Chispas | EL DEBATE SOBRE QUIEN PAGA SALUD Y EDUCACIÓN: SANDERS VERSUS CLINTON - Chispas

Los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos por el Partido Demócrata, Bernie Sanders y Hillary Clinton, se han planteado la discusión sobre dos temas fundamentales que deberían ser seguidos atentamente por los países en vías de desarrollo, salud y educación fueron el centro del debate celebrado en el día de ayer con miras a las primarias de Carolina del Sur.

Es importante señalar que la estructura tradicional de los demócratas, se ha visto sacudida por el sorpresivo aumento de popularidad de Sanders, quien ha planteado una revolución política, desde la óptica liberal norteamericana, que lo ha llevado a triunfar en New Hampshire y poner en aprietos a Clinton en Iowa.

Solo mirar la imagen de los contendientes en la pantalla nos da una idea de lo que representan, Hillary es el reflejo del político tradicional, con planteamientos previamente estudiados y posturas alineadas con lo que siempre ha defendido su partido; Sanders, al contrario, es el político rebelde, independiente, desenfadado, comprometido con sus ideas de tal manera que las dice sin pensar las consecuencias.

En el tema salud, ambos tienen el mismo objetivo, la universalización del sistema sanitario, de modo que todos los ciudadanos tengan la misma oportunidad para el acceso y cuenten con servicios médicos que no representen una quiebra económica para las familias, en caso de una enfermedad catastrófica.

Sin dudas el Obamacare ha logrado avances en la cobertura de los mas de 50 millones de norteamericanos que no contaban con un seguro de salud, ya son mas de 15 millones de ciudadanos que han logrado acceso, solo que el sistema es el mas caro del mundo y ese necesario plantearse una serie de reformas que tiendan a disminuir su costo para hacerlo económicamente viable.

Sanders plantea la posición populista de que la salud es un derecho fundamental, lo cual nadie discute, y que por lo tanto debe ser universal y ser provista aunque sea necesario elevar los impuestos, es decir, un paso mas de avance que el Obamacare, lo que provocaría una reacción virulenta de los conservadores tanto demócratas como republicanos.

Clinton en cambio, que fracasó en el propósito llevar adelante una reforma de salud en el gobierno de su marido Bill Clinton, tiene la misma meta estratégica de proveer salud al universo de la población de los Estados Unidos, pero como política de experiencia plantea el dar la mano a la población mas pobre con políticas de ayuda, sin transarse en una guerra a muerte con los sectores conservadores enquistados en el Congreso.

Cuando se escuchan a ambos discutir este tema, cualquier persona podría decantarse por el discurso de Sanders porque habla de humanidad y de lo gravoso que es para una familia el tener que pagar una deuda millonaria a uno de los muchos sistemas hospitalarios que existen en su país.

Sin embargo, partiendo el criterio de que todo servicio de salud tiene un costo, y en la medida que se agrega mas tecnología al diagnostico y tratamiento de las enfermedades el costo aumenta, entonces racionalmente sabemos que por muy bonito que suene a nuestros oídos, ese plan es impracticable.

La posición de Clinton de impactar sobre el costo de los servicios que son muy altos para una gran parte de la población es mas lógico, pues evitaría un debate interminable en el Congreso sobre la suba de impuestos necesaria para financiar el plan de Sanders, lo que a su vez podría dar municiones a los opositores del Obamacare que representan una fuerza importante.

Esto también se aplica al sistema educativo, Sanders habla de acceso gratuito de todos a la educación universitaria pública, fundamenta su opinión en la necesidad que se tiene de poseer una carrera universitaria para acceder a los mejores empleos en los Estados Unidos.

Clinton en cambio sostiene la tesis de que el que tiene dinero para pagar por la educación de sus hijos debe hacerlo, y que el Estado Federal solo debe financiar la educación a nivel primario y secundario, aunque reconoce que esto provoca un aumento incesante del costo de la matricula lo que aleja la posibilidad de ingreso de los menos favorecidos.

Interesante discusión, para un país del primer mundo que refleja en las ideas encontradas de sus candidatos a la presidencia problemas que debemos resolver en los países en vías de desarrollo, porque allá, al igual que aquí, el tema del acceso a salud y como se distribuye el pago de esos servicios en las diferentes capas de la sociedad es un tema fundamental para la población.

Y ni hablar sobre la principal preocupación de las familias en todas partes del mundo, como financiar la mejor educación posible para sus hijos, que será la única vía que encuentren para ingresar a un mundo laboral cada vez mas globalizado y competitivo.

Artículos relacionados

ESTADOS UNIDOS: NO SIEMPRE LA VOZ DEL PUEBLO ES LA...
views 61
A estas horas las proyecciones de las elecciones de los Estados Unidos reflejan un resultado incierto, no esperado, contradictor de todas las encuesta...
EL NAUFRAGIO DEL MILAGRO BRASILEÑO
views 51
El experimento bolivariano llamado Socialismo del Siglo XXI hace aguas en toda América Latina en medio de un mar de escándalos de corrupción, degradac...
HILLARY CLINTON VS DONALD TRUMP: EL DUELO DE LOS P...
views 62
Los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton y Donald Trump, mantienen una fuerte competencia para salir gananciosos, no en ...
TOÑO LEÑA TRES AÑOS Y A LA CALLE A SEGUIR EN LO SU...
views 61
Dos informaciones publicadas en el día de ayer nos llamaron a atención sobre el tema de la persecución del trafico de drogas, primero el regreso del f...

Humberto Salazar

Leave a Comment