Chispas | EL DOLOR CON LEONEL NO ES EL DEFICIT - Chispas

En el día de ayer el Banco Central Europeo (BCE), redujo la tasa de interés debajo de cero para los depósitos de los bancos comerciales, esto quiere decir, que la banca deberá pagar el 0.1% por el dinero depositado en dicha entidad bancaria.
Es la primera vez que esto ocurre en la historia de los bancos del grupo de los ¨Big Four¨; los mas grandes del mundo: El BCE, La Reserva Federal, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra.
Las bajas tasas de inflación que padecen varios países de la zona euro, ha llevo al BCE a tomar esta drástica medida, como una forma de estimular a los bancos comerciales a prestar dinero al público, ya que a partir de ahora, tenerlo en sus bóvedas les causará pérdidas.
La deflación es el termino que en economía define la baja de los precios en los bienes y servicios por un periodo de tiempo determinado, lo cual es un índica una baja en la demanda y el consumo de la población.
A pesar de que pudiera pensarse que este fenómeno podría ser beneficioso para la economía, es todo lo contrario, ya que los consumidores tienden a  no comprar los productos, por la expectativa de que los precios seguirán bajando.
A la baja del consumo le sigue una mayor caída de los precios, porque las empresas deben  vender lo producido, lo que a su vez recorta sus beneficios por lo que se produce el despido de los empleados y trabajadores,convirtiéndose en un circulo vicioso que agrava la crisis económica.
En una situación de este tipo, es necesario entonces, aumentar el gasto para revertir la tendencia hacia una inflación negativa y estimular la inversión de las empresas y el consumo de la población.
La zona euro ha tenido un mal comienzo en el año 2014, con un crecimiento de su PIB del 0.2%, inflación que ha ido cayendo desde enero para ubicarse en el 0.5%, lo que es motivo de gran preocupación por la debilidad de la que, en su conjunto, es la mayor economía del mundo.
La receta aplicada por el FMI en los países europeos ha sido un fracaso desde sus inicios, con un alto costo social y político para los gobiernos que asumieron el camino de los recortes presupuestarios como forma de reducción del deficit público.
Las consecuencias están a la vista: Grecia y España mantienen una tasa de paro por encima del 20% de su población económicamente activa y un mínimo crecimiento, los resultados de las elecciones europeas mostraron el malestar de la población con sus gobiernos.
En ambos países hubo una tendencia a la radicalización política; en España con el surgimiento del grupo anti-sistema Podemos como una fuerza electoral importante, mientras en Grecia los neonazis organizados en Amanecer Dorado se han convertido en la tercera fuerza política.
Francia, víctima de fuertes recortes de parte del gobierno de Hollande, tiene un mínimo crecimiento, altas tasas de desempleo, bajo consumo, disminución de la capacidad de inversión del sector privado; lo que ubicó al Frente Nacional (extrema derecha) como la principal fuerza política francesa en las últimas elecciones europeas.
Italia pasa por un periodo prolongado de inestabilidad política, el Movimiento Cinco Estrellas, que representa la anti-politica, ha surgido como una fuerza electoral importante, la Liga del Norte y otros grupos nacionalistas avanzan electoralmente, poniendo en peligro la unidad nacional de la República Italiana.
En la Republica Dominicana, el gobierno presidido por Leonel Fernandez en el 2011, se negó a seguir la receta fondo-monetarista que se aplicó en la Unión Europea.
A la propuesta del FMI de recortar el gasto del gobierno central y paralizar todas las obras públicas, incluyendo la segunda línea del metro, se decidió continuar las obras y terminarlas invirtiendo lo que se necesitaba. 
Cuando le propusieron aumentar la tarifa eléctrica, Leonel se negó, y se mantuvo el precio de la energía, para evitar que este componente influyera en los costos de producción y por lo tanto causara una mayor inflación.
Al pedirle el FMI que disminuyera la inversión social; tarjeta solidaridad, aportes al SENASA, suspensión del bonogás, bonoluz, y otros subsidios focalizados, Leonel hizo todo lo contrario para evitar que cientos de miles de dominicanos cayeran en la pobreza extrema.
Es decir, antes que recortes que hubieran llevado al país a la recesión económica, Leonel tomó el camino que señalaron economistas tan prestigiosos como Paul Krugman (Premio Nobel de Economía 2008), de enfrentar la crisis, aumentando el gasto público, para estimular la economía y así evitar el estancamiento y disminución a mínimos del crecimiento económico.
A esto, que fue una decisión sabia, justificada ahora por los malos resultados de los que siguieron la vía contraria, es lo que critican como deficit fiscal, el secreto que mantuvo y mantiene la economía dominicana en crecimiento y estabilidad.
Lo que les duele a los adversarios políticos de Leonel Fernández, es que de no haber tomado responsablemente estas medidas, el PLD y su candidato Danilo Medina hubieran perdido las elecciones y quien, para desgracia y dolor del pueblo dominicano, estuviera gobernando, fuera Hipolito Mejía y su grupo pepeachista.

Leave a Comment