Chispas | LA MUJER DEL CÉSAR…… - Chispas

Julio César cónsul, general y posteriormente destructor de la República Romana, fue conocido, ademas de sus dotes militares y políticas, por su afición a las mujeres hermosas.
Su conquista femenina mas conocida fue la de Cleopatra, reina de Egipto, quien incluso estuvo en Roma hasta que fue ajusticiado por un grupo de conspiradores en las escaleras del Senado.
Su segunda esposa, Pompeya, según cuenta la historia, era una hermosa mujer amante de las fiestas y la vida disipada.
Al celebrarse las celebraciones de la buena diosa, a la que ningún hombre podía asistir, el joven Publio Claudio, se disfrazó de mujer y participó en ellas, aparentemente con el propósito de enamorar a la mujer de César.
Siendo capturado y llevado a juicio, fue absuelto, ya que no había pruebas en su contra; sin embargo Julio César se divorció de Pompeya bajo el argumento de que: ¨mi esposa debe de estar fuera de toda sospecha¨.
Esto inmortalizó la frase: ¨la mujer del César no solo debe ser honrada sino también parecérlo¨.

LOS INGENIEROS POLÍTICOS

En la República Dominicana donde gran cantidad de obras de infraestructura dependen del gobierno, la delgada linea que separa lo ético, lo legal y lo justo, es muy fácil confundirla al ejercer la profesión de ingeniero constructor.
Decimos esto, porque la mayoría de los cuestionamientos que se hacen dentro de los partidos políticos de nuestro país, con el tema de las fortunas construidas al vapor, están centradas en los profesionales de esta area.
Resulta muy fácil para un ingeniero constructor, vinculado a las actividades políticas, conseguir la asignación de una obra multimillonaria, por el mismo o por un testaferro, y en un sólo periodo de gobierno pasar de la casi indigencia a disfrutar de una riqueza inimaginable.
En toda la historia electoral dominicana siempre se ha hablado de las enormes suma de dinero que aportan las compañías constructoras a los diferentes candidatos a la presidencia.
Lo que nunca había ocurrido, era la presencia de un ingeniero constructor, como candidato a la presidencia de la República o a la cabeza de uno de los partidos principales del país.
Hasta que sucedió con Miguel Vargas, los ingenieros se habían mantenido a la sombra del poder político como financiadores y beneficiarios, pero nunca como figura principal de un proyecto presidencial.

LA DELGADA LINEA DE LO ETICO Y LO LEGAL

La ética es una categoría abstracta que se refiere al accionar moral de los individuos, tan es así, que en su origen del griego, la palabra se puede traducir como ¨carácter¨.
Según el filósofo alemán Immanuel Kant, la ética es la ciencia del comportamiento moral, por lo que, asumiendo el pensamiento de Kant, cuando se define el comportamiento ético de una persona se está haciendo un juicio sobre su moralidad.
Lo legal en cambio es una categoría concreta, y se refiere a las leyes y al derecho.
El ámbito de la legalidad se debe ajustar estrictamente a lo que dicta la ley y lo que figura en los códigos, es decir, se define en lo que está escrito, discutido y aprobado por los órganos competentes para construir un marco jurídico.
Las diferencias de interpretación en cuanto al tema legal, pueden ser discutidas en forma concreta frente a un juez, quien tiene la obligación de emitir juicios concretos soportados en las leyes.
De estas definiciones podemos inferir entonces una conclusión: no todo lo que es legal, es necesariamente ético y moral.

EL PRÉSTAMO DEL BANCO DE RESERVAS A MIGUEL VARGAS

Todas las disquisiciones teóricas que hemos hecho sobre el tema es para enmarcar en una línea racional de pensamiento, y dejando a un lado la pasión política, el tema en debate sobre el préstamo hecho por el Banco de Reservas a la compañía Mundo Mall propiedad de Miguel Vargas.
Desde el punto de vista de las leyes y las normas bancarias, es legal, porque cumple con los requisitos exigidos por el banco en cuestión para realizar una negociación de este tipo; existen garantías por encima del monto otorgado, historia de crédito, solidez de la compañía en cuestión y un nombre asociado a la construcción de grandes obras en el país.
Ahora, desde el punto de vista ético, que es un juicio moral como ya definimos, creemos que Miguel Vargas, en la circunstancia en que se produjo esa negociación, cometió una falta grave a lo que era su responsabilidad de proteger su buen nombre en la actividad política.
Decimos esto, porque el Banco de Reservas es de capital estatal, por lo que es imposible desligar la influencia del gobierno de turno sobre su consejo de directores.
Y en el momento que se produjo la aprobación del préstamo, Miguel Vargas era el presidente del Partido Revolucionario Dominicano, que a su vez estaba inmerso en la campaña electoral, en competencia con el Partido de la Liberación Dominicana.
Complicado el ser ingeniero constructor de obras publicas, que dependen de la voluntad del grupo gobernante, y privadas que dependen de un financiamiento muchas veces estatal.
En este caso, a nuestro juicio, el préstamo fue legal, pero para nada ético y moral.

EL QUE EJERCE LA ACTIVIDAD POLÍTICA NO SOLO DEBE SER HONRADO, SINO PARECERLO

Leave a Comment