Chispas | LO QUE DUELE EN LEONEL ES EL CARISMA - Chispas

Carisma, es una palabra derivada del griego, que describe la capacidad que tienen ciertas personas de motivar, ejercer una especie de magnetismo personal y crear a su alrededor una atmósfera inexplicable desde el punto de vista racional, este es un don que se poseen pocos seres humanos.
Existen individuos que consiguen ser el centro de atención en reuniones, áreas laborales, familias, es decir, donde quiera que se congreguen grupos, sin que tengan que realizar aspavientos o hacerse notar con extravagancias.
Este tema ha centrado la atención de muchos sicólogos, sociólogos y analistas de la conducta individual y colectiva, quienes en general han llegado a la conclusión de que se trata de algo inherente a una cantidad limitada de personas, las cuáles han sido privilegiadas por la naturaleza.
En un libro titulado ¨El líder carismático¨, Jay A. Conger, describe algunas de las conductas que caracterizan a un líder carismático, las cuáles vamos a resumir a continuación: 
Es una persona que no avasalla, mas bien trata de sacar lo mejor de los que lo rodean; escucha e importantiza las ideas de los demás lo cual hace que se sientan apreciados; es buen comunicador e integra a su discurso lo que aprende de sus colaboradores.
Ademas es creíble en sus juicios, es confiable y para nada será conformista, es un visionario; de todos modos el carisma tiene una relación íntima con la capacidad de mirar por encima de los demás o mas allá de la curva.
El líder con carisma es capaz de sacrificarse por lo que cree, ademas de tomar riesgos; nadie va a seguir a una persona que no sea capaz de arriesgarse y pelear por sus ideas.
También es una persona creativa, capaz de reconocer sus errores y buscar vías alternativas para superarlos; siempre habla de nosotros, nunca del yo y se percibe que pone delante el objetivo común antes que la realización individual.
Pues en el dia de ayer el Presidente del Partido de la Liberación Dominicana y ex Presidente de la República, Leonel Fernández, fue a visitar a un dirigente de su partido en el populoso sector de Los Alcarrizos en la Provincia de Santo Domingo.
Desde que se supo de la presencia de Fernández en el barrio, cientos de personas se aglomeraron frente a la casa del señor Idelfonso Vasquez, con el objetivo de ver de cerca y estrecharle la mano a quienes consideran su líder político.
En los testimonios fílmicos, pudimos apreciar como mujeres, hombres, niños y ancianos, pugnaban por sentir el calor humano que despide Leonel y lo miraban con la cara de esperanza reflejada en sus rostros.
Tanto fue el impacto de esta visita personal a Los Alcarrizos, que Leonel tuvo que subir a la azotea de la casa, para desde ahí improvisar un saludo colectivo a todos los que querían verlo y escucharlo.
Eso es lo que duele a muchos de la personalidad de Leonel Fernández, solo que el no puede hacer nada para evitarlo, se llama carisma y Dios lo otorga solo a algunos privilegiados.

Leave a Comment