Chispas | ¿APATRIDIA? NO SEÑOR, LO QUE HAY AQUÍ SON HAITIANOS INDOCUMENTADOS - Chispas

En el día de ayer en un informe publicado por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), plantea que en la República Dominicana viven 133.770 apátridas identificados, cifra que se refiere únicamente a los extranjeros que viven en el país cuyos padres eran ambos de otra nacionalidad diferente a la dominicana.

Según esta agencia, nuestro país es uno de los lugares del mundo donde existe mayor número de apátridas, cifra que en este momento no pueden calcular, porque, según ellos, no tienen datos de los nacidos en nuestro territorio donde uno de sus progenitores era dominicano, así como un numero de los descendientes de segunda y generaciones sucesivas de esos extranjeros de primera generación.

Si nos llevamos del calculo de la ACNUR, es probable que cuando se acaben de contar los que ellos llaman apátridas, no quede espacio en esta isla para los que nacimos dominicanos y tenemos derecho por linea de sangre a la ciudadanía dominicana, y se nos muestre el camino para salir de nuestra tierra.

Lo que pasa es que la definición de apátrida que da la agencia de la ONU es clara en cuanto al caso dominicano, cuando configura la apatridia como ¨la situación de una persona que no tiene nacionalidad de ningún país¨ y agrega que ¨limita el ejercicio por parte de las personas afectadas, de los derechos humanos, sociales y políticos fundamentales, tales como el acceso a la educación, atención sanitaria y libertad de movimiento¨.

Según la definición de la ACNUR, no puede existir en nuestro país un solo caso de apatridía, porque todos los que vivimos aquí, dominicanos y extranjeros poseemos una nacionalidad reconocida por este u otro país: estamos los nacidos aquí de padres dominicanos o extranjeros en situación legal al momento de nuestro nacimiento que somos dominicanos por derecho.

También existen los extranjeros migrantes que realizaron su tramite para residir legalmente aquí, estos son residentes documentados, así como los que viven en el país en forma ilegal, que son migrantes indocumentados, no busquen mas que no existe otro grupo de personas que viven en nuestro territorio sin nacionalidad.

Los migrantes e hijos de migrantes ilegales, poseen la misma nacionalidad de sus progenitores, es decir, italianos, españoles, argentinos, colombianos y por supuesto haitianos, que son la inmensa mayoría por la cercanía y vecindad fronteriza.

No puede ser apátrida el que es reconocido como ciudadano de otro país, porque rompe con lo que llama la ACNUR apatridia, que no es mas que ¨una persona que no posee ninguna nacionalidad¨, en el caso que a ellos les interesa que son los haitianos, estos tienen la nacionalidad de sus padres por linea de sangre, tal como está estipulado en la constitución de ese país, por lo que in ningún caso son apátridas.

Si su reclamo son sus documentos haitianos, solo tienen que dirigirse a la embajada o consulado de su país, que es Haití, donde deben reclamar la identificación que los acredita como ciudadanos de ese país, y una vez inscritos ya son parte de la gran familia haitiana, donde siempre han pertenecido.

Lo que no pueden reclamar, es la ciudadanía dominicana, porque la constitución nuestra es clara en les sentido de quienes nacen o se naturalizan dominicanos, y en este caso ellos no califican, ya que son hijos de migrantes ilegales que nacieron en nuestro territorio, y nosotros, como ocurre con la mayoría de los países alrededor del mundo, no reconocemos como dominicanos a los hijos de extranjeros ilegales nacidos en nuestro territorio.

Para resolver los casos conflictivos, donde se habían dado documentos irregulares o hubiera argumentos para proceder a la naturalización, la República Dominicana promulgó una ley donde se facilitó por un tiempo determinado a todos los extranjeros o hijos de extranjeros la nacionalidad, a los que calificaban, o la regularización de su estatus en el país, pero esto no puede estar abierto de manera indefinida porque pone en peligro la integridad de nuestro territorio y la soberanía de nuestro país.

Cerrados todos estos temas, entonces la ACNUR lo que debería hacer es irse con su música a otra parte, porque no existen apátridas en la República Dominicana, antes bien lo que existen son haitianos indocumentados, los que ni
siquiera son perseguidos en forma coercitiva por las autoridades migratorias dominicanas.

Ahora, de lo que si estamos seguros es que con papeles o no, con documentos o no, en nuestro país se protegen los derechos humanos de los haitianos que viven aquí y los que están en su territorio, si esto significa provisión de servicios de salud, educación y libre transito.

En nuestro país no le negamos servicios de salud a nadie, proveemos de educación básica a todo el que se presente a una escuela y ni hablar de libre transito, que ademas es criticado porque nuestra frontera con Haití es demasiado libre y porosa.

Cada vez que hablen estos abusadores de la ACNUR, debemos responderles, no existe en nuestro país un solo apátrida, ahora el que no quiera ir a buscar sus papeles de identificación a las oficinas de la representación de su país en nuestro territorio, es su problema, tampoco le vamos a poner una pistola en el pecho para que lo haga.

Artículos relacionados

¡¡AY QUE VIENE EL LOBO, AY QUE VIENE EL LOBO!!
views 69
¨Erase una vez un pastorcillo que cuidaba las ovejas de todo el pueblo. Algunos días era agradable estar sentado en las colinas disfrutando del sol y ...
MIGRACIÓN HAITIANA: LAS SEIS ESTUPIDECES DE ROSARI...
views 92
En un articulo publicado en el periódico Hoy de la fecha, la socióloga Rosario Espinal, describe lo que ella considera son las cinco estupideces que e...
BARBARELLA, CERVEZA PRESIDENTE Y LAS DROGAS DE DIS...
views 289
El escenario es el mismo en cualquier parte del mundo; láseres multicolores, música electrónica, luces que estalla en los ojos y los cerebros de jóven...
OBAMA, SI LOS QUIERES TANTO LLEVATELOS PARA ALLÁ
views 103
La ola de agresiones verbales en contra de un país agredido y acusado injustamente en territorio norteamericano, está culminando con una solicitud púb...

Humberto Salazar

Leave a Comment