Chispas | GORDITO! LA CULPA ES DE LOS VEGANOS NO DE JOSE RAMON - Chispas

De una forma airada, destemplada, rabiosa, furiosa, verbalmente violenta, exagerada, encolerizada, enojada, irritada, agitada, alterada y todos los sinónimos que usted pueda agregar, fue la reacción de Ramon Rogelio Genao (a) el gordito de Jarabacoa, a unas declaraciones del Ministro Administrativo de la Presidencia Jose Ramon Peralta.

Pocas veces hemos leído o visto, solo cuando se le han tocado sus intereses económicos y personales, una reacción de este tipo de parte de Genao, sobretodo ante un planteamiento lógico e institucional, que refuerza el sentido del ordenamiento jurídico en que se fundamenta la democracia, el concepto de la separación de las atribuciones de los poderes públicos.

Parece que a Genao le ha quedado con Jose Ramon, el ¨dolín¨ de que perdió las elecciones en su provincia de La Vega, donde se presentó como candidato a senador por la alianza PRM-PRSC, y este ultimo participó como encargado de la campaña del PLD en esa demarcación electoral.

Solo esto puede explicar, que el hoy secretario general de lo que queda del PRSC, reaccione de una manera tan agresiva, ante un planteamiento tan lógico, tan antiguo y tan racional, como es el concepto de la separación de los poderes públicos, que es la base del estado de derecho.

Una persona que ha sido diputado por tantos años, no puede negar de un momento a otro, una de las bases fundamentales del sistema democrático, porque quiere verse sentado en la misma mesa, y de igual a igual, con el actual presidente de la Republica y cabeza del poder ejecutivo.

Nos imaginamos que a Genao alguien debe haberle hablado de la Revolución Inglesa de fines del siglo XVII, cuando John Locke, quien por casualidad era medico, escribió sobre la supremacìa del poder legislativo por sobre los monarcas, lo que dio inicio a la primera de monarquia constitucional en la historia de la humanidad.

Y que también debería sonarle el nombre de Montesquieu, quien en su obra ¨Del Espíritu de la Leyes¨, planteó a fines del siglo XVIII, la división clásica del poder del Estado para la defensa y protección de los ciudadanos: ejecutivo, legislativo y judicial.

Pero ademas, como a los dominicanos les gusta tanto mirar hacia el norte, en uno de sus viajes a los Estados Unidos, le debe haber sonado un llamado sistema de pesos y contrapesos, inventado por los norteamericanos pero inspirado en Montesquieu, donde existen controles, como el veto presidencial o el poder del Congreso para constituir los tribunales federales, que garantizan el equilibrio de los poderes públicos.

Y precisamente por esto, es decir, la imposibilidad de un presidente de la República de intervenir, porque violaría la Constitución que juro cumplir y hacer cumplir, que el Presidente Danilo Medina, tal como lo dijo José Ramón Peralta, tiene prohibida la intervención en la elección de los miembros de la Junta Central Electoral y la Camara de Cuentas.

Una cosa es el Consejo Nacional de la Magistratura, organismo colegiado y constitucional, donde están representados los tres poderes públicos, designado para la elección de los jueces de los tribunales mas altos de la nación, y otra cosa es la facultad exclusiva del Senado de la República para la elección de los miembros de la Junta Central Electoral y la Camara de Cuentas.

Es mas, tratar de confundir ambos temas es un ejercicio o de perversidad política inaceptable de parte de Genao, de ignorancia supina sobre el texto de una Constitución donde aparece su nombre como miembro de la asamblea revisora, o simplemente la derrota que sufrió en su intento de ser senador de La Vega le ha nublado el juicio.

Los artículos 78, 79 y 80 de la Constitución de la República, son muy claros cuando definen la forma en que se eligen los senadores de la República, el número de ellos que compondrá la denominada Camara Alta y sus atribuciones.

El articulo 80 en sus numerales 3 y 4, otorga la atribución exclusiva al Senado de la República, para la elección de los miembros de la Camara de Cuentas, escogidos de ternas enviadas por la Camara de Diputados y con el voto de las dos terceras partes de sus miembros.

Así como también la elección de los miembros de la Junta Central Electoral, cuando reúnan el voto afirmativo de las dos terceras partes de los senadores.

En ninguna parte de este articulado constitucional, habla como pretende torcer Genao en su desesperación, de que el Presidente de la República, los directivos de los partidos de oposición, o esa cosa que se denomina ¨sociedad civil¨, puede sustituir la voluntad popular expresada en sus representantes en el Senado de la República.

Es decir, plantear como lo están haciendo algunos descabezados, que el Presidente Medina se siente a discutir los miembros que irán a esos organismos en una mesa junto con dirigentes inorgánicos partidarios, porque no tienen validación popular ninguna, es una invitación inaceptable a una violación de la Constitución,

Otra cosa totalmente diferente será su intervención, como lo manda la Constitución, como presidente del Consejo Nacional de la Magistratura, donde están muy bien definidos cada uno de los integrantes y la forma y manera en que son electos, para dar cumplimiento con los procedimientos institucionales que son obligatorios para la elección de los jueces de las altas cortes.

Genao, quien ha sido autor de algunos de los disparates mas grandes que ha dicho político alguno en la historia de la democracia dominicana, solo recordar la famosa propuesta del ¨redondeo¨, debería guardar la pasión dolorosa de la pérdida electoral en La Vega y tratar de calmarse un poco.

Después de todo, José Ramón fue solo un voto en su contra, no tiene porque tenerlo como el objeto y motivo de su derrota.

Es mas debería tomarse unas pequeñas vacaciones, a ver si pone sus pensamientos en orden, se lee de nuevo el texto constitucional dominicano y haciendo uso del método de la lectura comprensiva, entiende de una vez y por todas, que el llamado consenso, que no era mas que la toma de decisiones al margen de las instituciones, terminó en el país de una vez y por todas.

Y si quiere aprender algo mas, algunos libros de la historia de la democracia, desde Grecia hasta nuestros días, haciendo énfasis en las revoluciones inglesa, francesa y de los Estados Unidos, tampoco le vendría mal.

A ver si entiende un poco de separación de poderes, constitucionalismo, presidencialismo y parlamentarismo, después de todo, los libros por grandes que sean no son tan peligrosos que puedan morder a alguien.

Artículos relacionados

¿USANDO A ESE DE VOCERO HABLAN DE IMPUNIDAD? SINVE...
views 670
Vergüenza ajena es lo que produce el ver al grupo de la ¨trulla¨ opositora, los mismos que se han vestido de verde y se llenan la boca hablando de imp...
SIGAN POR AHÍ, SE VAN A DESPERTAR CON LA SEPTIMA P...
views 71
En una acción digna del que apunta e intenta disparar con escopeta vacía, los seis ex-candidatos presidenciales derrotados el pasado día 15 de mayo, e...
DECLARACION DE BIENES NO ES UNA OPCION (LEY 311-14...
views 74
Cuando el Presidente de la República, Danilo Medina, ordena a los funcionarios de su gobierno ejercer sus funciones apegados a las leyes que garantiza...
¨MI NOMBRE ES KHAN Y NO SOY UN TERRORISTA¨ MR. TRU...
views 120
¨Mi nombre es Khan¨, es el titulo de una laureada película, que narra la vida de un migrante de la India de confesión musulmana y las peripecias que s...

Humberto Salazar

Leave a Comment