Chispas | LA ¨BOLIGARQUÍA¨: UNA DEFINICIÓN - Chispas

La respuesta a la crisis de representatividad que se produjo en varios países de Suramérica a finales de los años 90, ha sido la presentación en sociedad de los llamados ¨boligarcas¨, que no es mas que la mezcla de bolivarianos con oligarcas.
Se caracterizan por sus posiciones radicales en materia económica, su retórica marxista, la alergia que sienten ante las criticas, su admiración por los ancianos dictadores de Cuba y el gusto que sienten por la buena vida de los capitalistas.
Con un galón de petróleo en la mano han condicionado a muchos de sus vecinos a quedarse callados, frente a la violación de las libertades públicas y al derecho a la libre expresión de los pueblos que han tenido la desgracia de caer en sus garras.
La combinación entre quien se creía la reencarnación de Bolivar (Hugo Chávez) y la casta comunista erigida en la vanguardia de la revolución (Maduro y Cabello), es el mejor ejemplo con que  podríamos tipificar a un ¨boligarca¨.

ESOS NO SABEN NADA

Mientras el resto del mundo busca enterrar las ideas colectivistas y de controles gubernamentales a la actividad económica, los preclaros latinoamericanos que asumen la ¨boligarquía¨, caminan la vía contraria porque todos están equivocados menos ellos.
Los geniecillos que hablan español, junto con miles de seguidores, demostrarán que el camino del desarrollo no es el que tomaron las grandes economías del mundo: la liberalización y el libre mercado.
Antes bien, son los controles de precios y divisas implementados en un esquema que se llama ¨Socialismo del siglo XXI¨, que surge del pensamiento de uno de los teóricos principales de las ciencias políticas: el Comandante Hugo Chávez Frías y su precursor el barbado de La Habana Fidel Castro Ruz.

LA CRISIS EN VENEZUELA

Lo que ocurre en Venezuela no es mas que la manifestación publica de la inconformidad ante una situación económica insostenible.
El modelo ¨boligarca¨ hace aguas, en un país con todos los recursos naturales disponibles para convertirse en una economía del primer mundo.
No es posible que alguien en su sano juicio, creemos que Chavez no era mas que un mitómano con ínfulas de grandeza, se haya planteado convertir ese país en un modelo fracasado y aislado como el que impera en Cuba o Corea del Norte.
La raíz de la crisis es económica, de calidad de vida, de acceso a los servicios públicos, de oportunidades, de explicaciones a las carencias, de colas en supermercados y establecimientos comerciales de todo tipo.
Es que el sistema comunista, socialista, bolivariano o como se le quiera llamar, no funciona; los marxistas, leninistas, maoístas y otras hierbas, estaban absolutamente equivocados, porque para ellos el mundo se dividía en compartimientos inmóviles y la realidad ha demostrado lo contrario.

ES LA ECONOMIA IDIOTAS 

Mientras Nicolás Maduro se desgañita, grita, amenaza, recula, avanza, mimetiza a Chávez y hasta escribe en el New York Times, no cesan las manifestaciones en las calles de toda Venezuela.
El problema son las colas que desde las cuatro de la mañana tienen que hacer las amas de casa venezolanas para tratar de conseguir algo de comida en los desabastecidos supermercados.
El problema es que el comercio cerrará sus puertas los lunes, un feriado largo todas las semanas, porque no tienen mercancías que ofrecer a los clientes.
El problema es que existen cuatro tasas de cambio que van, desde los 6.50 hasta los 52 bolívares por un dólar y así no hay forma de calcular precio de venta y reposición de inventario.
El problema es que Venezuela, que tiene plantas de ensamblaje de camiones y automóviles, (Iveco, Ford, Chevrolet) no tiene un solo vehículo disponible en los concesionarios pues no se han podido pagar los insumos a las casas matrices.
El problema es que las lineas aéreas internacionales han suspendido sus vuelos a esa nación, a pesar de las bravuconadas de Maduro, simplemente porque no se le abona la deuda de 3,500 millones de dólares que ha acumulado el gobierno bolivariano.
El problema es, que en la practica, la moneda venezolana ha sufrido una devaluación por encima del 80% al ponerse en vigencia el nuevo sistema compra y venta de divisas, con lo que esto implica en términos de inflación y pérdida de poder adquisitivo de la población.
Todo lo resumido aqui son problemas económicos, la oligarquía venezolana, cobijada bajo la bandera bolivariana, ha llevado a la quiebra económica a un país que debió haber aprovechado la bonanza petrolera de estos últimos 15 años para construirse un futuro.
Nada de esto tiene que ver con fascismo, marxismo, capitalismo, comunismo, imperialismo o cualquier otro ISMO.

Es la economía idiotas, ese sistema no funciona.

Leave a Comment