Chispas | UN FANTASMA RECORRE A CHINA, EL FANTASMA DE LA DEMOCRACIA - Chispas

Lo que está ocurriendo en Hong Kong, una de las ciudades mas ricas de Asia, poseedora del puerto marítimo mas importante del lejano oriente, es una solo una muestra de la imposibilidad del régimen de partido único de Pekín de seguir sosteniendo lo que han llamado ¨un país, dos sistemas¨.
Decir que un régimen político centralizado, donde las decisiones las toman un grupo de privilegiados miembros del Partido Comunista Chino, puede sobrevivir, en un país con una creciente clase media, fruto de un sistema capitalista floreciente, es simplemente una contradicción histórica que en algún momento tiene que estallar en mil pedazos.
La democracia liberal y el orden económico capitalista son hermanos gemelos, nacieron y se desarrollaron juntos, a partir de la caída del régimen absolutista monárquico después de la evolución de las ciencias y las artes, que dejó atrás la época oscura de la edad media.
Igual que la Europa de los siglos XVII y VXIII, China era sociedad rural cuando asumió el poder el Partido Comunista en el año 1949, fruto de los errores políticos y económicos cometidos por Mao Tse Tsung en nombre del comunismo, pasó por grandes vicisitudes que afectaron su enorme población.
En estos años, ocurrió lo típico de todos los regímenes denominados socialistas, China intentó dar los que Mao llamó ¨el gran salto adelante¨, que condujo a ese país a un desastre económico de tal magnitud, que 45 millones de personas murieron de hambre por la caída en picada de la producción agrícola.
A la muerte del líder comunista, Den Xiao Ping, quien había sido purgado dentro de la llamada Revolución Cultural, se hizo cargo del gobierno y promovió las reformas económicas de corte liberal, que han llevado a China a convertirse en una potencia económica mundial.
El desarrollo capitalista en China, con empresas privadas, acumulación de capitales, apertura al comercio internacional y privatización de numerosas empresas de servicios que estaban en manos del Estado, sacaron en solo dos décadas a mas de 150 millones de sus habitantes de la pobreza y una incipiente y creciente clase media.
Ahora, liberalismo económico como hemos dicho, implica a su vez libertad política, pues conceptualmente desde su origen, Montesquieu, John Locke y Adam Smith entre otros, están íntimamente relacionados, y en China lo que se produce es una contradicción con el mismo origen de la democracia moderna, que implica libertad política junto con la apertura económica que garantiza el enriquecimiento individual.
Cuando la población tiene libertad, gana teniendo acceso a medios de información, aumenta el conocimiento de sus derechos, depende menos del Estado para vivir, tiene dinero en la mano fruto de su trabajo para gastarlo en lo que le venga en ganas, puede salir y pasear por otros países gracias a su poder adquisitivo, es decir, descubre cuales son sus derechos, es entonces se comienzan tambalear los regímenes autoritarios.
Lo que está ocurriendo en Hong Kong en estos días, es un aviso de que al Partido Comunista de China, le esperan días muy difíciles en los años por venir.
Las protestas de cientos de miles de personas en la antigua colonia británica, son el resultado del intento de imposición de los candidatos locales a la alcaldía y a otros cargos de elección popular, de parte del poder central ubicado en Pekín.
Lo que exigen los habitantes de Hong Kong, es el derecho a elegir y votar por quien ellos consideren puedan ejercer el cargo, y que esto se haga en forma democrática sin que los comunistas designen los nombres de quienes seran escogidos, y ademas piden la dimisión del actual alcalde de la ciudad, Chun-yin, a quien acusan de estar confabulado con el PC.
¿Porqué no ha habido una represión igual o parecida a la de la Plaza Tiannamen en 1989?, pues porque ahora China depende del comercio global para mantener su crecimiento y no puede arriesgarse a ser sancionada por la comunidad internacional, como ha ocurrido con Rusia puesta de rodillas por la Unión Europea y los Estados Unidos en sus intenciones expansionistas de anexión de Ucrania.
Ademas Hong Kong es su gran centro económico y financiero y un problema de gran magnitud en la ex colonia británica, podría cerrar la que hasta ahora ha sido su principal puerta al mundo capitalista.
Parece que aquel fantasma que de que habla el Manifiesto Comunista: ¨un fantasma recorre a Europa, el fantasma del comunismo…..¨ ahora comienza a recorrer el llamado gigante asiático, pero el fantasma son los reclamos de democracia y libertad.

Humberto Salazar

Leave a Comment