GANÓ LA DERECHA ¿DE QUÉ DERECHA O IZQUIERDA ME ESTAN HABLANDO?

Los resultados de las elecciones en Argentina, han desatado una serie de especulaciones sobre el tinte ideológico del candidato ganador, Mauricio Macri, con un lenguaje que solo se mantiene en esta atrasada America Latina, donde parece que no se pretende enterrar una lucha ideológica que se enterró hace mas de 25 años.
Hablar de derechas e izquierdas en esta época, es igual a mantener la negatividad hacia la era digital que penetra ya sobre todas las actividades de la sociedad moderna, aferrándose a la sociedad analógica que poco a poco se hunde con los que se niegan a reinventarse.
La realidad de nuestro sub-continente va mucho mas allá de discutir temas de marxismo, izquierdismo, derechismo, fascismo y sobretodo el populismo, que como un cáncer se apoderó de los gobiernos de una parte importante de nuestra región, con los funestos resultados que estamos viviendo con la vuelta a la desigualdad y falta de crecimiento económico.
¿Podía la Argentina soportar cinco años mas de un estilo de gobierno inspirado en las políticas clientelistas que fue la marca del kirschnerismo de los ultimos doce años?, pues no, porque es inexplicable que un país de mas de 2.5 millones de kilómetros cuadrados, con solo 44 millones de personas y con abundantes recursos naturales, siga manteniendo la situación de pobreza y abandono a que están sometidos muchos de sus habitantes.
Porque, ¿donde esta la derecha o la izquierda en el reclamo del nuevo presidente argentino de que la dictadura venezolana sea suspendida del Unasur, mientras mantenga el sistema represivo en contra de la oposición, la censura de la libertad de expresión y se mantengan encarcelados a los que luchan y se expresan contra el régimen?
¿Son de derecha o de izquierda las propuestas para devolver a su país al crecimiento y a la creación de empleos? siempre es mas fácil repartir lo que se recauda en impuestos en forma de regalos para los pobres, que son cobrados en los procesos electorales, antes que establecer políticas que garanticen un crecimiento sostenido y la vía expedita hacia el desarrollo.
¿Dónde está lo ideológico en la necesidad de tener una moneda nacional estable, la inflación controlada, empleos bien remunerados y que mantengan la capacidad de compra que es lo que permite el desarrollo del comercio y la industria?
La discusión ideologica no está en ningún lado, solo en la cabeza de los que implantan estas ideas como forma de llegar al poder y enriquecerse ellos y sus familiares, como ocurrió en la Argentina con Nestor, Cristina y hasta su hijo Maximo, junto con un pobre se solemnidad, y ahora multimillonario, llamado Lazaro Báez.
¿Será que es malo tener un poder judicial independiente y que sea capaz de establecer un régimen de derecho creíble donde todos seamos iguales ante la ley?
¿Donde está el imperialismo, el izquierdismo, el fascismo o toda la cantaleta que acompaña a los nuevos teóricos revolucionarios en un país donde se garantice un sistema judicial eficiente?
Lo que ocurre es que es mas fácil desviar la atención hacia la agresión externa, la explotación del hombre por el hombre, las tasas de pobreza ancestrales y todo lo que se nos ocurra, antes de admitir que somos nosotros los causantes del escaso desarrollo institucional de nuestros propios países y por lo tanto de lo inefectivo que es nuestro sistema judicial.
¿O será también que las altas tasas de delincuencia, asesinatos, las bandas de sicarios, los asaltos, es decir, la inseguridad, es también culpa del imperialismo o de los países desarrollados?
Por favor, dejémonos de discusiones estériles, nuestros problemas de todo tipo son causados por nosotros, que no hemos podido construir democracias estables y eficientes, única vía de que se desarrolle el capitalismo, que es el sistema económico que, con sus males y bondades, ha demostrado ser la vía para la construcción de riqueza en todos los países del mundo.
Si no lo creen, entonces alguien debería explicarnos el fenómeno de los miles de migrantes cubanos que están varados en Costa Rica en estos momentos, huyendo del paraíso comunista construido por los ancianos Castro en Cuba, y que estan dispuestos a irse caminando desde Ecuador hasta la frontera de Mexico con los Estados Unidos, antes de que como se sospecha el congreso norteamericano derogue la llamada ¨ley de los pies mojados¨.
Y no me vengan con la comparación de que pasaría si nosotros abrimos nuestras fronteras para que se vaya todo el que quiera, mejor pongamos el ejemplo de Chile, un país donde una dictadura sentó las bases de una economía de mercado abierta, a ver cuando de los chilenos estarían dispuestos a dejar sus hogares para irse a aventurar a norteamérica.
Así que dejémonos de inventar, en Argentina como en República Dominicana el tema no es izquierda o derecha, son gobiernos racionales contra la irracionalidad populista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *