Chispas | HASTA LOS MUERTOS TIENEN QUE HACER FILA - Chispas

En una carta publicada en el portal ¨Aporrea¨, el poderoso ex Ministro de Planificación del régimen chavista Jorge Giordani, acusa al Presidente de Venezuela Nicolás Maduro de ser un ¨incapaz y un improvisado que despilfarra y derrocha los recursos del estado¨.
Lo que está ocurriendo en Venezuela parecen ser los últimos estertores del invento llamado ¨socialismo del siglo XXI¨, tan alabado en esta América Latina llena de ilusos dados a comprar espejitos desde la época de la colonia.
Quien acusa a Maduro en forma tan directa, no es un cualquiera, es la persona que dirigió el Ministerio de Planificación de ese país por mas de 15 años.
Jorge Giordani, que nació en la República Dominicana, era el mentor de Hugo Chavez, su guía en los procesos económicos de tendencia izquierdista que se aplicaron en el país sudamericano y que lo han llevado a la actual crisis de abastecimiento.
Deja el cargo, en medio de una debacle económica de gran magnitud; la empresa privada y publica quebrada, una expectativa de devaluación brutal del Bolivar, deudas multimillonarias con suplidores de materias primas, líneas aéreas que se niegan a volar a los aeropuertos porque les deben millones de dólares, colas en los supermercados, en fin, algo nunca visto en ese país.
Los resultados de la retórica liberacionista de Hugo Chavez, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y sus secuaces, han sido el empobrecimiento y la miseria para la mayoría del pueblo de Venezuela y la destrucción de todo su aparato productivo.
Los genios del comunismo latino-americano han hecho el milagro de llevar a la quiebra, a uno de los países mas ricos del hemisferio, poseedor de enormes recursos naturales, que parecen haber traído la desgracia antes que la dicha a sus habitantes.
En Venezuela hasta los muertos tienen que hacer filas pues a una de la tasa de homicidios mas alta del mundo, ahora se suma la falta de materiales para construir los ataúdes para enterrarlos.
Las funerarias no encuentran las láminas de aluminio, piezas de madera, satín, etc., necesarios para construir las ¨cajas de muerto¨ ,  que están como ¨muelas de gallina¨ y no aparecen ni en los ¨centros espiritístas¨.
Ante la escasez, las funerarias han optado por ofrecer el servicio de ataúdes reciclables, que consiste en turnar a los muertos para el servicio funerario, velarlos en el mismo ataúd y después proceder a cremar los cuerpos.
Solo que para la cremación también existen colas, porque los hornos son limitados a algunas funerarias, y en mas del 50% de los casos este es el servicio que están requiriendo los venezolanos, ante la imposibilidad de dar cristiana sepultura a sus difuntos.
Una a esto el cierre de la industria del automóvil, la desaparición de los periódicos porque no tienen papel, la inexistencia de medicamentos por la imposibilidad de importar insumos y ahora la crisis del sector funerario, y tendrá una idea de la profunda crisis económica por la que atraviesa país y sabrá las razones de la salida de Jorge Giordani del gobierno.
Tratar de replicar de la dictadura comunista de los ancianos de Cuba, les ha salido tan cara a los venezolanos, que ha destruido las clases medias, ha hecho huir despavoridos a los inversionistas privados, ha distribuido la pobreza por igual a toda la población y ha nivelado a todo el mundo a una vida llena de precariedad por desabastecimiento.
Para conocer la situación en Cuba, solo tendríamos que referirnos a las declaraciones del cantautor Silvio Rodríguez, personaje ligado históricamente al régimen de los Castro, quien después de visitar varios barrios de La Habana declaró públicamente: ¨He aprendido que la gente esta jodida, mucho mas jodida que lo que pensaba. Y bueno, esa es una manera de conectarse con la realidad de mi país. De seguir constatando las cosas como son¨.
Y es que el problema no es Caracas, La Habana o Piong Yang, es que el sistema solo funciona para que estos populistas se llenen los bolsillos con su retórica ¨anti-imperialista¨ y ¨salvadora¨ de las grandes masas populares.

Leave a Comment