restricción económica, que son desempleo y disminución del crecimiento, lo que lleva a una crisis política y social.
Antes que apretar al cinturón a los gobiernos, este economista plantea, que para salir de la depresión económica, tal como se hizo en la crisis de los años 30, habría que incentivar el gasto público para estimular la demanda, aumentar el circulante, poner en movimiento la maquinaria productiva y, por lo tanto, evitar las crisis sociales derivadas del ajuste.

UNA MENTIRA PERVERSA

Lo que ocurrió en la República Dominicana en el año 2012, fue el ejercicio de responsabilidad de un hombre, Leonel Fernández, que tenía sobre sus hombros el peso de entregar el gobierno ¨al caos y al desorden¨ o, en cambio, garantizar el camino ¨del crecimiento y la estabilidad de las instituciones¨.
Ante la disyuntiva de asumir la constricción del gasto para mantener un imposible superávit, en un entorno internacional negativo para el país, o en cambio,  aumentar el gasto publico y terminar las obras de infraestructura paralizadas aunque se incurriera en un deficit, Fernández transitó el segundo de los caminos.
Son dos razones simples; una la necesidad política, ya que, de seguir los planteamientos monetaristas del FMI, con aumento de la tarifa eléctrica, aumento de los impuestos y reducción del gasto público, la derrota del candidato de su partido era segura.
Y la segunda, una necesidad económica, por su convencimiento de que el aumento del gasto público y la continuación de la inversión en obras, mantendría el crecimiento económico y el desarrollo que habían sido características en sus gobiernos.
La perversidad consistió en abusar del desconocimiento de nuestro pueblo de los términos técnicos económicos, el uso de la mentira como arma política y el señalamiento indigno, a un hombre que, como el  ex presidente Leonel Fernández, simplemente hizo lo que tenía que hacer.

PAYASOS DE CIRCO

Suponemos que a nadie se le ocurrirá llevar a nuestras actuales autoridades, encabezadas por el presidente Danilo Medina, a los tribunales por exceder en RD$70,000 millones de pesos el gasto publico en el 2013 y acumular un deficit del 2.77% del PIB.
Sólo la maledicencia, la envidia y la mala fe, pudieron plantearse acusaciones contra Leonel a causa de un deficit publico
En un país habituado a tratar los temas económicos en forma seria y responsable, los que plantearan acusaciones como esta, serían calificados como payasos de circo o ignorantes. 

Leave a Comment