Chispas | LEY GENERAL DE SALUD: EL DERECHO A SABER LO QUE COMEMOS, TOMAMOS Y NOS UNTAMOS (LEY 42-01) - Chispas

La Ley General de Salud es clara en el sentido de quienes tienen la responsabilidad de garantizar el conocimiento por parte de los consumidores de lo que comen, beben, se untan o usan en diversas formas y variantes que de algún modo puede afectar su bienestar físico.

Por esto hay que felicitar al Ministerio Administrativo de la Presidencia en la persona de José Ramón Peralta, que asumió la iniciativa de comenzar a poner orden en el caos y falta de control que existe en el país para la importación de alimentos, bebidas, medicamentos y todo tipo de frutas, vegetales y carnes en sus diversas variantes.

La frase de uno de los participantes en la rueda de prensa celebrada en el día de ayer en el Palacio Nacional, es una declaración de lo que nadie nunca se había atrevido a hacer, ¨cumplir con la ley 42-01¨, que es precisamente la Ley de Salud.

Parece mentira que para hacer cumplir la ley, el gobierno haya tenido que nombrar una comisión con representación de las diversas instituciones públicas, que están obligadas por sus funciones a supervisar y ejecutar las normas vigentes, y que esto tenga que ser coordinado al nivel mas alto, esto es el Ministerio Administrativo de la Presidencia.

La ley es muy clara y está promulgada, lo que quiere decir que existe la obligación de su cumplimiento en todo el territorio nacional, desde el mes de mayo del año 2001, y aunque existe una tardanza de 15 años en el inicio de su aplicación, como dice el refrán ¨nunca es tarde si la dicha es buena¨.

El mandato de la norma legal responsabiliza al Ministerio de Salud Pública en el Libro Cuarto, Capítulo Uno, Artículos 109 al 132, de todo lo que tiene que ver con el control sanitario y los permisos para la comercialización de bebidas, comidas, medicamentos, alcohol, tabaco, drogas y sustancias controladas, cosméticos y cualquier producto que sea consumido por los seres humanos.

Ademas de los productos de consumo, también se tiene la obligación de regular los plaguicidas, los productos tóxicos y cualquier sustancia que sea usada para la elaboración de estos, hablamos de controles de importación de las materias primas necesarias para la producción de productos de uso agrícola.

También se establecen una serie de requisitos legales para que los productos, previamente autorizados por una serie de registros sanitarios, puedan ser vendidos en todo el territorio nacional, como corresponde a un país organizado que protege en forma responsable la salud de sus ciudadanos y ciudadanas.

Todo esto incluye la coordinación interinstitucional con una serie de organismo creados por los distintos gobiernos nacionales que trabajan en la protección desde diversos ángulos como precios, comercialización, control de calidad, veracidad en la promoción y publicidad y conocimiento por parte de los usuarios de lo que están consumiendo.

Siempre lo importante es dar el primer paso, y tranquiliza que el gobierno haya dispuesto que las instituciones publicas comiencen a exigir el cumplimiento de la ley 42-01 en cuanto a que los consumidores puedan entender en español, como manda la ley, el etiquetado de todo lo que compran en colmados y supermercados.

En su articulo 112 la Ley General de Salud dice claramente: ¨Deberán escribirse en idioma español las leyendas y los textos de las etiquetas de los productos a que se refieren el presente libro¨.

¿Cuáles son esos productos? pues a todos los que refieren los diversos artículos de la ley: alimentos, bebidas alcohólicas y no alcohólicas, medicamentos, cervezas, tabaco, sustancias tóxicas, materiales para uso médico, cosméticos y cualquier otro producto que sea usado por los seres humanos.

En caso de que los productos sean de importación, y la leyenda este en idioma extranjero, deberán ser contra etiquetados, es decir ponérseles una etiqueta con la traducción fiel en idioma español, para que los consumidores sepan lo que estan comprando.

Pero no solo eso, es que le toca al Ministerio de Salud Publica, realizar los controles correspondientes de manera aleatoria y sin previo aviso, para garantizar que lo que dice la etiqueta sea exactamente lo que contienen los productos, y en caso de que no sea así, sacarlos de circulación y aplicar las sanciones correspondientes a los productores o importadores.

Toda esta normativa, que esta reglamentada, solo necesitaba de la voluntad política de las autoridades mas elevadas de la nación, en un país donde la costumbre es el desorden y el deporte nacional la violación de la ley.

Así que toca felicitar al Ministro Administrativo de la Presidencia por haber asumido el tema, actuar en una labor de coordinación que le hubiera correspondido a otros ministerios, pero iniciar la actuación de gobierno que garantice los controles para estar seguros como consumidores de que lo que compramos, ingerimos y tomamos, es exactamente el producto por el cual pagamos.

Artículos relacionados

NO HAY NADA TAN MALO QUE NO TRAIGA ALGO BUENO: EL ...
views 70
La primera prueba de que la reforma del sector salud implementada por la ley 123-15 era el camino hacia racionalidad organizativa de la sectorial, es ...
PINCELADAS: ¨LOS 32 MILLONES¨, ¨LOS VOTOS SOBRAN¨ ...
views 85
Son múltiples las filtraciones que de desprenden de la reunión del comité de funcionarios de Danilo ¨Mejía¨ del pasado domingo 19, que se celebró rode...
¿HORARIO DE 9 A 4? ¿Y QUE PASA CON LAS FAMILIAS Y ...
views 51
Los argumentos del Ministerio de Administración Pública para someter un cambio en el horario de los empleados públicos nos parecen tan superficiales, ...
EL PELIGROSO DESEQUILIBRIO EN LA GERENCIA DEL SECT...
views 55
Pareciera que la única persona que entiende el papel que le toca jugar en esta etapa de transición del sector sanitario en la República Dominicana, es...

Humberto Salazar

Leave a Comment