Chispas | LEONEL Y EL METODO DE BALAGUER - Chispas

Para asumir el liderazgo político en esta época se hace necesario abrir caminos de comunicación bí-direccional donde quien dirige sea capaz de sentarse a escuchar, muchas veces ideas que se contraponen a lo que son sus pensamientos mas íntimos, y tratar de estudiar en el ambiente cual es la decisión correcta que aplica en cada ocasión.
Recuerdo perfectamente la fama que se dio a Joaquin Balaguer, cuando estaba en pleno uso de sus facultades físicas, quien se sentaba a esperar y escuchar todo tipo de debates sobre un tema cualquiera y al final tenía la genialidad de no equivocarse porque lo que decidía no era mas que el resumen de la opinión de todos.
En este caso, la paciencia se sobreponía a las prisas y Balaguer quedaba como un genio de las decisiones, porque si eran construidas por todos, entonces todos se veían identificados cuando se toma
Un líder de esta epoca, y nadie escoge ser líder, lo es por decisión de los que lo rodean, debe tener la capacidad de explicarse de forma clara, saber resumir las ideas del grupo y ponerse al frente de lo que piensa la mayoría, a sabiendas de que en el se encarnan las esperanzas de llegar a buen puerto.
En el año 1995, Daniel Goleman escribió un libro titulado ¨Inteligencia Emocional¨, ampliamente difundido, donde planteaba que no necesariamente una persona era capaz de resolver problemas sobre la base de su coeficiente de inteligencia sino, que debía también poseer habilidades para identificar y manejar sentimientos propios y ajenos para hacer una mezcla de información y emociones y poder tomar decisiones asertivas.
Un líder debe poseer un gran desarrollo de esta clase de inteligencia, la responsabilidad de guiar grupos humanos, y en el caso de los políticos donde se mezclan tantos intereses, el liderazgo no es para todo el que aspire a serlo, sino que la paciencia, escucha activa y compresión de los menos dotados, pero impulsados por emociones primarias, es parte del desarrollo de un liderazgo eficaz y exitoso.
El lider se establece un plan a seguir del cual se desviará solo en casos de fuerzas externas que lo obliguen, aunque resuelto el problema volverá al camino trazado; no le seducen los ¨cantos de sirena¨ de los desesperados, que nunca van a entender que las cosas llegan a su tiempo y que lo procesos deben cumplir etapas para poder recoger los frutos de lo planificado.
Todo esto lo recordamos en el dia de hoy, ya que los que esperaban un enfrentamiento entre
los llamados ¨leonelistas¨ y ¨danilistas¨en la reunión de anoche del Comité Político del PLD se quedaron con el ¨moño hecho¨ y las cosas transcurrieron rápidamente, sin traumas de ningún tipo y como un bloque, los legisladores del PLD votarán por Cristina Lizardo para la presidencia del Senado (ocho años estuvo como vicepresidenta) y Abel Martínez para la Presidencia del la Cámara de diputados.
El uso de calificativos como ¨leonelistas¨ y ¨danilistas¨ termina cuando se inician los trabajos de los organismos que conforman el PLD.
La obra mas grande del Profesor Juan Bosch fue dejar construida una organización con una dirección vertical respetada por todos, en un país donde prima el caos y el desorden; donde los dirigentes partidarios quieren ser líderes sin haber estudiado la forma en que se construyen y mantienen los liderazgos.
Anoche, el CP del PLD dio otro ejemplo, de que los temas no son personales, ni quien va a presidir un organismo del Estado, sino la capacidad que haya demostrado como dirigente político y la confianza que se haya ganado de sus compañeros y militantes.
Antes de olvidarnos y como colofón, otra de las características del líder es el carisma, un don muchas veces no entendido y que tiene sus raíces en la doctrina cristiana de que son muchos y los otorga el Espíritu Santo.
Sin embargo en la actividad política el carisma es la virtud que tienen ciertas personas de atraer hacia si mismas a otros, de llamar la atención cuando se está en medio de un grupo porque posee características particulares y únicas, de tener la última palabra en los conflictos y ser escuchado y respetado por todos; pero ademas un líder carismático sabe ponerse por encima de las aspiraciones individuales de los integrantes del grupo y toma las decisiones que mas convienen al colectivo, nunca pensando en si mismo.
Pero además permitiendo que se exprese la regla número uno de la democracia, que es la ley de la mayoría.

Humberto Salazar

Leave a Comment