Chispas | MONCHI: ¿SE TE FUERON LOS GENES A LA CABEZA? - Chispas

En 1939 la Alemania dirigida por Adolf Hitler dio inicio a la política expansionista que llevaría al mundo a la mayor carnicería de la historia; el conflicto armado que se denomina la Segunda Guerra Mundial.
Lo que Hitler denominó el ¨Lebesraum¨ o espacio vital, vinculaba la existencia del Tercer Reich, a la conquista de enormes territorios que debían ser dominados por las fuerzas nacional-socialistas.
Poniendo en practica ese concepto geopolítico, los nazis implementaron la ¨blietzkrieg¨, que no es mas que hacer la guerra como un relámpago.
Así Alemania se anexó en menos de tres años lo que hoy es Austria, República Checa, Eslovaquia, Holanda, Bélgica, Francia, Polonia, Noruega e incluso al invadir la URSS llegaron a las mismas puertas de Moscú.
Ahora, dentro de los territorios conquistados, la presencia de judíos europeos se planteaba como un gran problema para la doctrina anti-semitica que predicaba Hitler.
En Mein Kampf (Mi Lucha), escrito en la cárcel en 1924, este acusaba a los judíos de ser los causantes de la traición a Alemania y pregonaba la necesidad de ser erradicados de lo que sería el nuevo Reich, que debía durar mínimo mil años.
Ya en los primeros años de la instauración de la dictadura, por medio de las leyes de Nuremberg, los nazis habían degradado a los judíos alemanes a una ciudadanía de segunda clase, prohibiéndoles la participación en actividades productivas y estimulándolos a emigrar de su territorio.
En la ¨noche de los cristales rotos¨de 1938, las fuerzas de choque del gobierno alemán, atacaron los negocios, sinagogas y propiedades de los judíos alemanes en todo su territorio provocando saqueos y quema de sinagogas, lo que hizo que una gran parte de la población con este origen huyera de la persecución a que fueron sometidos.
Se produjeron apresamientos masivos y se inauguró la política de deportaciones a los campos de concentración de Dachau, Buchenwald y Sachsenhausen, donde se internaron a miles de judíos alemanes.
En 1941 Hitler y los nazis tenían un grave problema, la cuestión judía era parte esencial de la doctrina nacional-socialista y se planteaba la expulsión de todos los miembros de esta comunidad del territorio europeo.
La solución al problema de los millones de judíos heredados de las invasiones territoriales alemanas, se convirtió en una de las acciones de estado mas aberrantes y siniestras en la historia de la humanidad.
Adolf Hitler, Josep Goebbels, Heinrich Himmler, Herman Goring y Reinhard Heydrich; pusieron en practica lo que llamaron ¨la solución final¨ al problema judío.
Se comenzaron a detener a todos los judíos europeos, los cuáles fueron llevados a campos de exterminio, ubicados principalmente en Polonia, donde después de despojarlos de todas sus pertenencias, eran asesinados metódicamente por medio de gases tóxicos, fusilamientos masivos, inanición, trabajos forzados, y sus cadáveres, al ser tan grande el número que no era posible enterrarlos, eran quemados en hornos edificados para tales fines. 
Nunca se sabrá cuántos judios murieron en los campos de exterminio de Treblinka, Belzec, Sobibor y Auschwitz-Birkenau, solo sabemos que al bajar de los trenes eran clasificados como animales, desnudados, y enviados bajo engaño a las cámaras de gas, donde morían bajo los efectos del Zyklon B.
Luego sus cuerpos eran apilados y llevados a hornos gigantes, donde los convertían en cenizas para hacerlos desaparecer para siempre.
A estas acciones criminales se les llama ¨El Holocausto¨, produjo la muerte de mas de seis millones de judíos, es decir, sería algo parecido a si se extermina a mas de la mitad de los dominicanos.
Ese fue el ejemplo que usó en el día de ayer el Ministro del Interior José Ramón Fadul (Monchi), cuando al referirse al tema de la construcción de un muro físico en la frontera dominico-haitiana dijo textualmente: ¨pronto van a pedir que construyamos hornos en la frontera para incinerar haitianos¨.
No sabemos en que estaría pensando Monchi al dar una declaración tan desafortunada, fuera de lugar e incalificable desde todo punto de vista.
De parte nuestra creemos que fue un lapsus que merece una explicación y rectificación publica o simplemente se le fueron a la cabeza los genes que comparte con sus hermanos Rosita y Ernesto. 


Leave a Comment