Chispas | GENERAL NELSON PEGUERO SOLO LE PEDIMOS MANO DURA - Chispas

Dos señales se dieron ayer de cual será la actitud del gobierno frente al desborde de la delincuencia en el país: primero el nuevo jefe de la Policía Nacional Mayor General Nelson Ramón Peguero Paredes tiene formación militar no policial, ya que es graduado de infantería de la Academia Militar Batalla de Las Carreras y pasó mas de diez años en el Ejercito Nacional antes de ser trasladado a la Policía.
10001438732378jpg.jpgY la segunda, aunque griten los que viven de defender los delincuentes que tienen arrinconados a los ciudadanos decentes de este país, incluyendo abogados, directivos de organizaciones no gubernamentales y vividores de los denominados derechos humanos, su primera declaración es contundente: enfrentará a los que delinquen en el terreno que ellos quieran y por instrucciones del Presidente Danilo Medina se aumentaran las patrullas mixtas en todo el territorio nacional.
Es que la crisis de seguridad que vive el país, es el reflejo de lo que está pasando en el resto de America Latina que se ha convertido en el subcontinente mas violento del mundo, a pesar de que actualmente no tenemos una guerra activa en ninguno de nuestros países.
En un estudio que realizó el Consejo Ciudadano para la Seguridad Publica de Mexico, entre 50 ciudades mas violentas del mundo, claro en lugares donde no había guerra, las cinco primera están ubicadas en America Latina y son las siguientes: San Pedro Sula en Honduras, Caracas en Venezuela, Acapulco en Mexico, Joao Pessoa en Brasil y Distrito Central en Honduras.
Pero aun mas llamativo que esto es que entre las 50 solamente 7 de ellas se encuentran fuera de nuestro continente, es decir, 43 ciudades latinoamericanas tienen el dudoso privilegio de encabezar las metrópolis violentas en todo el planeta.
El estudio trató de buscar factores comunes que pudieran explicar el porqué de este fenómeno que se ha producido en décadas muy recientes, y se llegó a la conclusión de que una de la causas de la violencia es el crecimiento desordenado de nuestras ciudades lo que ha impedido planificar servicios públicos adecuados, que incluyen un deficiente servicio de seguridad pública, es decir cuerpos policiales eficientes.
La seguridad en nuestros países está siendo suplida por empresas privadas que sirven de soporte a cuerpos policiales con serios problemas de corrupción y bajos salarios, con el agravante de que estos vigilantes privados son una respuesta inmadura de la sociedad por la ausencia de supervisión adecuada y preparación de sus miembros en las labores a las cuáles están asignados.
Y es interesante el tema de las empresas privadas de vigilancia, ya que el deficit de miembros en los cuerpos policiales podría se minimizado con una efectiva coordinación entre las fuerzas del orden público y este ejercito de vigilantes privados.
Para darnos una idea de lo que hablamos, se calcula que en nuestra región existe mas de 4 millones de vigilantes privados en una industria que crece al 9% anual y que para el 2016 podría estar produciendo mas de 30.000 millones de dólares, y todo esto sin controles gubernamentales efectivos y, sobretodo, sin controles mínimos de parte del estado que garanticen una labor mancomunada.
Ahora, cuando se estudian los factores comunes a los cuerpos policiales de latino-america, también se encuentran similitudes en los diversos países, en primer lugar la cantidad de efectivos policiales que tiene la región es francamente insuficiente.
Y es que la carrera policial no es atrayente, por ejemplo un efectivo se sentiría atraído y respaldado su cuenta con una protección social básica.
Por ejemplo que se garantice a los efectivos policiales planes de vivienda, becas de estudio para sus hijos, buenas pólizas de seguros para casos de incapacidad o muerte y el cumplimiento de la carrera policial de modo estricto, para que sean protegidos de los caprichos de los políticos de turno.
Pero ademas un cuerpo policial debe contar con una fuerte institucionalidad que de seguridad a sus miembros en todos los sentidos, ya que se juegan la vida dia a dia frente a los delincuentes, que han demostrado que con sus actividades ilícitas son capaces de tener mayor poder de fuego con armas de grueso calibre que las fuerzas del orden.
La actividad diaria exige suplir a la policía de armamento y equipos adecuados para sus funciones de salva guardar el orden publico, poseer vehículos terrestes, aéreos y acuáticos para cumplir con sus funciones y sistema de tecnología de última generación para mantenerse un paso por delante del crimen organizado.
Pero ademas del tema policial, una política de seguridad pública efectiva requiera de un sistema judicial que responda a las necesidades coercitivas que necesita la población para mantener a raya a los delincuentes.
La burocracia, la corrupción, la lentitud en el conocimiento de los procesos y todo un sistema institucionalizado para todo menos para hacer justicia, convierte a los tribunales de latino-america en uno de los mas deficientes del mundo.
Y ni hablar del hacinamiento y corrupción que existe en el deteriorado sistema carcelario de nuestros países, que son universidades de delincuentes.
En nuestras cárceles domina la ley del mas fuerte y existen lugares donde las fuerzas que custodian los recintos ni siquiera se atreven a penetrar ya que son propiedad exclusiva de bandas que manejan desde comercios de comestibles hasta venta de drogas y prostitución en los centros de reclusión.
Esta descripción lo que demuestra es la complejidad del problema, donde la policía es solo un eslabón de una larga cadena de errores que estamos cometiendo y que llevan a nuestras sociedades a ser caldo de cultivo para la violencia delincuencial y los crímenes mas atroces.
Ahora, cambiar este estado de cosas tomará mucho tiempo y voluntad política, mientras los teóricos nos dedicamos a dilectar sobre esta tema tan complejo e importante, le auguramos los mayores éxitos al nuevo jefe de la policía y exhortamos que aplique la mano dura que necesitan los osados delincuentes dominicanos.
Y decimos esto, porque es el método usado por los países donde ha habido un desbordamiento de la delincuencia como en República Dominicana, arreglaremos la carga en el camino, mientras permitan que podamos transitar con cierta seguridad y sin miedo en las calles. 

 

Artículos relacionados

HAITIANOS: TIROS, PALOS Y PEDRADAS EN CONTRA DE LA...
views 41
Lo que muchos de nosotros venimos advirtiendo hace tiempo, sucedió ayer en un operativo de control de la Dirección General de Migración en una constru...
¿QUÉ? ¿LEONEL CREE QUE VA A DOMAR A LA CABRA LOCA?...
views 53
Con estupor hemos leído una noticia despachada desde Caracas, que da cuenta de que UNASUR dejará instalada una misión en la capital de Venezuela, enca...
DONALD TRUMP Y LA ESTRATEGIA ELECTORAL REPUBLICANA
views 56
Nadie tiene la menor duda del poder del voto hispano en los Estados Unidos, no solo es ya la primera minoría por encima de los afroamericanos sino que...
¿EL CHAPO SE ESCAPÓ O LO DEJARON IR?
views 68
El realismo magico es un genero literario donde se plantea presentar lo extraño o irreal como algo común y cotidiano, es una forma de mirar la realida...

Humberto Salazar

Leave a Comment