Chispas | SENADORES DOMINICANOS Y VENEZUELA - Chispas

Los honorables senadores de la República Dominicana acaban de aprobar una resolución de apoyo a Nicolás Maduro, donde piden el respeto a la Constitución y las leyes en ese país sudamericano.
Lo cierto es, que lo mejor hubiera sido investigar primero cual es la situación de represión, violencia, escasez y violación al estado de derecho de parte del gobierno bolivariano y las autoridades del fracasado socialismo del siglo XXI, antes que poner a ese cuerpo legislativo a opinar en medio de la confusión y el desorden que existe hoy en día en Venezuela.
Les vamos a dar una idea de algunos documentos y preguntas que puede llevar consigo la comisión de senadores que visitará la Embajada de la llamada República Bolivariana de Venezuela.
¿Porqué no llevar una copia del documento emitido en el día de ayer por Human Rights Watch, donde están documentados los abusos a los derechos humanos cometidos por las fuerzas del régimen?
Tenemos el caso de Marvínia Jimenez, una costurera que fue detenida en una manifestación contra el gobierno, y fue captada por un móvil aficionado, mientras era tirada al suelo y una mujer,  guardia bolivariana, se quitaba el casco y la golpeaba repetidamente montada sobre ella en plena calle; este acto es denunciado, no como algo aislado, sino que es parte de una practica sistemática de los militares y paramilitares que apoyan al régimen.
También podrían llevar la protesta de los medios de prensa, incluyendo El Universal de Caracas, el principal medio escrito de ese país, de que inició a partir de ayer la disminución de sus páginas, por la escasez de papel para imprimir el periódico, ya que no le son asignadas las divisas para su importación.
Hay que decir que en Venezuela existen ahora cuatro tasas de cambio, que van, desde los 6.70 hasta los 51 bolívares por dólar, siendo imposible para cualquier empresa sobrevivir comprando dólares en el mercado libre.
Quizás los Honorables Senadores dominicanos podrían también expresarle al embajador venezolano en el país, su preocupación por la posibilidad de que 9 niños mueran en la Unidad de Nefrología de un hospital de Caracas, porque no hay lineas para poder realizar las diálisis renales, en un país rico en recursos naturales y por lo tanto en medios económicos, donde algo como esto solo se explica por el desgobierno 
Podrían interesarse de paso, por la situación jurídica del dirigente opositor Leopoldo López, quien está preso sin instrucción de ningún proceso judicial, que ademas lo mantienen en condición de aislamiento en una cárcel militar violando todos los procedimientos reconocidos por las leyes y la misma constitución bolivariana.
Es posible que también les interese la suerte de mas de 2, 500 jóvenes detenidos, los cuáles han sido amenazados de muerte o ser enviados a las mazmorras que constituyen el sistema penitenciario venezolano, solo por haber hecho uso del derecho humano a la protesta y a la libre expresión de sus ideas.
O les diríamos que pidieran alguna reacción ante lo ocurrido ayer en la Universidad del estado de Lara, donde miembros de las milicias bolivarianas, un cuerpo paramilitar del gobierno, entró e incendió un edificio de esa institución docente, porque un grupo de estudiantes realizaban protestas contra el régimen de Maduro, y no conformes con esto, apedrearon y tirotearon a los bomberos que fueron enviados a sofocar el incendio.
Esto si no quieren ponerse en el pellejo de los familiares de los mas de 25 mil venezolanos que fueron muertos por la violencia delincuencial, solo en el año 2013, Caracas es la ciudad mas violenta del mundo, por encima de Kabul en Afganistán, Bagdad en Irak o Bangui en la República Centro Africana, países donde existen guerras desde hace años.
Sería bueno que nuestros Senadores fueran a compartir con las amas de casa de Venezuela, que tienen que levantarse de madrugada para hacer colas en supermercados desabastecidos, o ir de compras en un país con un 60% de inflación anualizada o intentar salir en vuelos internacionales que no existen, ya que el gobierno tiene una deuda que no paga con las líneas aéreas.
También queremos recordarles a nuestros legisladores, que el señor Presidente Nicolás Maduro fue electo en un proceso cuestionado, con solo un 1% de diferencia con su opositor y en medio de silencio cómplice de los países latinoamericanos, a quienes les pusieron un barril de petróleo en la boca para que miraran para otro lado y se callaran la boca.
El documento del Senado de esta República Dominicana, en apoyo al pichón de dictador de Venezuela, no es mas que otra pérdida de tiempo, y es ridículo pedir que se respete a un régimen que no se respeta a si mismo ni a sus opositores.

Leave a Comment