Chispas | CESAR MEDINA Y UN ACTO DE JUSTICIA - Chispas

La historia contemporánea del ejercicio del oficio de periodismo en la República Dominicana, estaría incompleta si no se incluye a Don Cesar Medina, un periodista excepcional, polémico y frontal, que suponemos son cualidades que debe poseer quien se dedica a formar con opiniones al publico que se digna escucharlo o leerlo periódicamente pero ademas, el mejor realizador de entrevistas para la televisión que ha tenido la República Dominicana.

Nadie en nuestro país ha logrado el nivel de audiencia con sus entrevistas, como el obtenía Don Cesar cuando hacía este papel en su popular programa Hoy Mismo, que llegó a ser el líder indiscutible de la televisión matutina dominicana, y donde todos los que querían decir algo y que se escuchara, se peleaban por ir como invitados.

Puntilloso, sagaz, peleador, contradictor, a veces usando el mal genio como parte del contexto en busca de la respuesta deseada, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que la televisión matutina perdió gran parte de su influencia, cuando este periodista decidió asumir nuestra representación diplomática en playas extranjeras hace ya varios años.

Por esto suponíamos, pensando siempre como ilusos y viviendo en el país de los sueños, que la comisión designada para elegir el Premio Nacional de Periodismo de este año 2018, aprovecharía la infausta circunstancia de la enfermedad, que el mismo Don Cesar confesó en su columna diaria padecer, para hacer justicia y reconocer los méritos de esta persona singular.

Solo que muchas veces olvidamos que en la República Dominicana es muy difícil lograr el reconocimiento de parte de compañeros de trabajo, profesión u oficio, porque la mezquindad, definida en el diccionario como ¨falta de nobleza¨, es algo que llevamos en nuestros genes y nos acompaña en cada acción donde debemos reconocer las virtudes que adornan a nuestros semejantes.

En nuestro caso no quisimos dejar pasar el Día Nacional del Periodista, que se conmemoró el día de ayer, para hacer notar la falta de parte de los miembros del jurado que eligió quien iba a ser reconocido este 2018 como periodista del año, ya que asumimos que se aprovecharían las difíciles circunstancias por las que esta pasando Cesar Medina, para reconocer su trabajo digno de muchos años, que lo ha hecho transitar por todos los escalones del ejercito periodístico.

Los que somos de la generación que creció en medio de la confrontación de los años 70, para nada podemos olvidar la dura y peligrosa tarea que esperaba a quienes asumían la labor de informar desde un sillón de un periódico y escribiendo desde una maquinilla, pero aun mas a los osados que desde una columna de un periódico se atrevían a emitir opiniones o hacer juicios desde la radio o la televisión.

En la República Dominicana las diferencias políticas se resolvían a tiros, los que eran disparados desde todos los bandos, y fueron muchas las ocasiones donde los periodistas eran el blanco de la ira de los que se consideraban agraviados por sus comentarios.

Fue en estos años cuando murieron Gregorio García Castro (1973), quien era al momento de su asesinato jefe de redacción del vespertino Ultima Hora, Orlando Martínez (1975) que tenía una columna diaria en el periódico El Nacional y Enrique Piera (1970) quien tenía un programa de televisión llamado ¨Puntos sobre las Ies¨, entre otros, sin olvidar la bomba que destruyó el edificio de la Revista Ahora en la avenida San Martín.

Es decir, el mundo periodístico que en que le tocó crecer a Cesar Medina, era aquel país que tuvimos hace mas de 50 años, donde el oficio de informar u opinar desde un medio cualquiera, podía considerarse como una actividad de muy alto riesgo personal y familiar, pues no solo arriesgaba la vida el que ejercía el periodismo, sino que también sus seres queridos podían ser blanco de quienes consideraban la disidencia o contradicción a sus ideas un motivo para matar.

En esos años, cualquiera que escribiera de farándula, moda o cine, podía morir si tenía un accidente automovilístico o una enfermedad, es decir, no tenía ningún riesgo, pero hablamos de profesionales que escribiendo sobre el diario acontecer, literalmente se jugaban la vida cada vez que pulsaban una tecla para escribir una palabra o emitir una opinión, que podía ofender a alguno de los muchos grupos que tenían la violencia como método de lucha.

Ese fue el ambiente en que se desarrolló como periodista Cesar Medina, y probablemente esto explica su osadía al enfrentar a un entrevistado, y la claridad de exposición, junto con la responsabilidad de dar la cara por los temas que defendía cada día en la ¨mesa de las conversaciones¨, de los programas donde expresaba sus juicios en la televisión matutina dominicana.

Es decir, estamos frente a un periodista completo, que comenzó desde el mas bajo escalón del oficio como reportero en una época de gran violencia política, hasta llegar a ser ejecutivo y dueño de espacios líderes de la comunicación radial y televisiva, pero que ademas mantiene una columna diaria de opinión en el Listín Diario, la mas leída por cierto, del medio mas antiguo y de mayor influencia de la República Dominicana.

¿Podrían decir que no fue tomado en cuenta porque es muy polémico? pues lo que ocurre es que el periodista de opinión que no es polémico simplemente no es periodista, porque todo lo se trata de emitir opiniones es una moneda de dos caras, donde los que escuchamos tomamos posición a favor o en contra, porque la vida misma es una contradicción y un juego de equilibrios,.

La polemica es algo consustancial con los programas de opinión, Cesar Medina encabezó algunos de los mas populares, por eso nos sorprendió cuando revisamos la lista de los últimos galardonados, el ver algunos nombres que ni por asomo, han logrado el rating y nivel de influencia de Hoy Mismo, Hola Matinal o el Poder de la Tarde, simplemente algo inexplicable para quien no conozca los oscuros pasillos donde se toman decisiones de este tipo.

Para nada hacer este señalamiento publico busca quitar méritos a nadie, y menos de alguien que como quien escribe, probablemente no posee los elementos de juicio suficientes, para formarse un criterio sobre lo que hay que tomar en cuenta para evaluar quien es buen o mal periodista, esto sería una insensatez de nuestra parte.

Solo que consideramos un ejercicio de mezquindad del mismo Colegio de Periodistas, el no haber considerado otorgar el premio de este año, a una persona con mas de 50 años de ejercicio de ese oficio, reconocido en nuestra sociedad de tener méritos mas que sobrados como periodista de opinión, y que esta pasando por un momento delicado de salud, es decir, esa agrupación se hubiera honrado al realizar un acto de justicia de este tipo.

En nuestro caso, siempre agradeceremos el trato a veces deferente, otras veces agresivo, muy fiel a su estilo, que nos dispensó Cesar Medina, cada vez que tuvimos el privilegio de ser su invitado en uno de sus programas, podemos confirmar que si, que a cualquiera le sudaban las manos y le latía mas fuerte el corazón al enfrentarse públicamente con este periodista agresivo e inquisidor.

Muchos de los que en ese momento éramos jóvenes activistas políticos, hoy somos conocidos por la opinión publica, por la oportunidad que se nos dio de participar en el programa mas visto de la televisión nacional en esos años, y eso es un premio marcado por el agradecimiento que debe tener todo ¨bien nacido¨, que en mi caso particular siempre tendrá Cesar Medina de parte de nuestra y de nuestra familia.

Simplemente honor a quien honor merece, muy difícil que se pueda explicar con racionalidad el porque no se le otorgó el Premio Nacional de Periodismo a Cesar Medina este año 2018, como reconocimiento a una trayectoria y galardón a un trabajo de tantos años, pero ademas, como un estimulo para que siga luchando cada día para que Dios le de la oportunidad de mas años de vida.

Ese es nuestro deseo y es nuestra oración.

Artículos relacionados

NO LE HAGAN CASO A WALDO, USEN LOS MILITARES Y EL ...
views 67
La huelga médica mas larga de que se tenga memoria en la República Dominicana, la encabezó mi amiga y profesora Altagracia Guzmán Marcelino, hoy Minis...
JOSECITO, JOACO, COLLANTE ¿ HAY ESPERANZA PARA EL ...
views 206
En lo que llama la prensa una ¨tumultuosa¨ asamblea, fue electa una nueva dirección del Partido Reformista Social Cristiano encabezada por el Senador ...
¨NÚMERO CERO¨ LA CRÍTICA DE UMBERTO ECO A LA PRENS...
views 81
Acabamos de leer ¨Número Cero¨ la ultima novela del escritor italiano Umberto Eco, donde narra con la acidez que lo caracteriza el nacimiento de un me...
MIGRACIÓN HAITIANA: LAS SEIS ESTUPIDECES DE ROSARI...
views 92
En un articulo publicado en el periódico Hoy de la fecha, la socióloga Rosario Espinal, describe lo que ella considera son las cinco estupideces que e...

Humberto Salazar

Leave a Comment