Chispas | LA EPIDEMIA DE LOS OPIOIDES Y LOS DOMINICANOS ¡CUIDADO CON ESO! - Chispas

En una entrevista publicada por el periódico El País, el agente de la Drug Enforcement Administration (DEA) James Hunt, hace una descripción de los cambios que ha sufrido el trafico de drogas hacia su país y la forma en que, según el, los dominicanos se han hecho con el mercado callejero que distribuye estas sustancias que en la mayoría de los casos penetra por la frontera de Estados Unidos y Mexico.

Pero mas que eso, Hunt, quien es un veterano de la guerra contra las drogas y a su vez encabeza la DEA en la ciudad de Nueva York, afirma que esa ciudad se ha convertido en lo que llama el ¨hub de la heroina¨, es decir, el lugar donde llega la mayor cantidad de esta droga de la familia de los opiáceos y se distribuye el resto de los Estados Unidos.

Vinculemos esto a la emergencia de salud publica declarada por la Administración del Presidente Trump por la llamada ¨crisis de los opiodes¨ y tendremos en nuestras manos las piezas de un serio problema que se le viene encima a la comunidad dominicana que vive en la ciudad de Nueva York y sus alrededores.

Estados Unidos se enfrenta en estos momentos a uno de los problemas mas graves de abuso de drogas de su historia, el uso de sustancias derivadas del opio, tanto sintéticas (Percocet, Fentanyl, etc) como naturales (heroína opio) son actualmente la causa principal de muerte en personas menores de 50 años en ese país.

Para ejemplo basta un botón, en el año 2014 en todo el territorio de la unión americana, murieron 34,000 personas a causa de accidente de transito, una cifra similar falleció por violencia asociada a armas de fuego, pero mas de 47,000 personas murieron a causa de abuso o sobredosis de los opioides.

¿Como comenzó esto?

En los años 90 después de varias guerras donde participaron, y aun participan miles de soldados estadounidenses, se sintetizaron varias drogas para aliviar el dolor, entre ellas Percocet, Percodyn, OxyContyn, estas se convirtieron en una solución al problema del dolor crónico asociado a heridas producidas a estos soldados así como también a la población en general.

El uso de estas drogas se generalizó por la prescripción medica, 1/3 de la población de los Estados Unidos dice tener dolor crónico, esto es igual a mas de 100 millones de personas, lo que quiere decir que el mercado legal de estas drogas se convirtió en una fuente de riqueza enorme para las compañías farmacéuticas que tienen la exclusividad de las patentes y por lo tanto las fabrican y las venden.

En el mundo mas de 30 millones de personas abusan del uso de estas drogas y se calcula que cerca de 3 millones de ellos están localizados Norteamérica, hablamos de pastillas y ampollas fabricadas por la industria farmacéutica de un modo legal, pero que por ciertos efectos placenteros que se producen con su uso, el opio es una de las drogas mas antiguas que se conoce, provocan adicción y se ha demostrado que son una vía para la adicción a la heroína.

Y aqui esta la gran diferencia y el porque consideramos, en caso de que se estigmatice a los dominicanos de Nueva York como parte importante de la cadena de distribución de la heroína, el porque desde ahora deberíamos como parte de las políticas sobre el tema de los narcóticos del estado dominicano, ponerle especial atención a este tema que es hoy en día la principal preocupación del gobierno de los Estados Unidos en materia de salud pública.

No es lo mismo opiáceos que opioides, los primeros son drogas naturales sintetizadas a partir de la siembra de la amapola o adormidera, que por un proceso conocido hace miles de años se extrae el opio, la morfina y la heroína, estas plantas son comunes en Asia y en las montañas de norte de Mexico, donde se produce hoy en día gran parte de la droga que viaja a los Estados Unidos a través de la frontera.

Mientras que los opioides son medicamentos usados para el alivio del dolor, son prescritos por profesionales de la salud, sintetizados en laboratorios de la industria farmacéutica y se venden de forma normal, en las farmacias y como drogas controladas para su uso bajo la supervisión de un médico que es el responsable de recetarlo.

La importancia de todo esto, está en que el abuso de los opioides ha llevado a un aumento significativo del uso y adicción con los opiáceos, especialmente heroína, droga de la que hoy en día se calcula que existen mas de 500 mil adictos en Estados Unidos, y como se vende en la calle en un mercado dominado por el crimen organizado, se presta a sobredosis, contaminación con otras sustancias y una serie de problemas de salud que es lo que ha llevado a declarar este tema como una emergencia sanitaria.

Hablamos que de que el pasado año 2016 mas de 60,000 personas murieron por sobredosis de opioides, la mayoría de ellos por el uso de heroína distribuida en las calles, y esto podría aumentar significativamente este año, por lo que estamos frente a una verdadera epidemia donde resultan acusados, tanto los carteles de las drogas como la industria farmacéutica y los médicos que indican esas sustancias.

Ahora existe una alarma generalizada en la sociedad norteamericana, porque ya se habla de que se perderá toda una generación de jóvenes sometidos al abuso de las drogas, muy especialmente los derivados de la adormidera, ya que la marihuana se ha legalizado en gran parte del territorio de los Estados Unidos, los carteles de la droga han construido un negocio alternativo, mas lucrativo pero con mayor mortalidad que la venta y distribución de esta.

La guerra contra las drogas se va a centrar en los próximos años sobre la epidemia de los opioides, ya que los opiaceos los venden en las farmacias, y si la atención esta centrada sobre los carteles mexicanos que la producen y trafican, para posteriormente su distribución en las calles caer bajo la responsabilidad de los dominicanos, tal como dijo el agente Hunt, entonces pongamos atención a este tema que parece no ser tan lejano como muchos podríamos haber pensado.

Humberto Salazar

Leave a Comment