Chispas | SE EMBARAZAN PORQUE TIENEN RELACIONES SEXUALES - Chispas

Hace unos años, cuando en los Estados Unidos gobernaba la ultraderecha representada por George Bush and Company, el tema de la prevención del SIDA se fundamentaba en una receta planteada a través de USAID a los países menos desarrollados; el llamado ABC, que en inglés significaba: Abstinence, Befaithful and Condoms.
Es decir, basados en el pensamiento religioso conservador, el gobierno norteamericano, que financiaba gran parte de los fondos se la lucha contra el SIDA, tratabas de imponer el criterio de que primero había que predicar las abstinencia en las relaciones sexuales si no tenias pareja, que si la tenía debías serle fiel en todo momento y si no estabas en ninguna de las dos condiciones anteriores y de todos modos ibas a tener una relación sexual, usaras siempre un condón.
Esto nos viene a la memoria ante la epidemia de embarazos en adolescentes que existe en la República Dominicana, una verdadera epidemia, y que incluso fue uno de los planteamientos principales del Presidente Danilo Medina ante el Secretario General de las Naciones Unidas en su visita al país hace unos días.
Es que ya, las embarazadas por debajo de los 18 años de edad, se están acercando al 40% de todos los partos, lo cual supone un grave problema para el hoy, por el riesgo a la salud de estas niñas, y para el mañana, puesto que la mayoría de esos niños y niñas serán parte de familiar uniparentales, que por su misma esencia son disfuncionales.
Como en todo pais subdesarrollado, vivimos el hoy y el ahora, sin tener en cuenta las consecuencias futuras que tendrá sobre nuestra nación una situación como esta; el impacto que tendrá en nuestro sistema educativo, seguridad pública, sistema de salud, aumento del desempleo y subempleo, problemas sociales derivados hogares encabezados por madres solteras y muchísimos etcéteras mas.
Este tipo de problema, aunque es difícil encontrar un caso tan grave como el de nuestro país, ha ocurrido en otros lugares de América Latina, donde el liderazgo político se ha tenido que imponer a creencias religiosas totalmente desfasadas.
Se necesita mucha valentía para plantear, que en casos como este, los gobernantes tienen la obligación de intentar resolver los problemas de la vida terrenal, ya que de nuestros hechos para la eternidad daremos cuenta en el tribunal donde se juzgarán a los vivos y a los muertos.
En Chile por ejemplo, ante el aumento desproporcionado de niñas embarazadas, la Presidenta Michelle Bachelet, medica pediatra de profesión, impuso la educación sexual en las escuelas desde el nivel primario y ella misma, fue a las escuelas a enseñar a los jóvenes al uso de los preservativos para evitar las infecciones de transmisión sexual y los embarazos a edad temprana.
Michelle soportó todo tipo de críticas provenientes de la Iglesia Católica y sus aliados de la Democracia Cristiana, pero sin embargo ese país disminuyó su tasa de embarazos en niñas en edad escolar, su tasa de fecundidad, y parece que su decisión no fue tan mala, porque volvió a gobernar Chile con el apoyo del voto popular.
No estaríamos descubriendo nada si nos dejamos de ser hipócritas, y admitimos que nuestras niñas quedan embarazas por tener relaciones sexuales, que no es por obra y gracia del Espíritu Santo, y que lo que debemos evitar son las consecuencias del acto sexual a edad temprana.
El problema no es religioso en una sociedad laica como es la nuestra, es un tema social de una gravedad tal, que nunca se resolverá complaciendo a la Iglesia Católica en su afán de seguir con la falsa predica, de que las relaciones sexuales solo sirven para procrear, y que el placer que buscan los seres humanos a través de esta actividad es un pecado.
En nuestro país tener relaciones sexuales con un o una adolescente es un delito castigado por el código penal, a lo que nadie le hace caso; se reparten muñecas para concientizar sobre la responsabilidad de la maternidad a las niñas en edad escolar, que no resolverán nada; las quejas en los hospitales son continuas, las muertes de niñas embarazadas engrosan la lista anual de nuestra alta mortalidad materna, entonces ¿porqué no vamos de frente y nos dejamos de dar vueltas que no llevaran a nada?.
Lo que nadie quiere abordar es la base del problema: las niñas tienen relaciones sexuales con adultos o con otros niños como ellas, y esto produce los embarazos; enseñémosle entonces donde está el riesgo y demósles la solución: responsable y valientemente.
Vamos a enseñarles que las relaciones sexuales son para los adultos, pero que si por una casualidad de la vida se les ocurre caer en la tentación, que obliguen siempre a su compañero a usar condones, se los daremos de gratis, vamos a capacitarlas para que sepan como usarlos, y solo entonces, veremos como las cifras bajaran consecuentemente.
Lo demás, es la misma tontería del ABC que nos llegaba de los Estados Unidos en la época de los conservadores, decirles que solamente se abstengan, los resultados han demostrado que eso no sirve para nada.

Humberto Salazar

Leave a Comment