Chispas | LEONEL: EL ¨JARRON CHINO¨ QUE NO HAN PODIDO ROMPER - Chispas

A medida que se acerca la hora de la elección del candidato que presentará el Partido de la Liberación Dominicana para las elecciones del 2016, son muchos que comienzan a desesperarse, frente a las numerosas encuestas públicas y privadas, donde Leonel Fernández se consolida como la figura política con mayores posibilidades de ser candidato y ganar ese torneo electoral.
Una muestra de ellos, en la primera plana del periódico El Nacional en el día de ayer, donde la ¨noticia¨ principal en la portada, da cuenta de una reunión, tipo Agencia Central de Inteligencia (CIA), donde un ¨grupo de dirigentes¨, innominados por supuesto, del PLD, decidieron hacer una campaña contra Leonel, para disminuir sus posibilidades de ser electo candidato de su partido, es decir, una verdadera conspiración.
Eduardo Frei, el patriarca de la Democracia Cristiana chilena, se inventó una frase que ha pasado para la historia: ¨los ex-presidentes son como jarrones chinos; muy valiosos pero nadie sabe donde ponérlos¨.
Con ella quiso describir lo difícil que podría ser el trato entre un ex-presidente saliente y el entrante, sobretodo por el aura de poder que rodea a quien ejerce el cargo de primer mandatario de una nación, y esto se acentúa cuando ambos son miembros del mismo partido político.
En nuestro país, el ¨jarrón chino¨en que se convirtió Leonel cuando salió de la Presidencia de la República el 16 de agosto del 2012, ha sido objeto de múltiples intentos de destrucción y ruptura hasta hacerlo añicos, donde no ha participado, aunque muchos lo han azuzado, el actual Presidente de la República Danilo Medina.
Es mas, para los que conocemos algunas intimidades de ese partido, sabemos el respeto y comunicación constante que se da entre los antiguos compañeros de partido que son Danilo y Leonel, y en la pared de su relación se han estrellado todos los intentos de división del PLD.
¿Cuál es la razón por la que Leonel ha sido objeto de la campaña mas perversa y maliciosa que se haya hecho en contra de un líder político en los últimos años?
Pues la simpleza, que al salir por las escalera del Palacio Nacional, se convertía inmediatamente en el referente para, si así lo decidía, ser un candidato con amplias posibilidades de volver al poder, y eso, no lo soportan sus adversarios internos y externos.
Todo tipo de bellaquerías, mañas, mentiras y falsedades, han sido usadas contra una figura política respetada y valorada en todo el mundo, que se codea con la crema y nata de la intelectualidad a nivel global que es invitado a múltiples discusiones en foros internacionales a los cuáles ningún dominicano, excepto Leonel, ha llegado nunca.
En algunos medios escritos, se han vertido ríos de tinta para intentar disminuir la figura de Leonel, acusándolo de todo lo imaginable, en campañas mendaces promovidas por los que ambicionan sustituirlo como principal líder político del país.
Escribió Juan Bosch cuando fue derrocado en 1965, que una de las industrias principales de la República Dominicana es el chisme, y ahora agregamos nosotros, que la batalla en las redes sociales se da entre los que propagan el chisme barato como una verdad, contra los que tratan de razonar con argumentos frente a los denuestos que usan los que no poseen las armas retóricas para la discusión racional.
Pues el chisme, la mentira, las acusaciones sin fundamento, las traiciones de algunos de sus ¨amigos¨, el uso irresponsable de los medios electrónicos de comunicación, es mas, existe un periódico digital: acento.com.do, que se usa solo con el objetivo de romper el ¨jarrón chino¨.
Sin embargo parece que el grupo de ¨enanos mentales¨ que se puso como objetivo alcanzarlo, son tan pequeños, que ni siquiera se han acercado al anaquel donde fue colocado, por lo que ahora miran azorados como sus posibilidades de volver al Palacio Nacional se acrecientan a medida que pasan los días y los meses.
Desmontado ya el argumento de una tasa de rechazo, que nunca existió, veremos nuevos intentos de romper el jarrón, ahora según El Nacional, existe una ¨conspiración¨, que a nuestro juicio siempre existió porque la política es un juego de intereses, desde sectores tan poderosos del PLD, que son capaces de mandar a escribir columnas en periódicos tan importantes como The Wall Street Journal, el colmo de la ridiculez.
El problema para muchos es que el concepto de la conversión de un Presidente en un ¨jarrón chino¨ pasa por la imposibilidad de esa persona en tomar decisiones políticas, es decir, lo han jubilado del cargo público y de la posición partidaria, lo cual no es el caso de Leonel, que es en el día de hoy el presidente del partido mayoritario de la República Dominicana.
Con la campaña de mentiras en contra del ¨jarrón chino¨, no solo no lograron romperlo, sino que la obsesión que demostraron en su contra, lo convirtieron en el mayor valor político que tienen el PLD y una mayoría de dominicanos para las próximas elecciones nacionales.

Leave a Comment