Chispas | UMBERTO ECO: LOS HURACANES Y ¨LA INVASIÓN DE LOS IDIOTAS¨ - Chispas

Umberto Eco el filósofo y lingüista italiano autor, otras obras famosas, de ¨El Péndulo de Focault¨ y ¨En el Nombre de la Rosa¨, fue un critico feroz de las redes sociales y su abrupta penetración dentro de un universo que el consideraba reservado a los mas informados y mejores preparados desde el punto de vista intelectual.

Pocos meses antes de morir el año pasado esta fue su descripción: ¨Las redes sociales les dan derecho a hablar a legiones de idiotas que primero solo hablaban en la mesa de un bar frente a una copa de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un Premio Nobel. Es la invasión de los idiotas¨.

En solo dos semanas casi la totalidad de las islas del Caribe han sido desastadas por dos huracanes cuya fuerza, en el caso de Irma, no tiene precedentes por la continuidad de la fuerza de sus vientos, y en lo que tiene que ver con María, destruyó todo lo que encontró a su paso a través de Puerto Rico, una de las Antillas Mayores.
En ambos casos la República Dominicana resultó afectada.

Con Irma, el nordeste del país, especialmente Samaná y Nagua, recibieron el impacto de sus vientos con fuerza de tormenta tropical, que arrancó arboles, derribó el tendido eléctrico, puentes, destruyó carreteras y dejó incomunicadas varias comunidades donde sus habitantes perdieron todas sus posesiones a causa de la furia de este fenómeno de la naturaleza.

Los daños con el paso de María, cuyo centro estuvo aun mas cerca de nuestras costas, son mayores, las gráficas permiten darnos cuenta de la gravedad de las inundaciones y destrucción que ocurrieron el comunidades como Miches, que quedó incomunicada, barrios de San Francisco de Macorís, Nagua y muchas otras donde son muchos nuestros conciudadanos que lo han perdido todo.

Es decir, estamos ante una situación no solo preocupante, sino alarmante, tanto, que en el día de ayer un artículo del periódico norteamericano The Washington Post, hacía una análisis de la propuesta del Presidente dominicano Danilo Medina en una reunión de líderes caribeños, sobre la necesidad de crear un fondo de respuesta inmediata a los desastres atmosféricos que se están produciendo en la región.

Pues en las llamadas redes sociales de la República Dominicana, lo mas popular y compartido por los que usan este espacio de comunicación, son dos acciones de irresponsabilidad que en este mundo donde los ¨likes¨ y ¨me gusta¨ parecen ser lo mas importante, advertimos que para nada son el ejemplo a seguir en las situaciones de peligro en que nos hemos visto envueltos y que sin duda alguna se repetirán en el futuro.

Antes que demostrar preocupación por nuestros compatriotas que mal viven en Puerto Rico, los dominicanos que perdieron todo en Martinica, San Martin o Guadalupe o pensar como tomar muy en serio la situación de los que perdieron sus viviendas y sembradíos en el nordeste el país, la entretención nacional son las acciones de dos irresponsables llamados Beato y Chiqui, cuyas acciones son todo lo contrario a lo que debe hacer un ciudadano responsable.

Beato es un camarógrafo de un canal de televisión nacional, que trabajando en la cobertura del Huracán Irma en la costa norte del país, desoyó los gritos del periodista para el que tomaba las imágenes y se quedo en medio de la marejada provocada por las olas del Océano Atlantico cuando penetró las calles de un barrio costero de Nagua.

Claro, mientras Beato ponía en peligro su vida y daba un pésimo ejemplo a la población de lo que no debe hacerse nunca cuando el mar desata su furia sobre la costa en condiciones tan difíciles que incluso el lugar donde se encontraba había sido desalojado por las autoridades, otro manganzón se dedicaba a tomarle un video con un teléfono móvil para publicarlo en las redes sociales.

El comentario nacional después que pasó Irma y se llevó las ilusiones y los sueños de muchos de nuestros compatriotas, fueron las aventuras de Beato, cuyo video se hizo ¨viral¨ nunca mejor empleada la palabra para describir esta locura colectiva por obtener los 15 minutos de fama que se dice les están guardados a todos los seres humanos.

El problema es que al llegar el Huracán María, la competencia entre camarógrafos de los distintos canales de televisión nacional, parecía ser la competencia por superar la temeridad, irresponsabilidad y mal ejemplo que dio el tal Beato a los miles de dominicanos que vieron en su acción algo normal, como si lo mas importante fuera conseguir la mayor cantidad de ¨views¨ que sea posible no importando si ponemos en riesgo nuestras vidas y desoímos las recomendaciones de las autoridades responsables de salvar vidas y propiedades.

Y como cada situación ahora crea su propio personaje, el del paso del Huracán María, que devastó un país, que como Puerto Rico, acoge a miles de dominicanos que han hecho de ese territorio su hogar desde hace muchos años, es un tal ¨Chiqui¨ que tuvo la suerte de ser noticia de primera plana en dos periódicos nacionales el día después de las copiosas lluvias y vientos que trajo esa tormenta a nuestro país.

Tan importante fue ¨chiqui¨ para un país con amplias regiones sumergidas por las aguas desbordadas de ríos tan importantes y caudalosos como el Yuna, que el día posterior al paso de María, fue objeto de reportajes de primera plana en varios de los periódicos nacionales, como si hubiera realizado acciones de rescate de personas ahogándose o alguna acción que debería emularse porque es un ejemplo a la comunidad en que vive.

Pues no, el tal ¨Chiqui¨, tuvo el tupé de salir en un vehículo por las calles de la ciudad de Santiago, en compañía de sus padres y con un teléfono celular en plan de grabación para publicarlo en las redes sociales, por calles inundadas que pusieron en peligro seriamente las vidas de los que iban en el vehículo y esto ha sido celebrado como si no hubiera hecho nada.

Es decir, mientras el COE daba sus boletines pidiendo a la población que se mantuviera en sus casas advirtiendo del peligro que corrían los que salieran a las calles en medio del vendaval que se abatió sobre el país, el tal ¨chiqui¨ tuvo la irresponsabilidad de sacar a sus padres a la calles corriendo el riesgo de que las aguas voltearan o arrastraran el vehículo en que andaban ¨relojeando¨ por las calles y lo que vemos son las celebraciones de su hazaña en las redes sociales.

Se ganó sus entrevistas por televisión y radio, pidió ayuda y parece que algunos imbéciles se están prestando para recoger dinero y repararle el vehículo en que por poco ahoga a sus padres, y ha salido en infinidad de medios como producto de su aventura acuática publicada en las redes sociales en medio del Huracán María.

Dos situaciones vinculadas a la desobediencia a las instrucciones oficiales de prevención para salvar vidas en medio de situaciones peligrosas, ambas celebradas en las llamadas redes sociales, populares en grado sumo y fuente de ejemplo para posteriores acciones personales por parte de personas cuya irresponsabilidad, antes que ser objeto de chanza, deberían provocar un fuerte rechazo de una sociedad que se respete.

El manganzón de ¨chiqui¨ en Santiago, lo mas probable es que si el vehículo donde se transportaba hubiera sido arrastrado por la corriente de agua, trataría de no ahogarse y salir nadando, por algo es joven y fuerte, mientras sus padres, que son personas mayores, hubieran perdido la vida ahogados en las sucias aguas del río desbordado en que se había convertido el lugar por donde transitaba.

Mientras que el Beato, puso en peligro no solo su vida, sino también la de quienes lo acompañan, porque probablemente si era arrastrado por alguna de las enormes olas que se estrellaban contra la costa de Nagua, alguien por impulso natural podría haberse lanzado a las aguas para salvarlo del fruto de su irresponsabilidad y temeridad.

Estos son los dos héroes que nos han dejado Irma y María, nadie sabe ni tiene noticias de los miles de voluntarios de la Defensa Civil que se dedicaron a sacar personas de las ares inundadas, los militares y policías que arriesgaron sus vidas para salvar las de otros que necesitaban su ayuda, los obreros de Obras Publicas, las alcaldías y otras instituciones oficiales que se entregaron en cuerpo y alma a evitar la pérdida de vidas y propiedades.

Menos mal que durante tres días consecutivos, mientras muchos nos vamos olvidando de los huracanes, por algo el dicho de que ´capital es capital y lo demás monte y culebra¨, el Presidente Danilo Medina se dedicó a recorrer todas las zonas afectadas y comenzó de forma inmediata a instruir para que se de respuesta a los afectados en una gran cantidad de zonas del país, algunas de ellas todavía inundadas y aisladas.

Porque si fuera por las redes sociales y lo que de dice en ellas aquí no pasó nada, todo fue fruto de la imaginación y las cosas están todas en el mismo sitio que hace dos semanas, y así no quieren que algunos estemos de acuerdo con Umberto Eco, ese es el territorio donde se están expresando idiotas como Beato y Chiqui, donde la gente inteligente ocupa cada vez menos espacio.

Humberto Salazar

1 Comment

    • Ramon Romano

      Menos mal que quedan personas como usted que dicen las cosas tal y como son, con criterio propio…Ya estaba empezando a perder la fe en este Pais…

      reply

Leave a Comment