LA ASFIXIA EROTICA: UN JUEGO MUY PELIGROSO

downloadEn el dia de ayer leímos con mucha atención una información servida por el periódico El Caribe, donde mencionaba la llegada al país de una practica que ha llevado a la muerte a algunos jóvenes que, buscando lo que piensan será el máximo placer sexual, se someten a la llamada ¨asfixia erótica¨.

La hipoxifilia, que puede traducirse como el ¨amor a la falta de oxigeno¨, es una desviación sexual que consiste en cubrir la cabeza de la pareja con una bolsa de plástico o realizar maniobras de estrangulamiento con las manos o algún objeto para conseguir, según quienes realizan esta practica, un mayor placer al momento del orgasmo.

Esta creencia, aunque parezca increíble, nació como un tratamiento médico hace mas de 600 años para tratar la disfunción sexual masculina, cuando los médicos primitivos observaron que los condenados a muerte en la horca tenían una erección al momento de su fallecimiento.

En la epoca moderna la asfixia erótica cae dentro de las desviaciones llamadas parafílias, que son patrones de conducta donde la fuente de placer se deriva de un elemento diferente al coito, por ejemplo el exhibicionismo, el sadomasoquismo y el fetichismo.

El exhibicionismo es el placer que se obtiene por mostrar los genitales, el sadomasoquismo es el deseo de provocar o sentir dolor en el acto sexual y el fetichismo es buscar placer a traves de algún objeto como una prenda de vestir o una parte del cuerpo.

Pues entre todas las parafilias, la mas peligrosa es la ¨asfixia erótica¨ ya que someter al organismo a la falta de oxigeno lleva a las puertas de la muerte pues existen órganos vitales, como el cerebro, cuya sensibilidad ante la ausencia de este gas es extrema.

Cuando el cerebro se encuentra en condiciones de falta se oxigeno, entre los tres y cuatro minutos tendrá un daño del 50% de su función en forma irreversible, y el corazón y los pulmones solo soportaran entre cinco y seis minutos de anoxia (ausencia de oxigeno) para que sus células mueran para siempre.

Existen tres fases en la asfixia, en la primera es el cerebro que avisa al resto del organismo lo que esta ocurriendo y la persona tienen visiones de centellas, zumbidos en los oídos, hormigueos en las extremidades y sensación de angustia.

La segunda se genera a partir de la ausencia de oxigeno después de dos a tres minutos y la persona inicia convulsiones generalizadas, perdida total del conocimiento y podría provocar la salida de fluidos corporales como orina, materias fecales y en muchos casos eyaculación.

Y la tercera fase, que ya es irreversible, se caracteriza por el color azulado de la piel, depresión extrema de las funciones cerebrales, perdida de la conciencia y la muerte.

Las razones por la que en la actualidad se extiende esta practica, muy especialmente entre los jóvenes, es la difusión que tiene en las redes sociales donde es un tema que se trata en foros juveniles donde los que se comunican no tienen idea a los peligros a que se exponen.

Si usted, que nos lee, ni siquiera sabía que esto existía y tiene hijos e hijas, debería sentarse con ellos y advertirles que el que le proponga algo como esto, esta jugando, no solo con su salud mental y emocional, sino con su vida misma.

Y si es el caso de que la propuesta viene de un conocido que lo invita a experimentar esta desviación sexual, que le sirva esto de información para saber que podría morir realizando esta practica y al final todo el placer sexual esta en la función bioquímica que se desencadena en el cerebro y no tiene nada que ver con la falta de oxigeno en ese órgano vital para nuestra existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *