Chispas | LAS SANGUIJUELAS EMPRESARIALES - Chispas

La sanguijuela es una especie animal que vive en agua dulce,  algunas de ellas son hematófogas, es decir, se alimentan de sangre, la cual ingieren al pegarse al cuerpo de otros animales de los cuales no se despegan hasta que no queda una sola gota del liquido de la vida en el organismo.
En la República Dominicana existe una parte de los empresarios que es lo mas parecido a las sanguijuelas; chupan, y chupan la sangre de los infelices hasta que a estos no les queda ni el aliento y critican cuando se les trata de dar un poco de vida.
Dentro de este grupo se encuentran los inefables apellidos que se turnan en la presidencia del CONEP, organización empresarial que se usa como grupo de presión para defender los intereses de los mas ricos en las grandes decisiones nacionales.
Pues dentro de este marco es que habría que ubicar el discurso del presidente del CONEP, Manuel Diez Cabral, en la Cámara Americana de Comercio el martes de esta semana, en el cual culpa a los programas sociales y la expansión de los empleos públicos (no demostrado numéricamente) de los gobiernos del PLD, del aumento del empleo informal en el país.
Aunque lo que se destaca es el tema político, el discurso de los empresarios donde está centrado es en la necesidad de la reforma del Código Laboral, ¨para que nuestra economía sea mas competitiva y por este medio se promueva la formalidad del empleo¨.
De todos es conocida la intención, soportada por una costos campaña de sensibilización en los medios de comunicación, del CONEP y otros grupos empresariales, de disminuir los beneficios que otorga nuestra legislación a los trabajadores.
Lo que no dice el CONEP, es que el financiamiento de los programas de política social de los gobiernos del PLD en los últimos diez años, tuvieron su origen en el desastre económico que heredaron del fracasado gobierno de Hipólito Mejía y el PRD, que lanzó a mas de 1 millón 400 mil dominicanos por debajo de la línea de pobreza en solo dos años.
Tampoco dice, que en el año 2004 hubo que invertir cientos de millones de pesos en el programa ¨Comer es Primero¨, porque a la mesa de millones de dominicanos no llegaban los nutrientes necesarios para su supervivencia, todo fruto de la política económica del mismo personaje a quien muchos de ellos apoyaron para que volviera a la Presidencia de la República en el año 2012.
Se olvida Diez Cabral, que del presupuesto ejecutado cada año por el gobierno dominicano, mas de 65 mil millones de pesos se entregan como subsidio al sector eléctrico, para quemarlo en las calderas de las plantas, cuyos propietarios estaban sentados en ese almuerzo, y son parte de la directiva del CONEP, sin que hasta la fecha hayan presionado para que se llegue a un acuerdo integral, que es lo que se llama Pacto Eléctrico.
Es mas, el tema del Pacto Eléctrico, se ha retomado de parte de los empresarios, ante la evidencia de que existe la voluntad del gobierno de construir un parque de generación para obligar a disminuir las abusivas tarifas que mantienen las ¨sanguijuelas¨ que se hacen llamar empresarios dominicanos, bajo el lema ¨o me pagas o te apago¨.
Otro olvido del CONEP, es que la presión que hizo en la asignación del 4% del PIB para la educación, 110 mil millones de pesos este año, fue seguida de presiones desde ese grupo empresarial para participar del festín económico que significa esa masa monetaria, resucitando a EDUCA, como otro organismo de presión y participación directa para el manejo de esos fondos.
Antes que un Estado mas grande, lo que existe en la República Dominicana, es un sector público constreñido por un presupuesto que antes de ser puesto en ejecución, ya está comprometido con la asignación de 50 mil millones de pesos para cubrir el deficit del Banco Central (fruto de la quiebra de los bancos), aproximadamente 65 mil millones para el deficit eléctrico y 110 mil millones para el sector educativo.
Si a esto le sumamos el pago de la deuda interna y externa, entonces entenderemos porque antes que grande, nuestro Estado es pequeño para suplir las necesidades de todo tipo que requiere la población dominicana.
La informalidad en el empleo en nuestro país, es el reflejo de una sociedad que posterga las transformaciones necesarias para integrarse a esquemas de producción y cohabitación social que lo integren a la modernidad.
Informal también es el empresario que posee doble y triple contabilidad para burlar el impuesto sobre la renta, son las modificaciones de nomina para disminuir los aportes a la seguridad social, son los negocios no transparentes con todos los gobiernos del país, la no existencia de una bolsa de valores porque nadie confía en los estados financieros de las empresas, y muchos etcéteras mas.
Estamos de acuerdo en que formalicemos el empleo, pero también el ejercicio empresarial que para nada es transparente y usa el CONEP para conseguir mas privilegios y exenciones, mientras la clase media dominicana carga con la mayoría de los aportes formales al fisco en forma de impuestos directos.
Un discurso lleno de olvidos, errores, mentiras y medias verdades; es decir lamentable e incoherente, que es lo que ocurre cuando no se parte de la realidad que existe en el país.

Leave a Comment