Chispas | EL PROBLEMA NO ES LA REELECCIÓN SE LLAMA CONSTITUCIÓN - Chispas

En las últimas semanas algunos escribidores se han dedicado a forzar a la opinión pública a debatir el tema de la reelección del Presidente Danilo Medina, usando incluso informaciones no autorizadas, tanto de Medina como de Leonel Fernández, extraídas de conversaciones privadas.
Danilo, como es su estilo, muy cauto y corto de palabras, sobretodo con personas con quienes no tiene la suficiente confianza, fue interpretado en diversas crónicas en base al silencio que guardó, cuando se intentó en una conversación de ¨amigos¨extraerle alguna información sobre el tema.
Leonel, mucho mas abierto y conversador, simplemente expresó lo que ha sido su opinión de siempre, en el sentido de que está de acuerdo con el modelo norteamericano de dos periodos de gobierno consecutivos, porque cuatro años no son suficiente para que un buen Presidente cumpla con el programa de gobierno a que se compromete en una campaña electoral.
Para sorpresa de ambos, estas conversaciones totalmente privadas, fueron el tema central de dos reportajes escritos por el periodista y Embajador César Medina, quien ha insistido en el tema de la reelección de una manera tan interesada, nos imaginamos porque es una situación que siempre surge en todo proceso electoral.
Pues hace bastante tiempo que nosotros planteamos, en el marco del análisis político estricto, que el Partido de la Liberación Dominicana tenía uno de tres caminos para las elecciones del año 2016: Danilo Medina como proyecto a la reelección, Leonel Fernández como candidato para volver al poder o el vinculo entre ellos y candidata mas popular del país, cuando decida lanzarse al ruedo electoral, Margarita Cedeño de Fernández.
Tanto las posibles candidaturas de Leonel como de Margarita, solamente dependerían de la voluntad de cualquiera de ellos para presentar su nombre como opción a la reunión del Comité Central de su partido, que estatutariamente es quien designa las precandidaturas, y ganar el proceso interno que sigue a esa designación.
Ahora, cada día que pasa, la posibilidad de repostulación del actual Presidente Danilo Medina, se aleja, ya que tendrían que cumplirse una serie de decisiones y un calendario, que en este momento ya casi parece imposible de seguir.
Vamos a ver; en primer lugar debe haber una decisión personal de Danilo de invocar sus altos niveles de popularidad para intentar una repostulación, que es todo lo contrario a su planteamiento del 2008, cuando enfrentó internamente a Leonel.
Conociendo, como conozco a mi amigo Danilo Medina, se lo difícil que sería para el desdecirse, por mas presiones que ejerza sobre su persona su circulo interno, su coherencia le haría casi imposible tomar esta decisión.
Es decir, el primer problema de un proyecto de reelección se encuentra en que al principal interesado no le interesa el tema, porque tiene un conflicto  de conciencia, que en su caso podría ser insalvable.
Lo segundo es que debe haber un acuerdo personal con Leonel Fernández, Presidente y líder del PLD, quien no creemos que se opondría a esta posibilidad si las encuestas y perspectiva de éxito de un proyecto de este tipo garantiza la permanencia en el poder de su partido.
Contra lo que sus adversarios políticos creen, Leonel no es un hombre obsesionado con el poder, todo lo contrario, el centro de su accionar político en los últimos meses ha estado en la conservación y modernización de su partido, para adaptarlo a los nuevos tiempos.
Después de ese acuerdo, entonces tendría que realizarse un debate interno en los organismos del PLD, los cuales deberían aprobar una propuesta de modificación constitucional, que permita presentar un proyecto de ley con estos fines en el Congreso de la nación.
Posterior a esto, el tema pasaría a las cámaras legislativas, las cuáles deberán aprobar por separado, la ley que convoca a la Asamblea Revisora, con los artículos que se plantean modificar  además se deben conseguir las dos terceras partes de votos afirmativos, los cuáles no poseen el PLD y sus aliados.
Convocada ya la Asamblea Revisora, deberá a someterse a la discusión de los Senadores y Diputados para ser aprobada, también por las dos terceras partes de los votos, lo que necesitaría la suma de un grupo de diputados del Partido Revolucionario Dominicano.
Después de aprobada y promulgada la modificación a la Constitución en cuanto a este tema, deberá entonces, por el tema de que se trata, ser sometida a la aprobación del país por medio de un referendum, que es la figura constitucional que daría el caso por cerrado.
Este procedimiento consiste en la organización de parte de la Junta Central Electoral de un proceso igual al de las elecciones, con colegios electorales, boletas, oficiales de colegios electorales, etc., y ser convocado en los 60 días siguientes a la aprobación del Congreso de la ley de convocatoria.
Se le preguntaría a la población, si están de acuerdo o no con la aprobación que hizo el Congreso de incluir de nuevo la reelección presidencial consecutiva en la Constitución, y el resultado será de obligatorio cumplimiento.
A partir de su aprobación, entonces quedarían las puertas abiertas para que el Presidente Danilo Medina se presentara como candidato en las elecciones del año 2016.
Sumen todo el tiempo que sería necesario para realizar todo lo descrito, y verán que el problema no es reelección, es la Constitución.

Leave a Comment