Chispas | SI SEGUIMOS CALLADOS MEJOR COMPREMOS SEBO DE FLANDES - Chispas

La-CIDH-expresa-su-preocupación-por-el-caso-de-inmigrantes-secuestrados-en-EE.UU-617x390Lo único que a nosotros nos gustaría saber es cual es el límite de aguante que tendrá la República Dominicana ante los atrevimientos y frescuras intervencionistas de los nuevos paladines de los derechos humanos que están ubicados en la Comisión de los Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos.

Esto lo decimos porque lo ocurrido ayer en una sesión de Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, realizada en Washington, capital de un país llamado Estados Unidos, que no ha ratificado su pertenencia a este organismo, roza lo inaudito, cuando nuestro país es acusado de ¨desacato¨, es decir, de no cumplir con una sentencia de la cosa esa que nos exige violar nuestra Constitución y soberanía.

A un individuo llamado Felipe Gonzalez, que funge como relator de la Comisión, lo único que le faltó fue proclamarse gobernante de la República Dominicana, por mandato de una sentencia de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, agarrar una correa y sacar a nuestros gobernantes del Palacio Nacional.

Para los que tienen mala memoria, queremos decirles que existe un precedente en el año 1965, cuando la OEA, accedió a crear una Fuerza Interamericana de Paz (FIP), que se constituyó con soldados y policías de Brasil, Nicaragua, Costa Rica, Paraguay y otros países, para disfrazar la invasión de los 42 mil marines estadounidenses que desembarcaron en nuestro país a raíz de los acontecimientos de 1965.

Pues el señor Gonzalez abrió la boca para recriminar a la República Dominicana en relación a la sentencia de la CIDH, porque según el ¨no caben aquí nuevas interpretaciones de parte del Estado…Ahora la Corte dice que las obligaciones del Estado son A, B y C y el Estado no puede argumentar que son D, E y F, tiene que atenerse a la interpretación de la Corte¨.

Es decir, bájense los pantalones y dejen que les demos un pela, porque la obligación de los negritos come cocos que dicen vivir en eso que se cree una República bananera en medio del Caribe, lo que tiene que hacer es desconocer su Constitución, violar sus leyes migratorias y disolverse, porque lo dijeron los ¨facultos¨ todo poderosos que sesionan en Costa Rica.

Y no solamente eso, también afirman en nuestras narices, que todo lo que han hecho desde que vino aquella comisión hace unos meses, con un informe pre-hecho, sesgado y malintencionado, no es una intervención y violación de la soberanía de nuestro Estado, cuya primera obligación es defender nuestro territorio.

Lo que no sabemos es qué hace la República Dominicana como Estado soberano, aguantando esas frescuras intervencionistas, que atentan contra la misma existencia de nuestro país, y no terminamos de denunciar la bendita CIDH, como lo han hecho Brasil, Ecuador y Venezuela, entre otros.

Es mas, asistiendo como lo estamos haciendo para que nos insulten y digan racistas y discriminados en nuestra propia cara, le estamos dando aquiescencia a los que conspiran desde fuera y desde dentro en contra de la soberanía nacional.

Estamos ahí sentados por una carta del Poder Ejecutivo, ese tratado nunca ha sido ratificado por el Congreso como manda la Constitución y las leyes dominicanas, por lo que nuestra presencia constituye en si misma una violación a nuestro ordenamiento jurídico.

Ahora, si vamos a seguir recibiendo esos golpes sin devolverlos, será mejor que compremos todos nuestras bolas de sebo de ¨flandes¨, pero no para sobárnosla y así quitarnos los dolores, sino para lapidar con ellas a los traidores a esta patria de Duarte, Sánchez y Mella.

Humberto Salazar

Leave a Comment