Chispas | LEONEL Y DANILO, DANILO Y LEONEL - Chispas

En el dia de ayer se publica parte de una conversación privada entre el ex-Presidente Leonel Fernández y el periodista y Embajador César Medina, centrada en el tema de la reelección y las posibilidades de que de se plantee esta salida para las próximas elecciones nacionales.
La reelección de un presidente en periodos consecutivos, ha sido uno de los temas tabú con que ha tenido que lidiar la clase política dominicana, es mas, ha sido la causante de divisiones partidarias en dos de los tres partidos principales de nuestro sistema.
Fue el motivo de la separación de Joaquín Balaguer y Augusto Lora en 1970, lo que dividió al antiguo Partido Reformista, y recientemente produjo la fractura del PRD, cuando el que era presidente del partido Hatuey Decamps, fue obligado a salir de sus filas por el avance aplastante de las fuerzas reeleccionistas de Hipolito Mejía.
Sin embargo, Leonel Fernández, con la coherencia de pensamiento que lo caracteriza, asume la posición de líder de su partido, muchas veces no comprendida, sobre las posibilidades de que el PLD presente de nuevo a Danilo Medina como candidato para las elecciones del 2016.
Leonel no está en desacuerdo con un proyecto reeleccionista, antes bien, si Danilo se decidiera a presentarse, confiesa que será el primero que apoyaría su decisión.
Primera condición: debe existir una decisión personal de Danilo Medina, en ese sentido, es decir, es el que debe decidir si desea asumir de nuevo la candidatura.
Dice Fernández que esto deberia ser presentado al partido, y este, a través de sus organismos aprobar el camino a seguir para un proyecto de este tipo.
Segunda condición: el PLD como organización política, tendría que decidir si esto es lo que mas lo convierte, ya que, existen barreras legales y políticas que habría que salvar para presentar de nuevo al actual Presidente como candidato.
Después de que se cumplan los dos primeros esfuerzos, entonces habría que buscar la vía de modificación constitucional que abra las puertas a un proyecto de repostulación.
Como el PLD, aún con los aliados, no posee las dos terceras partes necesarias para aprobar una ley de modificación a la Constitución, ni tampoco los votos para que se apruebe una ley de referéndum acerca de ese tema, tendrían que unirse un grupo de legisladores de la oposición para conseguir el número necesario y tomar una de las dos vías legales para cambiar el artículo que prohibe la reelección consecutiva.
Y ahí es que a la ¨puerca le tuerce el rabo¨, porque en la Cámara de Diputados, una decisión de este tipo solo se consigue con el reparto de dinero y prebendas a los sacrificados legisladores o por un acuerdo político con uno de los pedazos en que está dividido el PRD.
Lo que si queda claro con la posición pública de Leonel, es que nadie lo verá disputándole internamente la candidatura a Danilo Medina, si es que este decide presentarse, antes bien, que haría el mayor esfuerzo posible de que un proyecto de este tipo llegue a feliz término.
Y es que Leonel no necesita, como no le necesitaban los grandes líderes nacionales, estar al frente del gobierno nacional como Presidente de la República, para aportar sus conocimientos y trabajo por la mejoría de la calidad de vida de los dominicanos.
Es mas, son las excelentes relaciones personales y políticas entre Danilo y Leonel, lo que han permitido este periodo de gobernabilidad y estabilidad de que disfrutamos los dominicanos en estos diez años.
Ya en el 2008 Fernández planteaba lo mismo, un Presidente como el, con altos niveles de popularidad, merecía ser apoyado por su partido, ya que de perder una contienda interna, la fuerza política que era su sostén se dividiría y se abría las puerta a la posibilidad de perder las elecciones.
Además, la Constitución vigente en ese entonces, no le impedía legalmente presentarse como candidato, lo cual hizo, ganó las elecciones y abrió el paso a Danilo Medina actual Presidente de la República.
Porque a Leonel los tropezones si le hicieron levantar los pies, por no asumir de nuevo la candidatura modificando la Constitución como le planteó Joaquín Balaguer en el año 2000, sufrimos el caos y el desorden del desgobierno de Hipolito Mejía durante cuatro años.

Leave a Comment