Chispas | DOMINGUEZ BRITO Y LA PERVERSIDAD NARCISISTA - Chispas

narcisoCuenta la mitología griega que Narciso, un joven muy hermoso, cuando caminaba por el bosque rechazó las proposiciones amorosas del Eco, por lo que fue maldecido por Némesis la diosa de venganza a enamorarse de la imagen de si mismo.

Fue tal el enamoramiento que se pasaba horas absorto mirando como su imagen se reflejaba en las aguas de un río, hasta que un día se lanzó detrás de el mismo y se ahogó, naciendo entonces la flor que lleva su nombre.

Pues en psicología, el narcisismo, nombre derivado del Narciso mitológico, define rasgos de la personalidad de los individuos que se relacionan con el egoísmo y la vanidad, decía el genial Sigmund Freud, que todos somos narcisistas en alguna medida porque es parte de la naturaleza de los seres humanos.

Ahora, como todo rasgo personal, el narcisismo puede convertirse en una enfermedad, la que cuando se mezcla con un cierto grado de perversidad, se convierte en una conducta patológica denominada perversidad narcisista.

El perverso narcisista, según Hubert Houdoy, identifica a personas que se caracterizan por ¨el uso de la difamación, la desvalorización, la humillación, la denigración como entretenimiento de la polémica sistemática, para colocarse como mártires para salir indemnes y victoriosos¨.

Lo que ocurrió en el día de ayer con la decisión del Procurador General de la República de pedir prisión preventiva a un grupo de dominicanos con arraigo y notoriedad en nuestro país, uno de ellos Senador y secretario de organización de su partido, es una muestra de los rasgos deformados de personalidad que al parecer caracterizan al ser humano que es Francisco Domínguez Brito.

Lo que se publicó el domingo como versión de prensa, que bien pudo ser una especulación, se convirtió en una verdad, a partir de la presentación en el Senado de la República, de las pruebas gráficas que demuestran sin duda ninguna, de que Domínguez Brito violó la Constitución y las leyes al salir a promoverse como candidato a la Presidencia de la República, sin antes dejar el cargo que ostenta en la justicia por obra y gracia de un decreto.

Y al quedar al descubierto en sus acciones ilegales, una personalidad perverso-narcisista como la del Procurador General de la República, reacciona con el típico lenguaje comunicacional paradójico de los que padecen este rasgo patológico de la personalidad.

Se va al extremo de tratar de ocultar sus faltas con una acción descabellada y perversa, acción que no realizaría ni un estudiante de primer año de una escuela de derecho, porque todos sabemos que en medio de una legislatura, como es el caso, ninguna autoridad puede ordenar la prisión de un congresista, excepto que sea sorprendido en flagrante delito.

Y es por esto que visualizamos las acciones de Domínguez Brito como fruto de una personalidad deformada, ya que a nadie, en su sano juicio, se le podría ocurrir realizar una acción tan descabellada, sino es como fruto de una respuesta irracional e irreflexiva, para tratar de tapar con un escándalo mayor, las faltas graves en que ha incurrido, al salir a ¨politiquear¨ como un precandidato cualquiera, cuando esta legalmente impedido de realizar este tipo de actividades.

El perverso-narcisista solo se preocupa de su imagen, de su grandioso yo, nunca es culpable de nada y mira a los demás como objetos para satisfacer sus aires de grandeza.

Es mas, cuando fracasa en uno de sus actos, nunca es por su culpa sino que busca la motivación de su fracaso en los demás, y al identificar en el grupo su víctima, centra en el todo la frustración acumulada por la no satisfacción de sus deseos.

Al parecer el político Domínguez Brito ha identificado en Felix Bautista al causante de todos los fracasos que le han impedido ser el líder en que se ve convertido en sus sueños narcisistas y esta centrando en el su odio y frustración, traicionando la confianza que depositó en el Presidente Danilo Medina al firmar un decreto con su nombre.

¿Cuál es la culpa de Felix Bautista en la personalidad deformada de Domínguez Brito?

Su sustitución en la Senaduría de Santiago en las elecciones del 2010, la negativa de Bautista de participar apoyándolo en la pre-campaña del año 2011, la negativa de ¨ayudarlo¨aunque sea en forma secreta para derrotar a Danilo.

La elección de Margarita como candidata a la Vicepresidencia en el 2012, cuando el hoy Procurador realizaba una campaña de prensa para ser escogido en el cargo; el rechazo de su candidatura al Comité Político del PLD y no sabemos cuantas cosas mas.

Para Domínguez Brito esto no es fruto de su falta de carisma, su incapacidad de lograr apoyos, su pobre discurso político, los impedimentos que al parecer posee para que sus compañeros de partido lo miren como una opción real de poder, no, el único culpable es Bautista.

Un caso típico de la mezcla de perversidad y narcisismo en una personalidad, esperemos que la cura de este tema se realice, para que el señor Domínguez Brito se convierta en el pasado ubicado ya en el baúl de los recuerdos.

 

Humberto Salazar

Leave a Comment