Chispas | SUN TZU, EL GOBIERNO Y LA FNP - Chispas

Sun Tzu es un misterioso soldado y filosofo chino que escribió una serie de máximas que, aún en el día de hoy, es considerado el mejor libro de estrategias que se haya publicado alguna vez.
En China, se cuenta la historia de dos ejércitos enemigos que se encontraron dentro del mismo barco cruzando un río en medio de una tormenta, en vez de pelearse y poner en peligro la embarcación, en cuyo caso se ahogarían todos, prefirieron trabajar juntos para poder llegar a la otra orilla.
Es decir: si en medio de un tiempo tempestuoso compartes un barco con alguien, lo mejor que puedes hacer es ir en paz¨.
Lo ocurrido en el dia de ayer con el tema del reglamento de la ley 169-14, la protesta de la Fuerza Nacional Progresista, la reacción del gobierno, la apertura y disposición a escuchar del Presidente Danilo Medina y el espacio creado para bajar las tensiones, es el mejor ejemplo de que la responsabilidad colectiva se debe imponer sobre las pasiones individuales.
A nuestro juicio, existe una parte del PLD gobernante, que, contrario a la posición de respeto y apertura que siempre ha tenido Danilo para con los aliados, no entiende que no van solos en el barco, y que existen temas que necesitan ser aclarados para evitar situaciones enojosas, pero de fácil solución con las aclaraciones pertinentes.
Siempre tengo que usar el ejemplo de la pregunta que le hice a Andrés Zaldivar, uno de los ideólogos de la Concertación de Partidos por la Democracia de Chile, puesto que conocía la historia de colaboración de una parte de la DC con Pinochet y la desaparición y muerte de dos directivas del PS, es decir, existían deudas de sangre entre los dos pilares de esa alianza de partidos.
Le pregunté: ¿cuál es el secreto de esa unidad, cuando incluso los socialistas presentaron la candidatura de Patricio Ailwyn, que desde la DC apoyó el golpe de estado contra Allende?
Ni siquiera lo pensó y me respondió: ¨aprendimos a poner en el centro de nuestras propuestas a todo lo que nos uniera y echamos a un lado lo que nos separaba¨.
En el barco del gobierno capitaneado por Danilo Medina, no solamente van el PLD y sus dirigentes, también hay partidos, que como la FNP, han tenido desde su fundación, temas nodales sobre los cuáles han construido su razón de existir.
El tema de la nacionalidad, la defensa del nuestro territorio, la soberanía, advertir del peligro de la avalancha de haitianos que estamos soportando, es la razón política que impulsa a muchos de los que cohabitamos dentro del actual gobierno.
También es cierto que este problema, enfrentado con responsabilidad por el Presidente de la República, no es un problema legal, es un tema eminentemente político, el cual mínimamente debió ser explicado a los partidos aliados al PLD, para evitar las situaciones que se crearon aun antes de la promulgación del reglamento.
Aunque hay reformistas que puedan vender sus principios por un plato de lentejas, otros recordamos perfectamente las razones por las que Joaquín Balaguer dio su apoyo en la segunda vuelta electoral de las elecciones de 1996 a Leonel Fernández y el PLD.
Estas fueron sus palabras: ¨es la primera vez señores en la historia del país, que se firma un pacto que se inspira exclusivamente en finalidades de orden patriótico y no en el reparto del presupuesto de la Nación¨.
¨En 1905, se firmó la alianza del Presidente Morales con sus adversarios y en 1924 la alianza del General Horacio Vazquez con la Fuerza Nacional Progresista del Licenciado Federico Velazquez; en ambos casos históricos se tuvo en cuenta el fin presupuestario, en este en cambio se toman solamente en cuenta razones de orden patriótico y de orden historico¨.
¨Lo que queremos es impedir que el país caiga en manos que no sean verdaderamente dominicanas¨.
¨Invito pues señores a todos los dominicanos, no solo a los peledeistas y los reformistas sino a todos mis compatriotas, a votar por la candidatura Fernández y la candidatura Fernández Mirabal, porque esa candidatura representa el interés sagrado de la nación¨.
¨Que voten por esa candidatura todos aquellos que lleven enarbolada en su corazón la bandera dominicana¨.
Lo que dijo Balaguer fue el motivo de la unión de las fuerzas políticas enfrentadas en 1990 y posteriormente unidas en 1996, y en el centro de ese esfuerzo unitario hay que destacar la presencia de Marino Vinicio Castillo.
Porque fue Don Vincho, quien ante la ruptura de Bosch y Balaguer, en medio de las acusaciones de fraude contra el uno y señalamientos irrespetuosos en contra del otro, que supo convertirse, con su propuesta de un Frente Patriótico, en el lazo de unión que sumaría los votos para llevar por primera vez al PLD al poder en el año 1996.
Esta es la historia, que no podrá ser borrada ni por la sociedad civil enquistada en el gobierno, ni por los organismos internacionales que financian la campaña en contra de la FNP y los peyorativa, pero orgullosamente llamados ¨nacionalistas¨, por los estercoleros digitales que son sus voceros.
Como advirtió el genio de la estrategia Sun Tzu, vamos todos en el mismo barco, los tiempos son tempestuosos, lo mejor que podemos hacer es no pelearnos entre nosotros porque lo que podría ocurrir es que, a pesar de lo robusta que se ve ahora la embarcación, nos hundamos por tratar de imponer temas tan sensibles, sin ninguna explicación para los partidos aliados.

Humberto Salazar

Leave a Comment