Chispas | DIALOGO Y SOLUCIONES LA ¨RICA¨ ALEMANIA VERSUS LA ¨POBRE¨ VENEZUELA - Chispas

En el día de ayer, y con pocas horas de diferencia, se realizaron dos anuncios paralelos de los resultados de las negociaciones políticas que se estaban efectuando en dos países que son las antípodas del desarrollo, por una parte, el país mas rico de la Unión Europea, Alemania, y el que tiene la situación mas critica de America Latina, Venezuela.

En los dos casos las conversaciones se prolongaron durante meses, 136 días ha estado Alemania sin un gobierno estable, a raíz del resultado de las elecciones que no produjo una mayoría clara en el Bundestag, hasta que en la mañana de ayer se anunció un gran acuerdo entre los tradicionales adversarios de la política de ese país.

Durante meses la Canciller Angela Merkel, quien se garantizó encabezar su cuarto periodo al frente del denominado ¨motor europeo¨, mantuvo abiertas las conversaciones para repetir una nueva ¨Gran Coalición¨ que une las fuerzas antagónicas tradicionales de la política alemana después de la Segunda Guerra Mundial.

Los demócrata cristianos de la CDU, liberales de la CSU (centro derecha) y sus archirivales de la socialdemocracia (SPD) (centro izquierda) unirán sus fuerzas, darán estabilidad a Alemania, con ello detendrán el avance de los radicales de ultra derecha y reforzaran a las fuerzas europeístas que luchan contra los nacionalismos y secesionistas en varios países de la UE.

Al mismo tiempo que esos acuerdos eran anunciados en Berlin, se producía una ronda mas, la llamada definitiva del dialogo convocado en la República Dominicana entre el oficialismo de Venezuela, encabezado por Nicolás Maduro, y los dirigentes de los partidos de oposición agrupados en la denominada Mesa de la Unidad Democrática.

Fueron cientos de horas, múltiples días y varias semanas las empleadas por nuestro Presidente Danilo Medina, el Canciller dominicano Miguel Vargas y una comisión de mediadores donde se destaca el ex Presidente del Gobierno de España José luis Rodriguez Zapatero, para intentar que se llegara a un acuerdo entre los grupos enfrentados en la hermana nación sudamericana.

Solo que en Venezuela, como es usual en America Latina, siempre se imponen las posiciones extremas, no hay cultura de dialogo, nadie quiere ceder en sus posiciones, la sospecha siempre oculta la confianza y las esperanzas de convivencia pacífica son borradas en mesas llamadas a lograr acuerdos, donde todo el mundo quiere imponer sus posiciones por encima de las de los demás.

El anuncio que se realizó en República Dominicana sobre los resultados de todo este tiempo dedicado a tratar de llegar a un acuerdo en Venezuela, fue todo lo contrario a lo que ocurrió en Alemania, los contrarios endurecieron sus posiciones, nadie cedió un milímetro de lo que considera es su derecho, un fracaso que abre un escenario donde la incertidumbre se cierne sobre los pobres-ricos venezolanos.

Cuando el Presidente dominicano anunció que el dialogo se posponía en forma indefinida al no llegarse a un acuerdo entre las partes, lo que hacia era describir como los grupos mas radicales de la sociedad venezolana habían triunfado en su objetivo de profundizar aun mas la crisis social, económica y política que acogota a los habitantes de ese país.

Con la confesión de las partes de que no llegaron a ningún tipo de acuerdo, contrario a como se hace en un país del primer mundo, se reafirma el poco o ningún respeto que existe en nuestros países por la vida humana, la insensibilidad en cuanto al sufrimiento de los millones de desposeídos que pueblan nuestros campos y ciudades y la maldición que parece llevamos en la sangre de no ser capaces de llegar a acuerdos.

Cuando mencionamos a Alemania, hablamos de un país que hace solo 25 años estaba dividido en dos por un pared construida al finalizar la Segunda Guerra Mundial y que era el símbolo paradigmático de la guerra fría, por pura coincidencia la Canciller alemana vivía en Berlín oriental, la parte comunista de su nación y se integró a la política partidista despues de la reunificación.

Los alemanes fueron capaces de levantarse de la derrota de dos guerras mundiales, de la destrucción de la mayoría de sus ciudades por el bombardeo de los aviones aliados y los cañones rusos, de la muerte de millones de sus jóvenes, solo por la capacidad de dialogo y responsabilidad de su clase política a pesar de que teóricamente debieron pelear hasta el exterminio por diferencias ideológicas.

Venezuela en cambio nunca ha sufrido un guerra como la que asoló Europa en el siglo XX, posee recursos naturales inagotables, es poseedora de la reserva petrolera mas cuantiosa de occidente, sus llanos son regados por las aguas de algunos de los ríos mas caudalosos de nuestro continente, tiene una población educada y un campesinado trabajador, es decir todas las condiciones para ser un país desarrollado.

Sin embargo, hoy en día las filas para comer lo indispensable son interminables, los médicos ven morir a los enfermos en sus hospitales por falta de los insumos mas insignificantes, su población cruza hacia las islas cercanas en frágiles embarcaciones y hasta en la República Dominicana, que hace unos años enviaban sus nacionales a buscar una vida mejor a Venezuela, hoy en día se ha convertido en receptora de migración de esa nación sudamericana.

Y un país en esas condiciones, tiene una clase política que a pesar de la ayuda recibida por varias naciones del continente, muy especialmente la República Dominicana en la persona del Presidente Danilo Medina, ¿es incapaz de ponerse de acuerdo a través del dialogo y la conversación para salir del atolladero a que han llevado a un país que merece mejor suerte?

Vergüenza debería darles por irresponsables e insensibles con el pueblo que ha tenido la mala suerte de caer en sus manos.

Dos ejemplos que son mas que certeros en identificar los porqués de los problemas que acusamos los países latinoamericanos a través de nuestra historia, antes que hablar nos gritamos; antes que dialogar nos insultamos; antes que llegar a acuerdos para mejoría de la calidad de vida de nuestros pueblos nos agredimos tanto verbal como fisicamente, que triste destino el de nuestro países.

El ejemplo que dieron tanto el Presidente Danilo Medina como el Canciller de la República Miguel Vargas, intentando acercar a las partes en conflicto del drama venezolano esperamos que no haya sido en vano, pues el dialogo y el entendimiento, como lo demuestran los países mas ricos de la tierra, es la única vía civilizada hacia la paz y el progreso, el tiempo fue bien invertido y quizás en nuestro país se sentaron las bases para la solución de lo que parece un. Imposible.

Artículos relacionados

65% ES EL NUMERO QUE FALTA EN LAS ELECCIONES CHILE...
views 9
Si un numero puede medir la apatía de los chilenos por los partidos, los candidatos, el discurso político, las eternas discusiones en en congreso, las...
DECLARACION DE BIENES NO ES UNA OPCION (LEY 311-14...
views 54
Cuando el Presidente de la República, Danilo Medina, ordena a los funcionarios de su gobierno ejercer sus funciones apegados a las leyes que garantiza...
LA PALABRA DE ESE GALLERO NO VALE UNA ¨GUAYABA POD...
views 68
¨Me parece que lo estuviera viendo cuando salió con el gallo debajo del brazo. Le advertí que no fuera a buscar una mala hora en la gallera y el me mo...
¿CUANTO VALE EL PRD EN EL MERCADO DE VALORES?
views 79
Desde hace varios siglos los capitales se mueven a través de las llamadas bolsas de valores, que no son mas que lugares donde las empresas cotiz...

Humberto Salazar

Leave a Comment