Chispas | ¿QUE PASA CON EL METRO DE SANTO DOMINGO? - Chispas

Es curioso que en el último mes nos ha tocado escuchar de averías en el servicio del metro de Santo Domingo en no menos de cinco ocasiones, siendo la última la paralización de la segunda línea en la tarde de ayer por varias horas causando serios problemas a los usuarios que regresaban a sus hogares.
A nosotros nos tocó ser usuario del transporte subterráneo de la ciudad de Buenos Aires en los años que estudiábamos nuestra especialidad en un hospital de la capital de la República Argentina.
En ese país sudamericano se construyó la primera linea de metro de América Latina y primera en cualquier país de habla hispana, en una fecha tan lejana como 1913, es decir ya cumplió 102 años, y casualmente esa era la linea que usábamos porque era la mas cercana a nuestra casa.
Los vagones estaban construidos de madera, y se notaba que había sufrido muy pocas modificaciones a lo largo de los años, durante varios años usamos la linea A para ir a la universidad y al hospital donde laborábamos y no recordamos una sola vez que nos tuvieran que socorrer y sacarnos por los túneles oscuros que ya tenían casi cien años de uso.
Entonces algo esta pasando con el mantenimiento del metro de Santo Domingo, que se está haciendo muy frecuente el espectáculo de cientos de pasajeros varados en las entradas y dentro de las estaciones porque las fallas eléctricas cada vez son mas frecuentes.
Nuestra preocupación es válida, porque en la República Dominicana las cosas comienzan muy bien y al poco tiempo por falta de mantenimiento y cuidado el deterioro lleva a edificios, equipos, vehículos y todo tipo de infraestructura construida para ofrecer servicio por largo tiempo a ver acortada su vida útil por el descuido que nos caracteriza como sociedad.
Si la memoria no nos falla, la primera linea del metro de Santo Domingo hizo su primer recorrido el 27 de febrero del año 2008, y la segunda línea el 27 de febrero del 2012, es decir que es un medio de transporte nuevo y, suponemos, que es sometido a mantenimiento y chequeo en las horas de la madrugada cuando el servicio no esta disponible para el público.
El futuro del transporte en la capital de la república, una metrópoli que pasa de los tres millones de personas, tendrá al metro como base principal para la movilidad de sus habitantes, pero para que eso sea posible, es necesario tener la visión de que la confiabilidad y seguridad de su funcionamiento es la piedra angular para la sostenibilidad y crecimiento en el mediano y largo plazo.
Es que las ciudades que poseen metro, como es el caso de Santo Domingo, desarrollan una cultura alrededor de ese medio de transporte, ya que es sinónimo de modernidad y progreso en todos los órdenes, así que pongamos atención al gran esfuerzo económico que hemos hecho para su construcción ya que, repetimos, nos resultan muy extrañas las continuas averías en los últimos meses, ¿o acaso es que no se le están proveyendo los fondos para mantenimiento a la OPRET?.
Solo esperamos que esa no sea la razón, porque si es por falta de dinero que se está deteniendo el metro de Santo Domingo, sería un signo muy negativo para los responsables de entregar los fondos para esos fines de parte del actual gobierno.

Artículos relacionados

EL PLD Y EL NEGOCIO DEL CAPA PERRO
views 82
Existe una leyenda urbana que cuenta que Trujillo, el hombre a quien todos los dominicanos le llamaban ¨El Jefe¨, se le ocurrió la idea de acabar con ...
LA CRUELDAD DE LAS MATEMÁTICAS ELECTORALES: HUMILD...
views 33
El mayor contrasentido que posee la política como ciencia dedicada a gobernar la ciudad, en sus orígenes, y al ejercicio del poder en su acepción mode...
PRM, APD, AP y FNP: UNA FOTO PARA LA HISTORIA DE L...
views 58
En el día de aye fue poco lo que faltó para morirnos de espanto, cuando vimos en una rueda de prensa, sentados como buenos hermanitos, a los ex candid...
EN MEDIA HORA SOLUCIONARON TODO…LECCIÓN APRE...
views 46
El Partido de la Liberación Dominicana ha sido la agrupación política que mas se ha aprovechado de los cambios que produjo la ausencia, porque muriero...

Humberto Salazar

Leave a Comment