Chispas | LE HAGO TRAMPA AL ¨MORENO¨ - Chispas

El ¨gallero¨ piensa y piensa para las elecciones de 1994: ¿para que se me ocurrió hacerme Secretario Político de este partido si estamos  abajo en las encuestas?
Era el resumen de todo tipo mensajes y presiones a que había sometido al ¨viejo¨ para que lo designara (nunca ha ganado nada si no es señalado), como segunda figura del partido del gallo, quien lo hizo para complacer al ¨inglés de los ojos azules¨ y al ¨ingeniero¨ advirtiéndoles que lo hacía en contra de su voluntad: ¨porque ese no sirve para nada¨.
Como todos los tramposos, en vez de ponerse a trabajar y tratar de revertir las encuestas de la época, al ¨gallero¨ lo que se le ocurrió fue hacer una de sus mañoserías, aprovechando la presencia del ¨pelotero¨ en la Junta Central Electoral.
¿ Y si sacamos a la gente del ¨moreno¨ del padrón de electores?, después de todo no soy candidato a nada y el foul, si es que lo hay, se le pegará a otros.
Recuérdese que los candidatos de los coloraos eran ¨el viejo¨ y el ¨gordito de los carros¨.
Friendo y comiendo, se dedicó en cuerpo y alma a montar uno de los fraudes mas burdos y estúpidos de los que se tenga memoria en la isla, lo que desató una crisis política que llevó al país al borde de la confrontación armada y la intervención extranjera.

BREVE RELATO DE LA ESTUPIDEZ

Junto con un grupo de personas de ¨confianza¨, que después se demostró que no lo eran tanto, el ¨gallero¨ y el ¨pelotero¨ decidieron localizar uno a uno a los que pertenecían al equipo del ¨moreno¨, señalarlos en el padrón de electores y fabricar una lista con esa enorme cantidad de personas.
Entregaron a los partidos que concurrían al proceso el padrón contentivo de todos los nombres, pero dos días antes cerraron el centro de cómputos de la JCE para excluir a esos miles de electores.
De modo que cuando se abrieron las mesas electorales a las 6 de la mañana de aquel 16 de Mayo, habían dos padrones; uno que tenían los delegados de los partidos con el 100% de los electores y otro en manos de los presidentes y secretarios, que era el oficial, donde habían miles de excluídos, casi todos del partido del ¨moreno¨.
A media mañana, los partidarios del ¨moreno¨, incluyendo al ¨hombre de Mao¨, que era el candidato a la vice  y provenía del partido del ¨viejo¨, no solamente llevaron sus protestas ante los observadores internacionales sino que comenzaron la investigación de como se pudo producir un hecho de esa naturaleza.
En el amanecer del 17, con el conteo de votos suspendido y en medio de una crisis nacional, ya todos sabían lo que había pasado y la forma en que ocurrieron los hechos.
Quien llevó a la JCE los programas contentivos del fraude para hacer el cambio, fue una pareja de ayudantes del ¨gallero¨: ¨el discípulo incrédulo¨ y su carnal ¨el nefrítico¨.
El segundo cantó hasta el claro de luna frente al ¨hombre de Mao¨, quien le confesó (era un agente doble o un cobarde), absolutamente todo lo que había ocurrido.

HAGO EL LÍO PERO QUE DEN LA CARA OTROS

Fiel a su costumbre, el ¨gallero¨  hizo mutis cuando se armó la de Belén de los pastores, huyó por la derecha y le dejó todo el problema al ¨viejo¨ y al ¨gordito de los carros¨, que para eso, según el,  eran los candidatos.
Su voz no se escuchó en ningún momento cuando al ¨viejo¨ lo estaban agrediendo con el ´dardo de los Partos¨ en la crisis post electoral del 1994, todo lo contrario, se escondió de tal forma que parecía que su nombre también fue excluido del mundo de los políticos junto con los miles de electores ¨blancos¨.
Las presiones de la OEA, la presencia del ¨gringo canadiense¨, las visitas de los miembros del gobierno del norte, las pruebas del fraude cometido, el pacto para salvar el sistema democrático, y todo lo derivado de la torpeza descrita fue soportado por ¨el viejo¨, sin el refuerzo de quienes dirigían al partido del ¨gallo¨, institución que a partir de ese proceso comenzó la agonía mas larga que recuerde agrupación alguna en el país.
¿Y donde estaba el ¨gallero¨? pues nadie lo sabe, quizás negociando con los que se presentaban con posibilidades de ganar las elecciones en el próximo proceso electoral.
Porque para el, de eso se trata la política, negociar para obtener beneficios económicos, y eso solo lo dan quienes ostentan el poder.

EN LA OSCURIDAD
¨Un atardecer
cuando no haya sol, 
cuando el mar se ve,
ya sin su color. 
En la oscuridad,
Donde nadie va…..

En ese ambiente es que trabaja el ¨gallero¨, como las letras de esa canción; en la sombras, nunca dando la cara y cuando la da, pone cara de idiota como que eso no es conmigo, sin tener en cuenta que los tiempos cambiaron y no hay nada secreto en esta época de las comunicaciones digitales.
El final de esta historia resumida la conocemos casi todos: crisis institucional, modificación constitucional con efecto retroactivo, recorte del periodo del ¨viejo¨ a 18 meses posteriormente modificado a 24, por el empatalonamiento del ¨gordito de los carros¨, que amenazó incluso a la embajadora del norte con lanzarla del balcón del Congreso.
Elecciones válidas para legisladores y ayuntamientos pero solo medio válidas para presidencia y vice, una medio derrota o medio victoria, depende de como se quiera ver.
Ese barbaraso entonces se enojó porque después de lo que el consideraba el fraude del siglo, que no fue mas que un disparate mal montado y pésimamente ejecutado, a el le dieron por un año un cargo casi simbólico y al ¨pelotero” lo dejaron fuera del lineup.
Su venganza para con el ¨viejo¨, el odio que descargaba por la longevidad de esa figura lo seguiremos tratando en las entregas sabatinas de: ¨Las aventuras de un gallero tramposo¨.
Hasta el próximo sábado.

Leave a Comment