Chispas | EL ¨OTRO¨ PRD DE ABINADER Y EL ¨OTRO¨ DE JORGE LUIS BORGES - Chispas

jorge-luis-borges-el-otro-el-mismoEn uno de sus cuentos mas famosos, Jorge Luis Borges narra como se encontró, mientras paseaba por Cambridge en el año 1969, con un joven que estaba seguro era él mismo, pero que se encontraba en Ginebra en 1918.

El encuentro se realiza en el banco de un parque que está ubicado frente a un río que separa a los dos Borges. En la narración el autor aborda el tema de como pasa el tiempo y el cambio que se efectúa en las personas, sobretodo en su pensamiento y manera de ver la vida.

En ¨el otro¨, el escritor lo que hace es adentrarse en si mismo, lo que le permite hacer una reflexión sobre la política, la literatura y la filosofía, y el cambio de las ideas y posiciones que puede provocar el paso de los años.

Se me encendió una ¨chispa¨de mis referencias literarias, soy un admirador y lector de Borges desde que me cayó hace muchos años en las manos uno de sus libros, cuando escuché a Luis Abinader hablar del ¨otro¨, en una declaración de prensa hace unos días.

Cuando el pre-candidato a la presidencia por el PRM habló del ¨otro¨, se refería que el PLD, maniobraba que sea ¨el otro¨ el candidato ya que, según la opinión de Abinader, al partido de gobierno le es mas fácil derrotarlo.

Cuando escuché ¨el otro¨ hube de pensar en Borges y su cuento, porque quizás lo que está ocurriendo en el PRM, a pesar de ser un partido nuevo, no es mas que el reencuentro con la esencia del PRD y quien habla ¨del otro¨ no se da cuenta que a quien describe es a si mismo.

Desde hace varias semanas vienen debatiendo, ellos los del PRM, el tema del método de elección del candidato presidencial que unos dicen se haría por medio de una encuesta mientras al parecer de otros se hará por el voto directo de los afiliados a un partido que aún no existe legalmente.

Típico del PRD: lo mas importante son las candidaturas, ya que representan el ascensor social por medio del que la pequeña burguesía sube en la escala de clases, recordar que por esta razón abandonó Juan Bosch a ese partido hace mas de 40 años, advirtiendo que ya había cumplido su misión histórica.

Claro, como en el PRD, el debate no se efectúa en organismos partidarios que aún no existen, se lleva a cabo por medio de una guerra en los medios de comunicación, donde destacan cuatro declaraciones solo durante la semana laboral que terminamos hoy.

La inicia Tony Peña Guaba, quien advierte de ¨una conspiración¨ en contra de Luis Abinader, sin identificar a los conjurados, pero dejando entrever en sus palabras que son parte de lo que suponen ser compañeros del mismo partido al que pertenece.

Hay que decir, que a Peña Guaba le han negado el cargo de Secretario General del PRM, para entregárselo a ¨Chu¨ Vazquez, copando la tendencia de Hipólito los principales puestos de dirección del nuevo partido.

Pues sigue Abinader diciendo que es el PLD quien prefiere al ¨otro¨ como candidato, porque a él le tienen miedo, cuando el que parece tiene miedo es el mismo a Hipolito, quien no se atreve ni a citar por su nombre.

Claro, ese ¨otro¨ no es mas que Mejía, quien después de un periodo de tranquilidad y silencio, se ha lanzado a realizar reuniones y declaraciones públicas donde aparece como el único líder del PRM, y Abinader como un segundón del ex presidente de la República.

Esto le remata Hector Guzmán, vocero de Hipólito, quien enfrenta a Luis, cuando dice que no es cierto que el PLD conspire en contra de las aspiraciones de Abinader, que este argumento ya lo usó Miguel Vargas en las elecciones del 2012 y, según Guzmán, fue la causa de la derrota del PRD en las elecciones, por lo que ratifica que la candidatura deberá ser escogida por el voto directo de los militantes perremeístas.

Y termina el coordinador ejecutivo y vocero de la candidatura de Luis, el señor Roberto Fulcar, quien enfrenta a Guzmán, le hace ver que no entiende como responde a nombre del PLD, y reitera el ¨cariño y el afecto¨ que sienten por Hipólito y su familia.

Dígame usted ahora si todo lo que describimos no es mas que la conducta propia de los perredeistas tanto dentro como fuera del poder: la confrontación, la división, el ¨yo te tiro a ti las cajas y tu me tiras los cajones¨ que ha caracterizado la vida de ese partido durante toda su historia.

Es que paseando por la capital dominicana, el PRM, como Borges, se encontró sentado en un banco de cualquier parque al PRD, y creyendo que era ¨el otro¨ no se daba cuenta que ese ¨otro¨ no era mas que el mismo, con sus vicios y sus fracasos.

Humberto Salazar

Leave a Comment