Chispas | QUERIDOS REYES: ¡QUIERO UN CARRO! - Chispas

Hoy es el dia de los Santos Reyes, aquellos magos de oriente que, guiados por una estrella llegaron para adorar al niño Jesús, nacido en un pesebre en Belén de Judea.
Nuestra tradición hispánica, porque como Cuba y Puerto Rico somos las islas de cultura española en las Antillas, conmemora este acontecimiento dejando regalos en la madrugada del día 5 a los niños y niñas, siempre que se hayan portado bien porque, en caso de que se portaran mal les dejarán carbón como obsequio.
En el caso de quien escribe, como era de los que dejaba hierba para los camellos, un vaso de vino, agua para el largo viaje y me acostaba temprano los días 5 de enero, sigo con la tradición de hacer mi cartita a ver si por casualidad los Reyes Magos se acuerdan de que existo.
Este año la envié temprano, a sabiendas de que el regalo que pedía iba a ser difícil de transportar y aún mas complicado empequeñecerlo para hacerlo pasar por debajo de la puerta y así darme la sorpresa.
PARECE QUE LOS REYES SE CONFUNDIERON

Acabo de despertarme y no encontré lo que pedí, creo que los Reyes se confundieron o se asustaron, porque tan mal no me porté el año pasado.
Un carro nuevo, que fue mi pedido no es tan difícil de conseguir en la República Dominicana; debieron aprovechar una de las ferias de vehículos de los bancos o, en caso de que no fuera nuevo, comprar uno usado de los que importamos del ¨infierno¨ capitalista de los Estados Unidos, hacia el otro ¨infierno¨ que es donde vivimos.
Se asustaron, porque en el ¨paraiso¨socialista de Cuba, después de 55 años de gobierno de los Castro, ahora le permiten a sus felices habitantes aspirar a comprar un carro nuevo o usado.
Hasta este mes de enero del 2014, los cubanos para comprar un vehículo, tenían que ser autorizados por el propio presidente de Cuba, en un proceso burocrático que llevaba años, y que solo cumplían algunos deportistas o científicos, que por tener permiso para viajar al exterior, siempre estaban en peligro de desertar del ¨paraíso¨ de los sociolístos.

LOS REYES SE ASUSTARON

Pues ya los cubanos pueden comprarse el carro de sus sueños, gracias a la decisión del líder de la revolución Fidel Castro, ejecutada magistralmente por su mandadero Raúl.
El único problema es que cualquiera sale huyendo de los precios a que se venden los vehículos, que, como todo los demás, se exhiben en concesionarias propiedad del estado cubano, que es lo mismo que decir, de los Castro.

¿COMO SE PUEDE COMPRAR CON ESOS SUELDOS?

El salario promedio de un cubano es de 466 pesos cubanos, que equivale a 18 dólares mensuales, (no me equivoqué en los ceros).
Se acaba de publica una lista de los 77 modelos que están a disposición de los que aspiran a comprar un automóvil en Cuba, y el modelo mas económico es un BMW del año 1977, con un valor cercano a los 17 mil dólares.
Buscamos en la página de ventas de automóviles de esa marca en este infierno capitalista que se llama República Dominicana, y un modelo de ese año que está prohibida su importación por lo viejo del modelo, no existe; el BMW mas antiguo que se vende es de 1988 (once años mas nuevo) con un valor de 4 mil dólares aproximadamente y en la cuna del ¨maldito capitalísmo¨ un carro así nadie lo compraría.
A ver algunos precios: un Peugeot 508-2013 cuesta 260 mil dólares (lo mismo que un Ferrari California en Estados Unidos), un Jeep Suzuki Jimmy en 75 mil dólares (igual a un Porsche Carrera), un Hyundai Sonata en 80 mil dólares (como un Mercedes Benz).
¡POR ESO NO ME DEJARON NADA!

Como los Reyes Magos siguen dejándose guiar por las estrellas y desechan la modernidad de los GPS y satélites de posicionamiento global, creo que por la cercanía con Cuba y los precios de los automóviles, no me dejaron nada el día de hoy.
Esos tres no entienden nada, puede ser que crean que formo parte de las brigadas de médicos cubanos que están dando servicios en el ¨paraiso¨ socialista de Venezuela, y que reciben un pago por sus servicios.
Pero a estos también deben hacerles las cuentas porque solo reciben una pequeñísima parte de lo que paga el gobierno bolivariano por su presencia y trabajo, denunciado por Médicos Sin Fronteras como casi esclavo, por lo que 3 mil de ellos huyeron hacia el ¨infierno¨ capitalista de los Estados Unidos.
Pues nada, me quedaré sin el carro que pedí, quizás el próximo día de Reyes tenga mas suerte.

Leave a Comment