Chispas | ¿TRAFICO DE ORGANOS? SEAMOS SENSATOS - Chispas

Existe una leyenda urbana que se repite constantemente, en la que se habla de organizaciones internacionales que se dedican a robar niños, a veces adultos, con el fin de matarlos para vender sus órganos a personas adineradas en países desarrollados.

Para nadie, que tenga algo de conocimiento sobre este tema, es un secreto que existen largas listas de espera en los hospitales que se dedican al tema de los trasplantes, ya que la oferta de órganos y tejidos necesarios para realizar un transplante, siempre es menor que las necesidades de los pacientes objeto de ser transplantados.

Ahora, que alguien secuestre a una niña en la República Dominicana, y creer que ha sido capaz de extraer sus órganos (riñones, corazón, pulmones) para ser vendidos como objetos en un mercado negro donde se pague una alta suma de dinero por ellos, podría engrosar la cadena de creencias en personas sin idea de como se realiza una operación como esta, pero nunca de un profesional de las ciencias de la salud.

Un transplante puede realizarse con un donante vivo, en el caso de tejidos o un riñón, y también de donantes muertos, cuyos órganos tienen que preservarse a través de métodos que prolonguen su vida, a pesar de que haya cesado la actividad cerebral de la persona, es decir que tenga muerte cerebral.

Esto quiere decir, que cuando una persona muere y ha dado su consentimiento como donante de órganos, deben mantenerse ¨vivos¨ artificialmente, los tejidos que servirán para ser transplantados, y esto solo es posible si este paciente se encuentra en una unidad de cuidados intensivos hospitalaria, que es el lugar donde existen los equipos necesarios para lograr esta condición.

Y no solamente eso, sino que para extraer los tejidos, será necesario contar con un equipo quirúrgico de médicos entrenados en realizar la extracción de cada uno de los órganos que servirían para los transplantes, ya que no todos los cirujanos, por muy buenos que sean, tienen este tipo de entrenamiento.

Una vez obtenidos, los riñones, corazón, hígados y cualquier otro órgano a ser transplantado, se deben preservar en forma adecuada, hacer las pruebas de compatibilidad mas una serie de análisis para evitar, por ejemplo, que se pase una enfermedad infecciosa a la persona a ser transplantada.

Pero ademas, se necesita tener un quirófano con instalaciones adecuadas, cuidado intensivo para el post-operatorio, sin contar con el personal paramédico especializado en el cuidado en todo el proceso que se inicia con los exámenes de laboratorio y seguimiento clínico de los pacientes, hasta que el receptor del órgano se va para su casa.

Imaginémonos entonces la cantidad de personas, instalaciones médicas, personal entrenado, medicamentos, laboratorios, uso de aparatos para imágenes y todo lo que podamos imaginar, que son necesarios para realizar un transplante exitoso, es decir, quien sería capaz en República Dominicana de hacer algo de esta magnitud sin que nadie lo sepa.

Para nada podemos negar que en algunos países se ha denunciado un mercado negro de órganos, o lo que es lo mismo, la venta ilegal por parte de personas pobres de algunos de sus órganos, solo que esto generalmente se refiere a la extracción en un lugar adecuado, por manos expertas de personas que tienen muerte cerebral y se hace sin su consentimiento.

Por ejemplo, se habla de un mercado negro de compra y venta de riñones, partes de hígado, pulmón, corneas, partes del páncreas o médula espinal; todo esto puede extraerse sin que signifique la muerte del donante, pero estos procedimientos se realizan, a pesar de ser ilegales, con el cuidado suficiente y a precios exhorbitantes.

Esta compra y venta de órganos, usando las técnicas de transplantes desde donantes vivos, generalmente se realiza a sabiendas de la persona que va a realizar la donación, con un personal medico especializado y habiéndose hecho todas las pruebas necesarias para estar seguros de que el rechazo del órgano transplantado podrá ser manejado de forma adecuada.

También por años se denunció que en China, los presos condenados a muerte, eran sometidos a muerte cerebral controlada para después extraer sus órganos para ser vendidos a personas adineradas que los necesitaban, aunque esto fue prohibido expresamente en este país.

Es decir, si tenemos algo se sensatez y entendemos racionalmente de que se tratan los transplantes, entonces deberíamos descartar la idea de que a alguien en la República Dominicana o fuera de ella, se le ocurrió secuestrar a una niña para extraer órganos y proceder a su venta, eso es materialmente imposible en este país.

Artículos relacionados

EL VETO VALIENTE DE UN PRESIDENTE QUE SE ATREVE
views 907
El poder de veto que usó ayer el Presidente Danilo Medina en relación al Código Penal, en la parte que se refiere al intento de atar las manos de prof...
¿¨PERCOCET¨ ES UNA CANCIÓN? ¿¡Y LAS AUTORIDADES PO...
views 91
Como en nuestro caso somos médicos de profesión y especialistas en drogas narcóticas, con eso es que trabajamos los que quitamos el dolor, nuestros oj...
UN MOSQUITO DESNUDA LA SITUACIÓN DEL SECTOR SALUD
views 59
Por años, tanto en el sector público como privado, hemos venido clamando porque la seriedad se imponga para realizar la necesaria transformación del s...
UN CODIGO PENAL QUE AGREDE A LAS MUJERES Y LOS MED...
views 575
¨Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están ...

Humberto Salazar

Leave a Comment