Chispas | ÉBOLA EN AMÉRICA, CUIDEMOS LA FRONTERA Y LOS AEROPUERTOS - Chispas

La epidemia del Ébola que ha causado mas de 3,000 muertes en África Occidental, ya llegó a los Estados Unidos a través de un paciente que tomó un vuelo en Monrovia, la capital de Liberia, haciendo escala en Bruselas y en Washington, para llegar a su destino en la ciudad de Dallas, Estado de Texas.
Varios errores se cometieron en el seguimiento de Thomas Eric Duncan, quien se apersonó el sábado pasado a la emergencia de un hospital en Dallas, y a pesar de comunicarle a la enfermera que le realizó la historia clínica cual era su procedencia, fue enviado a su hogar con la indicación de unos antibióticos.

Dos días después, cuando se agravó el padecimiento, Duncan fue asistido por un equipo de paramédicos y trasladado en una ambulancia hacia el Hospital Prebisteriano, donde ante el cuadro de gravedad que presentaba, los médicos confirmaron que estaba infectado con Ébola y permanece en completo aislamiento.

Ahora, ¿Cómo pudo llegar una persona incubando el virus hasta los Estados Unidos?, lo primero es que el señor Duncan mintió antes de salir de su país, cuando al llenar el formulario que le inquiría sobre si había estado en contacto con enfermos de Ébola, contestó no a la pregunta cuando en realidad había estado trabajando con estos pacientes en un centro de salud cercano a Monrovia.

Segundo, también mintió en Bruselas donde además de preguntarle lo mismo y lo negó, fue sometido a chequeo de temperatura corporal tres veces: antes de salir del avión que lo trajo de África, en la terminal de pasajeros, y antes de abordar la aeronave que lo llevaría a los Estados Unidos.

Y tercero, también fue sometido al protocolo de preguntas y control de temperatura a su llegada al aeropuerto Dulles en Washington, en ese momento no tenía fiebre, pero lo grave es, que nunca declaró que estuvo en contacto con enfermos infectados de Ébola.

Después de estar cinco días visitando a sus familiares que viven en Texas, es que se le presentaron los síntomas y la confirmación de la enfermedad, lo que ha disparado las alarmas del Centro para el Control de Enfermedades y los equipos sanitarios de la ciudad, que se encuentran localizando y poniendo en cuarentena a todos los que tuvieron contacto con el paciente.

¿Cómo pudo esto ser posible?, pues en una enfermedad como esta se necesita de la buena voluntad y la sinceridad de la persona que podría estar infectada, ya que, al presentarse los síntomas entre los 10 a 21 días después producirse la infección, puede creer que esta sano y hacer una vida normal.

El Ébola, hasta ahora, se contagia por el contacto con las secreciones corporales de los enfermos y cuando está en la fase crítica, es decir, cuando hay signos y síntomas de la enfermedad, que en principio son similares a los de una gripe común: fiebre, dolores musculares, malestar general, hasta que progresa a vómitos y diarreas graves, erupciones cutáneas con fuertes dolores al toser, y después deriva hacia hemorragias masivas que llevan a la muerte a los pacientes.

Aunque las probabilidades de que llegue Ébola a la República Dominicana son remotas, es necesario que miremos muy especialmente hacia la frontera que compartimos con Haití y a los aeropuertos que reciben vuelos internacionales, para someter un claro y preciso cuestionario de países visitados antes que el nuestro, a los miles de viajeros y emigrantes que recibimos cada día.

Ya en El Salvador en el día de ayer, fueron aisladas dos monjas católicas que llegaron a ese país después de prestar servicios humanitarios en El Congo, por la posibilidad de que puedan haber estado en contacto con pacientes infectados con Ébola.

Ademas, en los Estados Unidos, la cadena de televisión NBC anunció que uno de los camarógrafos de su equipo de reporteros en Liberia, dio positivo al virus y será trasladado a los Estados Unidos para tratamiento.

La peor noticia de todas, es que mientras mas tiempo se prolongue la epidemia en África, existen mas probabilidades de que el virus haga mutaciones que lo conviertan en infeccioso por el aire, como la gripe común, lo que sería una enorme catástrofe sanitaria a nivel mundial.

Esta posibilidad es muy remota todavía, pero como el virus esta compuesto por moléculas de ARN que se copian constantemente, al infectar cada paciente nuevo, realiza una o dos mutaciones, lo que podría convertirlo en una amenaza de grandes proporciones para los seres humanos.

El unico tratamiento con que contamos para el tema del Ébola, es la aplicación de los protocolos obligatorios preventivos en nuestras fronteras, ya que no existe ninguna cura contra la enfermedad, y se piensa que podría existir una vacuna recién el año próximo.

Humberto Salazar

Leave a Comment