Chispas | UN PSICOPATA EN ¨HOY MISMO¨ - Chispas

Los psicópatas son aquellos individuos que poseen una personalidad con clara tendencia a mirar a los otros como una cosa, la llamada ¨cosificación¨ de los demás, los cuáles solo sirven para satisfacer sus intereses.
Se calcula que el 1% de la población mundial tiene esta condición, aunque eso aumenta al 15% dentro de la población carcelaria, ya que tienen tendencia a ser sociópatas, es decir a delinquir sin ningún tipo de remordimiento.
Un psicopata no necesariamente es un asesino en serie, ni una persona que causa daño físico a los demás, es más, muchos tienen puestos ejecutivos, manejan automóviles caros y podrían ser personas muy conocidas en el campo político o empresarial.
En un psicópata lo notable es que no puede sentir ¨empatía¨, es decir no tiene la capacidad de ponerse en el lugar de los otros.

CÓMO FUNCIONA LA PERSONALIDAD PSICOPÁTICA

El psicópata es una persona que tiene conciencia de que su conducta no es aceptada por la sociedad.
Puede entender las reglas desde el punto de vista intelectual, pero emocionalmente no se siente obligado a cumplirlas.
La conducta del psicópata posee una falta básica: es incapaz de ponerse en el lugar de los demás, por lo que pueden actuar sin tener que preocuparse de la forma en que sus acciones afectan emocional o físicamente a sus congéneres.
Cualquiera de nosotros puede estar acompañado de un psicópata, esa persona puede entender como pensamos pero no tiene capacidad de entender como nos sentimos.
No tienen remordimientos, ni conciencia, ni sentimientos de culpa y mucho menos miedo por sus acciones, por lo que son excelentes mentirosos, simuladores y manipuladores.

PSICOPATÍA Y POLÍTICA

Entonces, al ser mentirosos patológicos, son excelentes políticos, actividad donde pueden desarrollar plenamente su personalidad psicopática.
Como son manipuladores naturales, la política les da la oportunidad de influir sobre una gran cantidad de personas, y al llegar a cargos de poder, podrían ser capaces de manipular naciones enteras.
Se consideran seres superiores, personas perfectas, al no tener capacidad de auto-diagnosticarse como poseedores de una personalidad patológica.
Los que están mal son los demás y no hay posibilidad de curarlos, porque para ellos no se comportan de manera anormal.
En términos generales los psicópatas son conversadores, inteligentes, encantadores, pero también mentirosos y muchas veces violentos.
El gran problema de los psicópatas es el sufrimiento que pueden provocar en sus compañeros o compañeras, sus relacionados, sus dependientes o empleados, porque no tienen conciencia del dolor que causan.  

NO SE PUEDE TORCER LA HISTORIA

Los primeros doce años de los gobiernos del Presidente Joaquín Balaguer, estuvieron marcados por actos de violencia y enfrentamientos entre bandas de jóvenes idealistas, que, influenciados y armados desde la Guerra de Abril, intentaban imponer un gobierno socialista o comunista en el país.
Era la época de la glorificación del ¨foquismo¨, tomando como ejemplo la guerrilla triunfante de Fidel Castro en Cuba, la muerte en 1967 del Che Guevara en Bolivia y el marco teórico del libro ¨Revolución dentro de la Revolución¨ del escritor y político francés Regis Debray.
Miles de jóvenes, especialmente en América Latina y Africa, dieron sus vidas por estas ideas, en enfrentamientos armados tanto en zonas rurales como urbanas.
En la República Dominicana además, la izquierda se fragmentó en tendencias seguidoras de interpretaciones del camino a seguir para construir el comunismo, lo que degeneró en guerras internas, a su vez aprovechadas por los servicios de seguridad del gobierno, lo que provocó una espiral de violencia desenfrenada.
En este escenario, el papel que jugaron los que cambiaron de bando fue fundamental, pues sus informaciones eran el camino que seguían los servicios de inteligencia nacionales y extranjeros para perseguir, matar y apresar en las calles, a los cabecillas de la llamada izquierda revolucionaria.

FRENTE DE LA JUVENTUD ANTICOMUNISTA 

El Frente de la Juventud Re-eleccionista Anticomunista y Antiterrorista, fue formado durante la jefatura de la Policía Nacional del General Enrique Pérez y Pérez, eso es parte de la historia política dominicana y está ampliamente documentado.
Esa organización paramilitar estaba encabezada por el teniente de la policía Oscar Núñez Peña, quien era asistente del Jefe del cuerpo del orden y por Ramón Pérez Martínez (Macorís), que había renegado de la izquierda y cambió de bando.
Se dedicaba a ubicar a los dirigentes de la llamada izquierda revolucionaria en los barrios de la capital, y participaba en la ¨guerra sucia¨ que existía en la época, donde murieron, desde policías y guardias, cuyo único delito era pertenecer a los cuerpos armados oficiales, hasta cientos de jóvenes pertenecientes a partidos socialistas y comunistas.
El pueblo denominó a este grupo ¨La Banda¨, porque sembraba el terror por donde quiera que pasaba.
En mi caso, aunque era un niño, no se me pueden olvidar los titulares de los periódicos, especialmente Ultima Hora, ni las transmisiones en vivo de Radio Cristal y Radio Comercial, donde se narraban estos hechos.
Todo esto es verdad, porque no lo soñamos ni nos lo hemos inventado.
Es parte de una personalidad psicopática querer negar la participación en estos hechos, como intentó Ramón Pérez Martínez en una entrevista realizada en el programa Hoy Mismo en el día de ayer.
Lo que haría una persona con clara conciencia de lo ocurrido es pedir perdón a los familiares de los afectados, ya que, la empatía, ponerse en el lugar de los demás, es lo que caracteriza a una personalidad sana, lo contrario es patológico.


 

Leave a Comment