Chispas | LA CARTA PASTORAL DEL LA IGLESIA - Chispas

¨Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. Pero el asalariado, que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa¨.
¨Así que el asalariado huye porque es asalariado y no le importan las ovejas.¨
¨Yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas¨.
¨Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; a estas también debo atraer y oirán mi voz, y habrá un rebaño y un Pastor¨.
¨Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida para volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo de mi mismo la pongo. Tengo poder para ponerla y tengo poder para volverla a tomar. Ese mandamiento recibí de mi Padre¨.

PARECE UN COPY-PASTE

La parábola del Buen Pastor, es lo que justifica las emisiones de las llamadas: Carta Pastoral de la Iglesia Católica.
En ella, los pastores representares de Cristo en la tierra, los sacerdotes; emiten en conjunto su opinión sobre una serie de temas, que según ellos afectan a las ovejas pastoreadas: la grey católica.
Con motivo de celebrarse el próximo 21 de este mes de enero el día de la Virgen de la Altagracia, fueron dadas a conocer las opiniones del colectivo de los obispos dominicanos en relación a una serie de temas, todos ellos importantes, pero que se me antojan ser un ¨copy-paste¨ de otras cartas pastorales.
En el conjunto de sus opiniones, la Iglesia Católica dominicana, parece ser una de las mas conservadoras del continente, e incluso se coloca al margen de las opiniones del Papa Francisco en diversos temas de actualidad.
Plantear en esta época,  una critica al uso de preservativos, es ponerse de espaldas a la realidad, ya que incluso el Vaticano dio a conocer una flexibilización de su posición ante este tema, por el avance de la epidemia de SIDA en los países de Africa.
Predicar a las familias pobres de estos países, métodos de control natal, que como la abstinencia y el método del ritmo, han demostrado ser ineficaces, es simplemente condenarlas a vivir dentro de un circulo eterno de pobreza y marginalidad.

FALTÓ EL TEMA MAS IMPORTANTE

Sin embargo nuestra preocupación sobre la Carta Pastoral de este año, se centra en la inexistencia de una reflexión y autocrítica sobre los escándalos que han afectado a la Iglesia en sentido general y a la Iglesia Católica Dominicana en sentido particular.
Lo ocurrido en el país con el ex embajador del Vaticano, es un tema de tal gravedad e importancia, que no podía ser dejado de lado por los pastores, ya que, afecta a la institución en su conjunto.
¨El que calla otorga¨, dice el refrán, el silencio de los pastores,  lo que da a entender es su deseo de echar un manto de olvido sobre acciones delictivas tan graves, que es la Iglesia Católica dominicana la que debería ponerse al frente de los reclamos de nuestra sociedad, para que Josep Weselowski y el ¨Padre Alberto¨, ambos de nacionalidad polaca, sean extraditados a la República Dominicana y que respondan sobre sus hechos en nuestros tribunales.
No tratar el tema de la pederastia y asumir la actitud del avestruz, que ante el peligro esconde su cabeza en la arena, no ha sido la actitud mas correcta de los obispos dominicanos, pues este problema afecta el instrumento principal con que cuenta la Iglesia: su credibilidad.

EL PAPA FRANCISCO Y SU POSICIÓN

Como si reclamara que se debata el tema de los escándalos y que la Iglesia haga un mea culpa, pidiendo perdón a los afectados en particular, y a la sociedad en general, es el Papa Francisco.
Tronó en contra de los ¨cristianos corruptos´ y sobre la existencia de una serie de delitos sexuales que han afectado a la Iglesia.
En el día de hoy en la homilía de la Capilla de la Domus Santa Marta, dijo el Papa:
¨Pero ¿nos avergonzamos? Tantos escándalos que yo no quiero mencionar singularmente, pero que todos sabemos cuáles…Escándalos en los que algunos han tenido que pagar caro; y eso está bien…se debe hacer así….¡LA VERGÜENZA DE LA IGLESIA!.
¨¿Pero nos hemos avergonzado de estos escándalos, de estas derrotas de sacerdotes, obispos, laicos?¨ 
¨No tenían una relación con Dios. Tenían una posición en la Iglesia, una posición de poder y también de comodidad, pero no la Palabra de Dios¨.
Los firmantes de la Carta Pastoral en la República Dominicana, deberían hacer una postdata y ,agregar a sus válidas preocupaciones por los males que aquejan a nuestra sociedad, la preocupación que todos tenemos sobre la existencia de lobos con piel de ovejas en el seno mismo de la curia católica.
 

Leave a Comment