Chispas | PRIMARIAS CON PUENTES ROTOS RESULTADOS IMPREDECIBLES (PRSC-1995 Y PLD 2019) - Chispas

A quien escribe le tocó ser testigo de un acontecimiento histórico que marcó el rumbo que tomaría el Partido Reformista Social Cristiano, la agrupación política mas exitosa de la democracia dominicana, que en el día de hoy en una ¨entelequia¨ que solo sirve para llenar los bolsillos de quienes dicen dirigirlo, y es noticia por las ridiculeces faranduleras de algunos que no saben ponerse en su puesto de ancianos en potencia.

El 1ro de septiembre de 1995 en mi condición de director de campaña de Jacinto Peynado, celebramos la única derrota que sufrió el fundador y líder de ese partido Joaquín Balaguer, cuando ganamos las primarias internas a el y a su candidato Carlos Morales de manera aplastante a pesar del esfuerzo que se hizo para derrotarnos, algo que no se pensó podría ocurrir en un partido formado alrededor de la figura de su fundador y donde este era ¨ley, batuta y constitución¨.

Lo demás es historia, existía una evidente animosidad de Peynado frente a Balaguer, a quien no se quiso complacer ni siquiera cuando intentó reunificar las fuerzas reformistas sugiriendo se colocara a Morales como candidato a vicepresidente, y de un tirón un partido que obtuvo un 44% en las elecciones de 1994 cayó a un 13% (31 puntos menos) a pesar de que el entonces presidente juró ante la virgen de la Altagracia que apoyaba al candidato de su partido y ni siquiera fue a votar por el.

El que crea que con el discurso del presidente Danilo Medina y el aparente triunfo de los que hicieron todo lo posible para evitar que de el fuera la decisión de presentarse o no como precandidato a la presidencia por el PLD, se cerró el capitulo de la confrontación interna en esa agrupación política, esta mas que equivocado, somos muchos los que pensamos que ahora es cuando comienza una contienda que será encarnizada en los próximos meses.

Pusimos el ejemplo del PRSC porque existe una situación que podría ser insalvable en términos de tiempo y desalojar al PLD del poder, si es que se cree que un presidente con el poder político que tiene actualmente Danilo Medina, se sentará tranquilamente a ver como le pasan la jubilación y lo envían para su casa sin dar con su mano sobre la mesa y hacer saber que con el si es verdad que ¨o jugamos todos o se rompe la baraja¨.

En el caso de los reformistas, al Balaguer verse excluido de la campaña y amenazado con ser enviado para su casa, Peynado lo dijo textualmente en una entrevista periodística, no tuvo mas remedio que construir un proyecto alternativo con los que habían sido sus adversarios principales en las elecciones de 1990, precisamente el Partido de la Liberación Dominicana, y Leonel Fernandez, quien fue una construcción política del que siempre ha manejado las estructuras de ese partido que es el hoy presidente Danilo Medina, se convirtió por obra y gracia del líder reformista en presidente de la República.

Esa es la historia y es tan reciente que todo lo narrado es muy fácil de comprobar porque la mayoría de los actores de esos hechos están vivos y pueden corroborar lo narrado, Leonel fue una invención de Danilo quien en ese momento tenia mucho mayor poder político que el hoy presidente del PLD y lo impuso por encima de personas que quizás tenían mas mérito e historia pero que difícilmente hubieran ganado unas elecciones en la República Dominicana.

Como al decir de Carlos Marx la historia ocurre dos veces, la primera vez como una gran tragedia y la segunda como una miserable farsa¨, lo mas que podríamos hacer es intuir lo que va a ocurrir en los próximos días en el PLD, partido que por estar en el poder es el mas importante de las siglas que ocupan el espacio de los llamados partidos políticos dominicanos, y esta compelido a elegir sus candidatos el próximo 6 de octubre.

Y lo cierto es que no sabemos si esto terminará en una gran tragedia para el país o una farse histórica, porque el PLD se aboca a caminar por un terreno desconocido llamado primarias abiertas, cuando la mayoría de sus vetustos nombres todavía parecen pensar en elecciones como aquellas que celebraban en los cerrados organismos donde se debatía y decidía como si fueran una familia.

Da risa leer y escuchar a algunos genios de la política morada haciendo cuentas como si todavía vivieran la época de los comités intermedios, cuando lo que sucederá el próximo 6 de octubre es un evento en el cual todos los que tenemos cédula de identidad y electoral y ademas estamos en ejercicio de nuestros derechos civiles y políticos tenemos la oportunidad de ir a votar por quien queríamos en esas elecciones internas.

En el caso del PLD y para las elecciones primarias de octubre, ahora ¨peledeístas somos todos¨.

Porque absolutamente todos, voluntariamente claro, podremos ir y elegir desde el mas humilde regidor de nuestro barrio hasta el candidato a la presidencia de la República por el partido morado, lo que convierte a esas elecciones en algo inédito y desconocido hasta para una opinión publica que podría despertarse con una de esas sorpresas que están ocurriendo por todos lados.

Y es que el padrón electoral en nuestro país tiene ahora una mayoría de jóvenes de menos de 40 años de edad, quienes tienen la volubilidad propia de una edad donde prima la incertidumbre sobre el futuro y no poseen lazos emocionales con líderes pasados, esa es la razón por la que se equivocan las encuestas y los partidos tradicionales están en crisis y la mayoría en vías de desaparición.

Si son ciertas las versiones de prensa, avaladas por declaraciones de los propios interesados, de que el presidente Danilo Medina urgió a los precandidatos ya existentes, y al parecer a algunos que se colarán a la carrera la próxima semana, a arreciar sus campañas y posteriormente elegir a quien este mejor posicionado para enfrentarlo al otro grupo del PLD, entonces habrá que sentarse con paciencia a esperar un resultado que es incierto.

Y es que no hay que centrarse solo en los candidatos presidenciales, hablamos de mas de 4 mil cargos propuestos y cada quien cargara con los suyos para que apoye a uno de los grupos en pugna, con dos candidaturas a la presidencia el resultado dependerá como siempre ademas del nivel de simpatía de la capacidad y organización para el día de las elecciones, en este caso el 6 de octubre, donde es probable que Danilo con la fuerza de su liderazgo pudiera construir otro Leonel como en 1996.

Todo esto debe dar como resultado candidatos escogidos en una participación ampliamente democrática que deberían ser la suma de las voluntades de los cientos de miles que votaran en esas primarias, esto sería una gran farsa en el sentido teatral del termino, si es que el montaje da como resultado un final feliz con candidatos aceptados por todos, o una gran tragedia que profundice la división del PLD y lo ponga a las puertas, tal y como sucedió en 1996 con el PRSC de ponerlos de patitas en la calle del Palacio Nacional y someter a los dos grupos a la persecución que le tienen reservadas los extremistas frustrados que son sus persecutores históricos.

Y como decía Buck Canel, aquel histórico narrador deportivo de La Cabalgata Deportiva Gilllete: ¨no se vayan que ahora es que esto se pone bueno¨.

Humberto Salazar

Leave a Comment