Chispas | FINJUS, DONALD TRUMP Y LAS ALTAS CORTES CLARO QUE ¨ESE HUEVO QUIERE SAL¨ - Chispas

Desde que hace poco mas de 10 días el Presidente de la República y del Consejo Nacional de la Magistratura, Danilo Medina, anunció la convocatoria de ese órgano constitucional para la evaluación y sustitución de varios jueces del Tribunal Constitucional y la Suprema Corte de Justicia, la Fundación Institucionalidad y Justicia y otros representantes de la llamada ¨sociedad civil¨, se han embarcado en una campaña de observaciones y advertencias que por lo menos a nosotros nos resultaban muy llamativas.

Esto porque es usual que los intereses que manejan estas organizaciones, que generalmente están representadas por una cara conocida por su continua exposición en los medios de comunicación, solo monten campañas con la intensidad que vemos con el tema de los jueces de las denominadas ¨Altas Cortes¨ cuando tienen una necesidad marcada por el deseo de manejar o imponer uno criterio que los favorece.

Siempre ha sido un misterio no develado por ellos mismos, el porque muchas de las siglas que aparecen en forma permanente en las tapas de los periódicos nacionales siempre están representadas por las mismas personas (¡ahí si es verdad que el anti-rreleccionismo no funciona!), quienes pagan sus actividades y de donde sale tanto altruismo que usted puede abandonar su carrera profesional para dedicarse a opinar sobre un tema cualquiera.

Por eso vemos que FINJUS, ADOCCO, CREES y otras muchas fundaciones construidas para opinar y nada mas, al final en la ¨opinadera¨ siempre se logran algunas ventajas que son mas que evidentes, siempre están representadas por las mismas personas, nunca se ha sabido quienes son los que financian sus actividades, y sus opiniones giran alrededor de temas donde intentan imponer su criterio en una línea gris de pensamiento ubicada en un lenguaje que no se sabe si es político partidista o simplemente técnico.

Pues ahora es el tema de las ¨Altas Cortes¨ y FINJUS, cuyo representante y jefe único, Servio Tulio Castaños Guzmán, ya declaró su intención de presentar candidatos como miembros de los mas altos tribunales del país, ocurre lo mismo que viene pasando cuando hay que elegir a personas que van a tomar decisiones que nos afectan a todos los dominicanos.

Ya Servio Tulio anunció en un evento publico, que se dispone a proponer nombres para integrar las ¨Altas Cortes¨, y que solo esta esperando a que ¨se definan los criterios que contendrán las evaluaciones¨ y ¨eventualmente propondríamos¨, esta declaración son ya los primeros vientos que anuncian que FINJUS tiene candidatos sobretodo a la Suprema Corte de Justicia y que esta es la razón del ruido que viene realizando con este tema.

No tenemos porque dudar de la buena fe de FINJUS y Servio Tulio, solo que para nada sabemos en que elección popular, que es la norma principal de la democracia, fue escogido el o los miembros de esas siglas, y de donde emerge las legitimidad que debería tener cada uno de los actores que están designados por la Constitución dominicana para tomar decisiones de ese tipo, ¿o es que tanto el como lo que llama su fundación se han convertido en supra jueces para juzgar la honorabilidad de todos y cada uno de los dominicanos?.

Tomemos el ejemplo de una de las cunas de la democracia moderna, los Estados Unidos, donde en un periodo de año y medio, el Presidente Donald Trump ha tenido que proponer al Senado de su país los nombres para sustituir dos jueces de la Corte Suprema de Justicia, que es el equivalente a la Suprema Corte nuestra, y lo ha hecho sobretodo tomando en cuenta, ¡Oh sorpresa! a que su posición política frente a diversos temas este alineada con la ola conservadora que lo llevó a la presidencia de la unión americana,

La Corte Suprema de los Estados Unidos esta formada por nueve jueces, que son electos por el Senado a través de interrogatorios públicos que generan gran atención, y es que estos señores y señoras, que no son electos por el voto popular, tienen una enorme influencia sobre la vida diaria de los norteamericanos pues toman decisiones definitivas y sin apelación sobre temas trascendentales en esa sociedad.

Ese es un supra poder que tiene la ultima palabra sobre temas como el aborto, el matrimonio homosexual, la posesión de armas, la inmigración, entre otros, que afectan la vida de millones de personas y en esto tienen la ultima palabra pues sus sentencias son inapelables y los efectos de ellas se aplican a todos y sin límite de tiempo, es decir, la Corte Suprema de Estados Unidos es un espacio de enorme trascendencia en la política norteamericana.

Los jueces de esta corte son electos a partir de propuestas que solo puede hacer el presidente de ese país, en el caso de Donald Trump, en su todavía corta presidencia ya ha tenido la oportunidad de señalar a dos jueces de ese tribunal, uno de los cuales fue ratificado y el segundo esta en vías de ser confirmado, a pesar de las triquiñuelas y trapisondas que están realizando algunos sectores liberales para que esto no sea posible.

¿Cual es el criterio para proponer a alguien como juez de la Corte Suprema de Estados Unidos?, pues su simpatía o tendencia política, porque en ese país a nadie se le ocurriría, como se pretende en la República Dominicana, poner en manos de personas que no tienen ninguna validación popular y solo poseen los apellidos que están en todas partes como ¨el arroz blanco¨, a decidir lo que es un derecho consagrado en la Constitución a los que de una forma u otra han sido electos por el único soberano que es el pueblo.

A raíz de la muerte de Antonio Scala, a finales de la presidencia de Barak Obama, haciendo uso de su derecho como primer mandatario este propuso a un juez liberal, como lo es el mismo ex-presidente, este no fue ratificado por el Senado porque los demócratas habían perdido la mayoría en esa cámara en las elecciones del 2014, el cargo quedó vacante hasta que el nuevo Presidente Trump, del Partido Republicano, propuso a Neil Gorsuch, que todo el mundo sabe es de tendencia conservadora y este ya es miembro de la Corte Suprema.

Ahora se presentó la renuncia de Anthony Kennedy, uno de los moderados de la corte, quien presentó renuncia en el mes de julio al cumplir 82 años de edad, inmediatamente Trump señaló, como es su derecho, a Brett Kavanaugth, un juez conservador o derechista, que es el adjetivo peyorativo que usan algunos, que en caso de ser ratificado por el Senado marcará una tendencia en la Corte Suprema que probablemente será el legado político mas importante del actual presidente de los Estados Unidos.

Pusimos este ejemplo, del país que por supuesto muchos quieren imitar como ejemplo de la democracia mas avanzada del mundo, para que veamos que en los Estados Unidos la elección de los jueces del Tribunal Suprema queda en las manos de los actores políticos del momento, pues a nadie se le podría ocurrir que esto este influenciado por lobistas u organizaciones que no representan a nadie pues no han sido validadas por el voto popular.

Y es que si el poder reside en el pueblo, como reza el articulo 2 de la Constitución dominicana, y este poder se ejerce por medio de sus representantes, que en nuestro caso es quien encabeza el Poder Ejecutivo y los miembros de ambas cámaras en el Congreso de la Nación y quienes integran el Poder Municipal, entonces en el caso de los jueces de las ¨Altas Cortes¨ estamos mas que conscientes de los nombres propios de quienes tienen la obligación de decidir en estos temas por todos nosotros.

Por lo menos ya sabemos lo que quiere FINJUS, que le den a ellos la potestad de presentar nombres de jueces, que según dicen son apartidistas, como si realizar labores políticas fuera un pecado que invalida a una persona para ser juez de una de las ¨Altas Cortes¨, y servir de catapulta para hacer pasar a nombres que aparentemente no han estado involucrados con intereses o el pecado capital de haber intentado servir al país desde la plataforma que se dispone en la democracia, que es el derecho a la participación.

Si FINJUS y las demás organizaciones que quieren colocar sus jueces favoritos en los tribunales mas importantes del país quieren participar sin mojarse aquello que todos sabemos, la mínima pre-condición que debería ponérseles es que transparenten quienes pagan sus actividades, porque al final esto es como dicen los policías y fiscales, síganle el rastro al dinero y seguro encontrará a los culpables.

¿Quienes hablan a través de FINJUS porque quieren jueces que actúen de acuerdo a sus intereses?, eso nunca lo sabremos porque esa gente siempre actúa en la sombra.

Ojalá que los políticos, los que asumieron el consejo del fundador de la República Juan Pablo Duarte cuando dijo: ¨La política no es una especulación; es una ciencia mas pura y las mas digna, después de la filosofía de ocupar las inteligencias nobles¨, no se dejen presionar por esta campaña montada desde ya en contra de las decisiones que tendrá tomar el Consejo Nacional de la Magistratura, después de todo es un tema de intereses sectoriales y lo demostraron desde ya, es que ¨ese huevo quería sal¨ que es lo mismo que decir: ¨quieren jueces para dominar ese poder del Estado¨

Artículos relacionados

MIGUEL VARGAS QUE LLAME AL 911 PARA LAS AMBULANCIA...
views 154
Los genios que se inventaron un acuerdo previo para designar al presidente y secretario general del Partido Revolucionario Moderno, parece que no se d...
YOMAIRA PRESIDENTA DE LA CAMARA POR MERITOS PROPIO...
views 184
En un país como la República Dominicana, donde se considera un privilegio que el Presidente de la República llame a cualquiera por su nombre, y la cal...
NI REELECCIÓN NI DIVISIÓN ¿TAMPOCO REGRESIÓN?
views 141
Por fin los actores principales del Partido de la Liberación Dominicana se están quitando las caretas y llevan al plano político la discusión sobre el...
ODEBRECHT; ¨LA DELACIÓN DEL FIN DEL MUNDO¨ Y LA RE...
views 473
Fue el patriarca de la compañía Odebrecht, Emilio (padre del Marcelo), quien firmó un acuerdo de ¨delación premiada¨ con el ministerio público de Bras...

Humberto Salazar

Leave a Comment